INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

     

 

 

MARCEL RENAULT – SE VA MAÑANA

 

 

 

220212

 

amigos,

 

   Marcel Renault pudo haber sido uno de los ases de los primeros tiempos, como Charron o Théry o Nazzaro o Bruce-Brown, pero se fue demasiado pronto.

 

hastaluego

 

 

 

Marcel  RENAULT   (1872 – 1903)      Francia      80797 actualizado 280919

 

 

 “Después de la lluvia: Denia 2010” (foto Lali)

 

 

Sancho Garcés III el Mayor de Navarra

Rex Hispaniorum, Rex Ibericus, Imperator Totius Hispaniae

(archivo http://vascongados.blogspot.com/2017/03/sancho-iii-garces-el-mayor.html)

 

 

"Amor de forastero

no vale nada;

ensilla su caballo,

se va mañana."

 

popular,

recogido por Ciro Bayo (1860-1939)

 

 

   Pionero del automovilismo como constructor y como piloto de competición (con su hermano menor Louis en ambas facetas), para promocionar sus propios voitures légères” y voiturettes. Eran vehículos ligeros (la categoría inferior a la de “grosse voiture”) y también nuevos, puesto que la Renault Frères se había fundado formalmente en 1898, y sus primeros modelos llevaban motores monocilíndricos DeDion. Marcel había vencido en su categoría en la Paris/Trouville 1898 (exaequo con Louis) y logrado otros puestos de honor (como una 2ª plaza en la Paris/Rambouillet), que alternaba con los éxitos de Louis (1º en voiturette en la Paris/Ostende 1899 y en la Paris/Toulouse/Paris 1900). En la Paris/Bordeaux 1901, Louis fue 1º en voiturette, y 2º Marcel. Y en la París/Berlín 1901, de nuevo gana Louis en clase voiturette, seguido de Grus con otro Renault.

 

Louis Renault ganó la París/Berlín 1901 (VI Grand Prix del ACF) en categoría voiturette con este racer nº 104.

Era un duro raid de 1.106 Km, que Renault cubrió a un promedio de 59,38 Km/h. El ganador en grosse voiture fue Henri Fournier con su Mors 60 HP nº 4, a 71,11 Km/h. Pero Louis no sólo fue el 1º en su clase voiturette, sino que también había superado a Étienne Giraud, el ganador de la clase voiture légère con un Panhard & Levassor nº 1, que terminó a 57,29 Km/h.

Esta hazaña la igualaría o superaría Louis en la París/Madrid de 1903, como veremos. En la foto, un comisario guía el Renault nº 104 hacia el parque de verificación

(archivos “El Automóvil a Través del Tiempo” y https://fr.wikipedia.org/wiki/Paris-Berlin)

 

   Louis Renault (1877-1944) fue quien tomó la iniciativa de ampliar la fabrica familiar de tejidos y botones con un taller de fabricación de automóviles, en posterior colaboración con dos de sus hermanos mayores, a los que arrastrará en su entusiasmo: Fernand (1865-1909) y Marcel, que había nacido en París en 1872. Desde 1891 (a sus 14 años) instala Louis en el jardín de la residencia familiar de Boulogne-Billancourt (Seine) un pabellón en el que modifica un motor Daimler Panhard, convierte en cuadriciclo un triciclo DeDion-Bouton y diseña otros inventos de automoción, como los relativos a la transmisión.

 

 

 

Barracón levantado en el jardín de la mansión familiar, donde Louis trabajó intensamente.

A partir de un triciclo DeDion-Bouton que le regaló su padre, se planteó diseñar y fabricar elementos que lo mejoraban, como esta caja de cambios de tres marchas que se ve en el plano

(archivos “El Automóvil a Través del Tiempo”

y https://www.estudio7valencia.com/el--renault-type-a--fue-el-primer-vehiculo-construido-por-luis-renault.html)

 

 

 

 

El resultado será este Renault de 1898, el Type A, que aún estaba animado por un motor monocilíndrico DeDion-Bouton de cuatro tiempos, 273 cm3 y 1,75 HP, con cambio de 3 marchas, la 3ª con toma directa.  Medía 190 cm de largo, 115 cm de ancho y 140 cm de alto, pesaba 280 Kg y era capaz de alcanzar 40 Km/h.

