INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

         

 

 

BOB BURMAN EL SALVAJE

 

 

 

181006

 

amigos,

 

   nos encontramos dentro del 90º aniversario del fallecimiento de este gran piloto mal recordado. Podríamos esperar al centenario, pero me temo que alguno de nosotros no estará aquí entonces.

 

hastaluego

 

 

 

Wild  Bob BURMAN   (1884 – 1916)      USA      10797 actualizado 131120

 

 

 

 

Sean Connery (1930-2020), in memoriam

 

 

 

 

 

 

 

Sean Connery (“Forrester”) y Rob Brown (“Jamal”),

en “Finding Forrester”, 2000, Gus VanSant,

© Columbia Pictures, Finding Forrester Productions,

Fountainbridge Films, Sean Connery & Rhonda Tollefson

 

 

 

"It is very good of you, though I am sure it was hardly worth while."

She started suddenly and changed color.

"This stain," she said, "is it—surely it is not—"

 

"Madam," I said, "pardon me, but that is the blood

of the truest and bravest heart that ever beat."

 

She hastily flung the letter on the blazing coals.

"Uh! I cannot bear the sight of blood!" she said.

"How did he die?"

 

I had involuntarily risen to rescue that scrap of paper,

sacred even to me, and now stood partly behind her.

As she asked the question she turned her face about and slightly upward.

The light of the burning letter was reflected in her eyes

and touched her cheek with a tinge of crimson like the stain upon its page.

I had never seen anything so beautiful as this detestable creature.

 

"He was bitten by a snake," I replied. 

 

 

   "Es muy bueno de su parte, aunque estoy segura de que apenas valía la pena".

De repente comenzó a cambiar de color.

"Esta mancha", dijo, "eso es…, seguramente no es ..."

 

   "Señora", dije, "perdóneme, pero esa es la sangre

del corazón más auténtico y valiente que jamás haya latido".

 

   Apresuradamente, ella arrojó la carta sobre las brasas ardiendo.

"¡Ah! ¡No puedo soportar la visión de la sangre!", dijo.

"¿Como murió?"

 

   Me había levantado involuntariamente para rescatar ese trozo de papel,

sagrado incluso para mí, y ahora estaba en parte detrás de ella.

Cuando hizo la pregunta, volvió la cara ligeramente hacia arriba.

La luz de la carta ardiente se reflejó en sus ojos

y rozó su mejilla con un tinte carmesí, como la mancha en su misiva.

Nunca había visto nada tan hermoso como esta criatura detestable.

 

   “Le mordió una víbora” –respondí.

 

Ambrose Bierce (1842-c.1914): “Killed at Resaca”

 

 

   Pionero piloto de carreras que se mató en el Gran Premio de Corona al volante de su Peugeot. Corona (a unos 70 Km al Este de Los Angeles) era una pequeña y primorosa villa residencial de 2.500 habitantes cuando, en 1912, sus fuerzas vivas tuvieron la idea de crear un autódromo asfaltado, el “Indianápolis del Oeste”, aprovechando un boulevard circular de 3 millas de longitud (4.828 m) y 100 pies de anchura (30,5 m) que recercaba el núcleo urbano de la ciudad.

 

El circuito urbano de Corona, en el anuncio de su primer Grand Prize

(archivo www.rumbledrome.com)

 

   En los carteles anunciadores se reivindicaba aquel circuito urbano como el  Fastest Speedway in the World  (el más rápido autódromo del mundo)  –lo cual, evidentemente y existiendo óvalos peraltados como Brooklands o Indianápolis, no era cierto–. Quince coches disputaron el primer Grand Prize Auto Classic de Corona el 9 de Septiembre de 1913, que venció Earl Cooper con su Stutz-Wisconsin nº 8, a 119 Km/h de velocidad media.

 

 

 

La parrilla de salida y los racers tras el pace car.

El gran Earl Cooper sería el triunfador en aquella jornada del 9 de Septiembre de 1913, imponiéndose en ambas Corona Road Races, la carrera de 250 millas y la de 300 millas. Como ya había ganado anteriormente otras dos en Tacoma, sería considerado campeón nacional AAA 1913

(archivo www.rumbledrome.com)

 

   La prueba fue ganando notoriedad hasta el punto de que en la edición de 1916, celebrada el sábado 8 de Abril a la distancia de 300 millas, se contaban 80.000 espectadores, para los que Bob Burman era uno de los favoritos. Pero, a 5 vueltas del final y cuando ocupaba la 2ª plaza, se reventó el neumático más solicitado (el delantero derecho) de su Peugeot, que marchaba a unos 170 Km/h, la rueda se desprendió y el auto volcó, matando en el acto a su copiloto (Erick Schroeder) y a un comisario, y falleciendo Burman cuando era trasladado al hospital.