Fue el primer Renault comercializado, aunque previamente Louis había construído otro prototipo algo más pequeño.

Y el año siguiente sacaría también a la venta este primer “conducción interior”, llamado “el coupé del doctor”

(archivos “Auto Mundo”, “Auto Rama” y Edita)

 

 

Boulogne-Billancourt 1899: Marcel RENAULT es el pasajero en el cuadriciclo DeDion-Bouton de la izquierda.

En el centro, Louis, al mando del primer prototipo Renault de 1898.

Y a la derecha, Paul Hugé con el Renault comercializado a partir de 1899.

La primera fábrica Renault Frères

(archivos “Auto Mundo”, europasur.es, “El Automóvil a Través del Tiempo”

y https://www.estudio7valencia.com/el--renault-type-a--fue-el-primer-vehiculo-construido-por-luis-renault.html)

 

   Fernand Renault fue sólo ocasionalmente copiloto de Louis, pero apoyó a su hermano principalmente en la comercialización de los primeros Renault, pues tenía la experiencia que le proporcionaba la regencia del negocio de la familia. Desde la oficina de la Plaza de las Victorias de París, en 1899 logró vender 60 automóviles, cifra que subió a 180 en 1900.

 

 

 

 

Anuncio de Renault Frères que ofrece el voiturette Type A de 1899.

Luego vemos un tonneau de 4 plazas de 1902; llevaba un monocilíndrico de 8 HP que le permitía alcanzar 50 Km/h.

Y el mismo modelo en versión biplaza, ejemplar perteneciente a la colección de Carlos del Val

 (archivos https://www.estudio7valencia.com/el--renault-type-a--fue-el-primer-vehiculo-construido-por-luis-renault.html

y “El Automóvil a Través del Tiempo”)

 

   Marcel Renault era un piloto muy arrojado, pero Louis era tan competente como él. No obstante, el mayor éxito para la marca lo obtendría Marcel con el voiture légère modelo K y a 62,6 Km/h de media en la París/Viena 1902 (que sería considerada como el VII Grand Prix del Automóvil Club de Francia), pues se trataba de una victoria scratch, en la que superó a los Panhard & Levassor, Mercédès, Napier y Mors de la categoría superior. Se calcula que tres millones de espectadores aplaudieron y animaron, a lo largo del trayecto, al Renault nº 147 de Renault/Vauthier.

 

   La París/Viena comprendía un recorrido de 1.120 Km, sin contar el tramo neutralizado en Suiza Belfort/Bregenz y sin jornada de descanso, comprendiendo el ascenso y descenso del ArlBerg, de 1.800 m de altitud. Hubo 144 competidores.

 

 

 

 

 

Secuencia de diversos momentos de Marcel RENAULT y René Vauthier en la París/Viena 1902, carrera en la que con su Renault Type K de 3,8 l y 35 HP nº 147 batió al Panhard & Levassor 13,7 l 60 HP de Henri Farman, al Darracq de Jacques Edmond, al Mercédès de Eliot Zborowski y a todos los demás. El pésimo estado de las carreteras de montaña beneficiaba a los autos más livianos.

En las últimas fotos vemos a RENAULT/Vauthier recibiendo en la llegada la corona de laurel y la felicitación del príncipe de Arenberg.

Y por último, el piloto desprendiéndose del capuz de cuero y de los anteojos, sin grandes muestras de cansancio después de 1.120 Km efectivos de velocidad, cubiertos a un promedio de 62,59 Km/h y unos 13 minutos por delante del 2º.