 

 

 

Corona 1916. Burman iba 2º cuando reventó el neumático delantero derecho de su Burman-Peugeot nº 7, perdiendo la rueda.

La Bestia se desangra después de matar a Erick Schroeder, a un gendarme y a  Wild  Bob BURMAN

(archivos "L'Automobile" y www.forum-auto.com)

 

   La carrera prosiguió, siendo su vencedor Eddie O’Donnell, pero el accidente impresionó tanto que la opinión pública exigió la reconversión del speedway en el primitivo boulevard, y no volvieron a celebrarse carreras en Corona durante décadas.

 

   Robert Burman fue una gran figura en su tiempo, aunque ahora se le recuerde poco. Para Ted Chase (en 1937),  Wild  Bob había sido  “uno de los más sobresalientes conductores de toda la historia americana.”  El mismo año de su muerte, se estrenaba la película de Richard Stanton "The Speed King/The Great Corona Race", en la que Burman participaba como sí mismo, al igual que los otros corredores Barney Oldfield, Earl Cooper y Hughie Hughes.

 

   Nacido en Imlay City (Michigan) el 23 de Abril de 1884, empezó como piloto de pruebas de Buick y su debut en competición tendría lugar el 10 de Agosto de 1907 (en las 24 Horas de Brighton Beach, en las que quedó 3º, secundando a Harry Cobe).

 

 

En Daytona 1908 (¿ó 1909?), BURMAN se enfrenta con un Buick aligerado contra el biplano de Carl Bates.  Wild  BURMAN ganó fácilmente

(foto publicada en "Cars & Parts", facilitada por Larry Blyly a www.earlyaviators.com, vía Karino,

y archivo Motorsports Images & Archives Photo en la obra de Bill Lazarus)

 

   Burman fue uno de los pilotos del Marquette-Buick, una versión especial, con radiador de superficie y carrocería aerodinámica de un vivo escarlata y singular belleza, se puede admirar en el museo del Golden Gate Park de San Francisco. Los Buick eran muy competitivos. En el lustro comprendido enttre 1908 y 1912 ganaron más de 500 pruebas.

 

 

El precioso Marquette-Buick de 1910, también conocido como  Bug,  se ve extraordinariamente moderno en comparación con los racers de esa fecha (4 cilindros, 5.750 cm3, 130 HP a 2.400 R/mn)

(dibujo de Maurizio Riccioni para la obra de Piero Casucci

y archivo Ignacio Lewin)

 

   Con un Buick, Burman participó con éxito en las 250 Millas de Lowell el 7 de Septiembre de 1908. El 25 de Noviembre es 2º con su Marquette-Buick, tras el Lancia de William Hilliard, en la prueba de 200 millas para Autos Ligeros de Savannah (International Light Car Race of the Automobile Club of America). Otros triunfos más sonados llegarían en Louisiana el 21 de Febrero de 1909: las 100 Millas de New Orleans (ante los consagrados George Robertson y Louis Strang), así como en las 100 Millas de Columbus el 2 del Julio, las 100 Millas de Montreal del 10 de Julio, las 100 Millas de Kansas City el 31 de Julio sobre el Elm Ridge o las 200 Millas de Santa Monica (California) del mismo año.

 

Wild BURMAN, en las 250 Millas de Lowell 1908 con su Buick

(pintura de Héctor Luis Bergandi expuesta en motorsportcollector.com)

 

   Las victorias y plazas de honor se acumulan en su palmarés apresuradamente: en Indianápolis, el 19 de Agosto se lleva el Trofeo Prest-O-Lite 1909 (250 millas a 86,53 Km/h), el día siguiente queda 2º en la G & J Classic y un mes más tarde, el 6 de Septiembre, gana el Trofeo Vesper Club (prueba de 212 millas en Lowell), mientras que dos días después vence en las 120 Millas de Lowell y en Octubre es 3º en el Trofeo McDonald y Campbell (200 millas a través del bellísimo Fairmount Park de Pennsylvania) y 4º en las 24 Horas de Brighton Beach (New York). En fórmula Libre gana las 100 Millas de Kansas City (3 de Octubre) y las 100 Millas de Dallas (30 de Octubre). En el campeonato nacional AAA de ese 1909 fue 3º en puntos.