(archivos Olivier Breton, “Auto Mundo”, Guzzardi & Rizzo, “Auto Rama”, George Monkhouse)

 

 

 

Con problemas, en cambio, Louis entró 28º scratch y 13º de clase con este Renault nº 18 voiture légère Type K de radiadores laterales, 3,8 l, 35 HP y 600 Kg. En la primera etapa fichó 8º, mientras que Marcel era 10º. Pero en la segunda etapa sufrió Louis un accidente y perdió mucho tiempo reparando, mientras que Marcel iniciaba una remontada chispeante.

Los siete vehículos Renault presentes en la París/Viena sufrieron suerte diversa, pero todo se arreglaba con la apoteósica victoria de Marcel RENAULT y René Vauthier

(archivos Guzzardi & Rizzo, http://www.wikiwand.com/fr/Course_automobile_Paris-Madrid y Olivier Breton)

 

   Buscando repetir la hazaña, en 1903 los hermanos Renault participaban con varios automóviles en el VIII Grand Prix del ACF, el raid de ciudad a ciudad París/Madrid. En la categoría voiture légère presentaban 6 ejemplares del nuevo modelo Type O (4 cilindros, 6.280 cm3, unos 60 HP a ~ 2.500 R/mn y velocidad máxima superior a 130 Km/h), y 4 en voiturette (el modelo P, de 1.885 cm3). La salida estaba prevista a las 3:30 horas de la madrugada del domingo 24 Mayo y la primera etapa terminaba en la ciudad de Bordeaux, a donde se calculaba que el último participante llegaría aún con luz diurna, por lo que los autos no disponían de fanales.

 

   La prueba despertaba tanta expectación que los cafés del Bois de Boulogne permanecían abiertos y una multitud se apostaba en los flancos de la ruta hasta Burdeos (otros tres millones de personas, según las crónicas de la época). Se habían inscrito más de 200 coches (aparte de las motocicletas, triciclos y cuadriciclos), de los que 176 tomaron la salida de minuto en minuto desde el Bassin des Suisses, frente al castillo de Versailles. Únicamente 99 conseguirían clasificarse en aquella primera etapa.

 

 

 

Marcel RENAULT y René Vauthier, con su Renault voiture légère nº 63

en vísperas de la carrera, cuya expectación pública fue extraordinaria

(archivos Boddy & Ward, “Autopista”, Soler, “Auto Rama” y http://www.wikiwand.com/fr/Course_automobile_Paris-Madrid)

 

   El nº 1, y el primero en partir, con un DeDietrich 45 HP a las 3:45 h, fue Charles Jarrott (quien acabaría la prueba en la 4ª plaza). El cuarto de hora de retraso se estableció para permitir que el alba clareara un poco las tinieblas nocturnas; pero, con todo, los primeros participantes tendrían que guiarse por las copas de los árboles de los arcenes, tímidamente recortados contra el cielo en el momento álgido que precede al amanecer.

 

   Louis Renault arrancó su 60 HP nº 3 en 3ª posición, a las 3:47 horas, pero Marcel llevaba el dorsal nº 63, por lo que tomó la salida una hora más tarde. La carrera de Louis fue sensacional: secundado por su mecánico, Ferencz Szisz, adelantó a los que habían salido previamente (DeKnyff y Jarrott) y llegó a la neutralización de Chartres en menos de 1 hora, a 112 Km/h de velocidad media. En Poitiers llevaba 20 minutos de ventaja a Jarrott. Louis Renault no perdió nunca la cabeza de la prueba contra-reloj, por lo que no pudo enterarse de lo que pasaba tras él.

 

   Entretanto, la carrera de Marcel no era menos espectacular, remontando posiciones, adelantando a Camille DuGast, a Camille Jenatzy, a Wilhelm Werner y a Maurice Farman, hasta alcanzar al Decauville 80 HP nº 4 de Léon Théry cuando atravesaban la región de La Vienne, cerca de Couhé-Vérac.

 

 

 

Marcel RENAULT/René Vauthier, durante una neutralización

y a todo gas en la foto más famosa y reproducida del piloto y la carrera.

Había multitud de fotógrafos aficionados y profesionales apostados al paso de los coches. Esta fotografía debe ser obra de un profesional, dada su calidad; un profesional que tiró varias placas más de otros pilotos desde el mismo emplazamiento, pero cuyo nombre no nos ha llegado

(archivos Edita, Olivier Breton, “Motor Clásico”, Boddy & Ward, Guzzardi & Rizzo et cetera)

 

   A su máxima velocidad, 135 Km/h o más (Louis había sido cronometrado a 138 Km/h entre Chartres y Vandôme y, en ese momento, el promedio de Marcel era de 99,4 Km/h), el Renault se mete en la estela de polvo que produce el Decauville y ni Marcel ni René, pueden advertir que un comisario de carrera avisa, agitando su banderola amarilla, de la proximidad de una curva peligrosa. Léon Théry ha reducido la marcha y Renault le adelanta por la izquierda (sin entender los gritos de advertencia de su rival) para encontrarse abocado a un viraje a derechas que no puede tomar. El auto derrapa, se sale de la carretera, topa contra un árbol y acaba medio volcado en la zanja de la cuneta.

 

 

 

El Renault nº 63 que mató a Marcel RENAULT y a René Vauthier

(archivos Bruce Jones, Boddy & Ward, Oliver Breton, "Auto Rama")

 

   Ambos ocupantes han resultado heridos de gravedad: Vauthier tiene una pierna rota y Marcel se ha lesionado la columna vertebral. Léon Théry se detiene para socorrerles y poco después lo hará Maurice Farman. Inconscientes, son trasladados a una granja de Poitou.

 

   En la crónica de "La Vanguardia" del 26 de Mayo, el corresponsal informa, reseñando la relación de incidentes, accidentes y lesionados:  “Los heridos son: Marcelo Renault, quien, según telegrama recibido aquí hace poco, vive todavía, disponiéndose sus amigos para llevarlo a París; (...)”  No llegaría a ser transportado con vida, pues moriría ese mismo martes 26 de Mayo en el Hospital de Cohué-Verac, sin haber recobrado la consciencia; parece que también René Vauthier murió al cabo de un tiempo. Marcel, nacido el 14 de Mayo de 1872, acababa de cumplir 31 años.

 

    Louis (que ha llegado el 1º a Bordeaux, encabezando la clasificación de vehículos ligeros y marchando 2º en la general) es informado por su otro hermano, Fernand, nada más cruzar la meta de la etapa, poco después del mediodía (a las 12 h 14 mn 45 s, exactamente). Louis Renault, el cerebro y promotor de la marca, abandonó la prueba, dispuso la retirada de los demás Renault y quiso volver cuanto antes al lugar del accidente. Nunca más volvería a empuñar un volante en competición. Incluso estuvo a punto de cerrar la fábrica, pero Fernand le animó a seguir, apoyándole económicamente (vendió la empresa familiar de fabricación de botones e invirtió el capital en la futura Régie), así como ocupando el lugar del desaparecido Marcel.

 

 

 

 

 

 

 

Louis Renault ha hecho una carrera fantástica: 2º scratch (tras Gabriel) y 1º de clase.

Pero el llegar a la meta de Burdeos es informado de la tragedia. Generalmente se afirma que el hombre del sombrero blanco es Fernand Renault en el momento en que explica a Louis el accidente de Marcel.

También Jacques Salleron, 3er clasificado con su grosse voiture Mors nº 96, queda consternado cuando se entera del desastre (sexta foto).