 

   En Mayo del año siguiente, tras acabar 8º en las 24 Horas de Brighton Beach se llevaría el Motor Speed Helmet, y el 2 de Julio, de nuevo sobre el Indianapolis Motor Speedway, la Remy Brassard Trophy Race, 100 millas a 119,8 Km/h con el Marquette-Buick, mientras que en las 200 Millas de la Copa Cobe sería 2º, casi pegado a la cola del Marmon de Joe Dawson. En la prueba a 200 Millas de inaugración del circuito de Atlanta (Georgia) fue otra vez 2º, y en el último evento de la temporada, el American Grand Prize 1910 (415 millas ~ 700 Km en Savannah) acabó 3º, siempre con el ágil Marquette-Buick, menos potente que sus rivales (los Benz de Bruce-Brown, que fue 1º, y de Hémery, 2º, además de otros FIAT e Isotta-Fraschini) y con el que, a pesar de ello, habría ganado de no haber tenido que cambiar 15 neumáticos (su sufrido  riding mechanic  era Howard Hall).

 

   El  salvaje  Bob Burman, muy popular entonces por su estilo combativo y por sus éxitos, fue también un destacado plusmarquista de segunda generación en la lucha por el record de velocidad absoluta sobre tierra (LSR). El 23 de Abril de 1911 (el día en que cumplía 27 años) y sobre las arenas de Daytona Beach, al volante de un Blitzen Benz de 200 HP teóricos cubrió la distancia de una milla con salida lanzada en 25,4 s (~ 227,5 Km/h), superando la marca vigente en poder de Barney Oldfield (211,25 Km/h), conseguida con el mismo Blitzenel 23 de Marzo de 1910. Pero el record de Burman –como el de Oldfield– sólo fue homologado oficialmente en Estados Unidos y no en Europa, por ser cronometrado en 1 milla en lugar de en 1 kilómetro. (También hay noticia de que Eddie Rickenbacker, el as del volante que en breve sería as de la caza estadounidense en el frente europeo, consiguió, en Daytona 1916, 215,74 Km/h, de nuevo con un Blitzen Benz.)

 

 

 

 

 

 

El Benz 200 PS, denominado Blitzen (relámpago), lo creó en 1909 la Benz de Mannheim para oponerlo al FIAT SB-4 Mefistofele o al Darracq V8 200 HP y atacar el record mundial de velocidad sobre tierra (LSR).

Su motor era un cuatro cilindros en dos bloques, de 21.496 cm3, válvulas en cabeza, 200 HP nominales a 1.300 R/mn y transmisión final por cadenas. Se construyeron varios ejemplares, que estuvieron dando guerra durante un decenio. Pero ya el 6 de Noviembre de 1909 Victor Hémery lograba el LSR en Brooklands con un Blitzen: el kilómetro lanzado a 202,65 Km/h.

En la segunda foto vemos un Blitzen en Brooklands, con el escape alto que parece un lanzallamas. Pero del puñado de Blitzen fabricados, los más bonitos eran los más perfilados, con proa en pico de áquila, ruedas de discos plenos y escapes cortos

(archivos MPIB-Daimler Benz-Blas Solo en “Motor Clásico”, Enciclopedia Brazandale, dibujo de John W. Wood para la obra de T. R. Nicholson y de "Auto Rama" y fotos Otero de la maqueta de Brumm a 1:43)

 

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

 

 

El gran Barney Oldfield batió el record de Victor Hémery con otro Blitzen Benz. Fue en Daytona Beach el 23 de Marzo de 1910: la milla lanzada en 27,42 s, a 211,25 Km/h. Parece que el Benz, propiedad de E. H.  Ernie  Moross al costo de 15.000 $, estaba algo retocado de motor: 220 HP a 1.650 R/mn.

En Europa, la AIACR no admitió el record por haber sido realizado sobre una milla en lugar de un kilómetro o por otros motivos más oscuros, pero a Oldfield eso no le importó  “Con o sin reconocimiento oficial, sea como sea me quedo con el azúcar.”  (“With or without official sanction, wherever I got the sugar.”)

 (dibujo en The Encyclopedia of the Car, pintura de Peter Helck para “Automobile Quarterly” y archivo http://mini43.free.fr/)

 

 

 

 

BURMAN atacó el LSR en Daytona el 23 de Abril de 1911. Y con éxito.

El Blitzen era el mismo que había utilizado Oldfield el año anterior, casi con la misma decoración y los escapes cuatro a uno exteriores; quizá había aumentado su potencia hasta 250 HP. El caso es que BURMAN obtuvo un tiempo de 25,40 s en la milla, con lo que superaba holgadamente el record de Oldfield y lo subía hasta 227,5 Km/h, por lo que era cubierto con una corona imperial, a juego con la decoración del Blitzen (Mannheim pertenecía al imperio alemán), y la AAA le otorgaba el correspondiente diploma de homologación de la plusmarca.

En Europa tampoco la reconocieron, pero en varias de las numerosas estadísticas que registran los LSR se hace justicia retrospectiva, y en ellas figuran tanto Oldfield como BURMAN –y también DePalma y Milton, aunque no Sig Haugdahl–.

La AIACR, sin embargo, había dado por buenas las marcas de los recordmen Hornsted (199,71 Km/h en1914 con otro Blitzen Benz, siendo el primero en obtener el LSR con la media de dos pasadas en sentidos opuestos) y Guinness (215,24 Km/h en 1922 con un Sunbeam)

 (archivos MPIB-Daimler Benz/Blas Solo en “Motor Clásico” y alfaronny en http://www.forum-auto.com/sport-auto/theme40/sujet378913.htm)

 

   La misma temporada 1911 y con el Buick, había ganado Burman una prueba de 57 millas en New Orleans (el 26 de Febrero) y otra calificatoria a 300 millas en Jacksonville (el 30 de Marzo).

 

   Burman participaría en todas las ediciones celebradas de la 500-Mile Race del Indianapolis Motor Speedway, cada vez con un auto diferente. En 1911 no las terminó con otro Benz de 8,5 litros; sin embargo, en Julio se llevó de nuevo la Remy Brassard Trophy Race de Brighton Beach, y el 2 de Septiembre, el W & B Trophy, de nuevo en Brighton Beach –una prueba a 50 millas en la que Burman utilizó un Opel–. La buena racha se interrumpió con los abandonos en la Vanderbilt Cup y en el American Grand Prize 1911.

 

   En las 500 Millas Indy 1912, a las que se presentó con un Cutting de casi 10,0 litros, se accidentó, dando tres vueltas de campana; pero, igual que la temporada anterior, se aliviaría el disgusto llevándose por 3ª vez la Copa Remy Brassard y venciendo en la Copa Motorine. Aquella temporada también se anotaría las 25 Millas de Narberth (el 25 de Junio, con el Cutting) y las 25 Millas de Laurel (29 de Junio, Cutting), más dos pruebas en Brighton Beach en Septiembre con un Ohio: el día 2, un sprint a 25 millas, y el 7, otro a 40 miillas. Aunque a fin de año (el 26 de Diciembre), le abrumará un nuevo disgusto: intentando batir la plusmarca de velocidad absoluta en Daytona, el Benz se le incendia y tiene que apagarlo arrojándolo al mar.

 

BURMAN se apresta a batir un record sobre la arena húmeda de la Pacific Beach y ante 10.000 espectadores el 26 de Diciembre de 1912.

Fue en esta ocasión cuando, tras alcanzar unos insuficientes 207,6 Km/h, en otra manga tuvo que apagar el auto metiéndolo en el agua; pero si este nº 31 es un Blitzen Benz, como indica la fuente de la fotografía, parece transformado para carrera (carrocería, ruedas, depósito de combustible, protección del radiador, falta de carenado de escotaduras, de ruedas y de popa) en lugar de la configuración para records, más aligerada y perfilada

(“Wild” Bob Burman’s Benz Blitzen -page 13 photo credit: San Diego Historical Society- en www.automatters.net, vía Karino)

 

   Para las 500 Millas de Indianápolis 1913 dispondrá Bob de un Kroxton/Keeton-Wisconsin de 7,4 litros que rompió un pistón faltando poco para la meta (clasificado 11º), aunque sería 2º en el Potlatch Trophy de Tacoma (Washington). Descontento con el Keeton pero no con su motor, para la Indy 500 del año siguiente coloca el Wisconsin en un chasis rediseñado por él mismo; pero el Burman-Wisconsin nº 17 no pasa de la vuelta 47ª en la carrera, con una biela rasgando 30 centímetros de cárter.

 

BURMAN y su mecánico, en la Indy 500 1914 con el Burman-Wisconsin nº 17

(archivo alfaronny en http://www.forum-auto.com/sport-auto/theme40/sujet378913.htm)

 

   Poco después, en Julio de 1914 Bob se hace con uno de los Peugeot de la temporada anterior (EX-3, 4 cilindros, 100 mm x 180 mm = 5.652 cm3, 4 válvulas por cilindro con mando semi-desmodrómico por biárbol, cárter seco, unos 110/115 HP, unos 1.000 Kg, unos 170 Km/h). Con él gana el 8 y 9 de Agosto dos pruebas de 50 millas en Saint Louis; el 26 de Septiembre, una carrera a 100 millas en la pista de ceniza de Kalamazoo (Michigan), después del abandono del Mercedes de DePalma, y las 50 Millas del Ascot Park de Los Angeles el 27 de Diciembre, batiendo de nuevo al mítico Barney Oldfield y llevándose 5.000 $ de premio. También ha estado a punto de ganar en Galesburg (Illinois), pero se quedó sin combustible en la última vuelta y se clasificó 2º, tras el Duesenberg de Mulford/LeCocq.

 

   1915 comienza bien para Wild Bob y su Peugeot, con victoria el 3 de Enero en las 50 Millas de Oildale, sobre el Ken County Fairgrounds de Bakersfield (California) y a 117,5 Km/h. Y otra victoria llegaría en la carrera a 50 millas de Ascot Park el 4 de Abril. Aunque también tuvo días malos: en la Copa Vanderbilt 1915 se accidenta al meter una rueda en un bache agrandado por el paso de los otros autos. Su Case volcó contra las balas de paja y fue una pena, porque  Wild  Burman iba en cabeza, y así no tuvo más remedio que ceder la victoria a Dario Resta. Pero el 29 de Abril se presenta en las 200 Millas del SouthWest Trophy en Oklahoma City y obtiene una de sus más meritorias victorias: una piedra le rompió las gafas y, durante la segunda mitad de la prueba, tuvo que pilotar con un cristal incrustado en la córnea, ¡pero no bajó el ritmo hasta el banderazo!  Por entonces, su Peugeot, retocado por el experto mecánico Harry Armenius Miller y por él mismo, se presentaba como Burman/Miller-Peugeot.

 

   Un mes después acaba 6º sobre el brickyard de Indianápolis con el Peugeot, su mejor resultado en la 500-Mile Race. En Junio es 3º en Maywood (Chicago), pero habría batido a Dario Resta y a Barney Oldfield si no hubiera perdido 16 segundos en un cambio de rueda inoportuno. Para desquitarse, se llevará este año, siempre con el Burman-Peugeot, las 100 Millas de Burlington (Iowa, el 9 de Julio), las 25 Millas de Providence (una manga calificatoria, el 18 de Septiembre) y otra carrera corta sobre el Springfield Mile del Illinois State Fairgrounds.

 

Wild Bob BURMAN contempla con cariño el Peugeot DOHC de su Burman-Peugeot, que le daría muchas satisfacciones y un par de disgustos

(archivo www.billzilla.org, vía Karino)

 

   Más adelante, habiendo roto el motor del Peugeot se lo lleva de nuevo a Harry Miller, el cual, junto a su ayudante Fred Offenhauser, lo reconstruye, y Burman puede utilizarlo para ganar las 50 Millas de San Diego del 25 de Marzo de 1916. Será su última victoria porque, para su desgracia, pensaba participar en la carrera de Corona el siguiente 8 de Abril.

 

   En cuanto a Miller y Offenhauser, serían los autores de los magníficos cuatro cilindros (inspirados en el Peugeot de Ernest Henry y los tres charlatanes) que dominaron las 500 Millas de Indianápolis durante décadas y llegaron a ofrecer un millar de caballos de potencia. Pero esto es otra historia. Y también es otra historia la de la hija de Bob Burman, destacada piloto de lanchas rápidas

 

 

 

 

Wild  BobBURMAN (1884–1916)

(archivos alfaronny en http://www.forum-auto.com/sport-auto/theme40/sujet378913.htm,

MPIB-Daimler Benz-Blas Solo en “Motor Clásico” y http://www.historicracing.com/drivers.cfm?driverID=1726&AlphaIndex=B)

 

 

Arturo Andrés, pg. 4

L´Automobile: Marzo de 1974 (Charles G. Proche – foto), pg. 45

Ases de la Aviación: pg. 465

Rupert Prior (Ted Chase): pg. 95

Arritokieta (171098 - Edmond Cohin)

Piepers Koen

Rainer Nyberg

Félix Muelas

http://www.teamdan.com/people/b.html

http://www.historicracing.com/drivers.cfm?driverID=1726&AlphaIndex=B

http://www.billzilla.org/engineintro.htm

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)