Estupefacción que se extendió enseguida a todo el mundo

(archivos Oliver Breton, “Classic & Sports Car”, “Motor Clásico”, Soler, “Auto Mundo”, http://www.wikiwand.com/fr/Course_automobile_Paris-Madrid

y “The New York Herald” en despuesnohaynada.blogspot.com.es/2015/02/la-carrera-de-la-muerte.html)

 

   Además de Marcel Renault y su mecánico, la carrera se cobrará otras víctimas: una mujer atropellada al cruzar la calzada en Ablis, el piloto Claude Loraine Barrow y su mecánico Pierre Rodez, Nixon (mecánico de Porter) y Normand (mecánico de Tourand). Arrollados, han muerto el soldado Dupuy (cuando intentaba salvar a una niña) y el ciclista Caillon, además de otros dos espectadores. Entre los heridos, una decena de paisanos y otro soldado, los pilotos Tourand y Leslie Porter (que otros cuentan entre los muertos), el motociclista Lesna (famoso ciclista), que se ha fracturado una rótula en el paso a nivel de Port-à-Piles; el belga M. Hawart y su mecánico, que resultaron con quemaduras; el barón DeCaters y sus pasajeros, volcados en una curva; Wilhelm Werner, cuyo Mercédès 90 PS se ha estrellado al perder una rueda por rotura del eje trasero...

 

Uno de los múltiples siniestros de la carrera, quizá el de DeCaters

(archivo César Estornés en memoriasclubdeportivodebilbao.blogspot.com)

 

   También se hirieron Georges Richard, su mecánico Jeannot y el conductor de una carreta contra la que se estrellaron; Delaney, Gras, Henri Farman, Béconnais, Jeandré, Darzens, Rolls y Mark Mayhew, así como el piloto E. T.  Phil  Stead y su mecánico (este último, muerto, según Soler). Un hermoso gesto fue el de Camille DuGast, una de las primeras conductoras de competición, quien, yendo 10ª en la provisional de Angoulême, detuvo su DeDietrich para prestar auxilio a Stead y a su mecánico, salvándoles la vida pero perdiendo toda opción a la buena clasificación que tenía a su alcance.

 

   [Piloto y mecánico han quedado heridos de gravedad, atrapados bajo el DeDietrich 45 HP de dorsal nº 18 y recibiendo la asistencia de la intrépida Camille DuGast, sobrenombrada  “la walkiria de la mecánica”,  que acaba de llegar con el DeDietrich nº 29 (5,8 l, 35 HP). La única participante femenina de la carrera no ha dudado en detenerse y permanecer durante más de dos horas cuidando a los heridos. El noble gesto de generosidad, uno de los primeros de la especie con que nos ha gratificado este cruel deporte, perjudica notablemente a la pionera (que ya se había distinguido en deportes naúticos y en aerostación, así como terminando la París/Berlín 1901 al volante de un Panhard 20 HP a 43 Km/h de media), dado que perderá casi tres horas y se clasificará en el puesto 77º cuando, en la provisional de Angoulême, su DeDietrich (construido bajo licencia por Turcat-Méry) se encontraba en la 10ª plaza, habiendo llegado a ir 5ª (tras L. Renault, Jarrott, Barras y Théry), asombrosa prestación conseguida con un motor que cede decenas de caballos a los de sus rivales. Pero estas muestras de destreza, valor y deportividad no le servirán para participar en la eliminatoria francesa de la Copa Gordon Bennett 1904: la participación de las mujeres-piloto ha sido prohibida y no servirá para revocar el absurdo veto la intercesión de Phil Stead, el hombre a quien la heroica walkiria de la mecánica había salvado.]

 

Con el DeDietrich nº 29, Camille DuGast y su copiloto son fotografiados en el mismo lugar que Marcel RENAULT

(archivo Boddy & Ward)

 

   El citado corresponsal de "La Vanguardia" añade:  “Algunos de los corredores que llegaron los primeros a Burdeos, vinieron en tal estado de excitación nerviosa, que se teme que a consecuencia de esto sufran serias perturbaciones mentales.”  (esto resultó profético en lo que respecta a Tourand). El ministro del interior, Émile Combes, convocó un consejo extraordinario en la cámara de diputados, donde se tomó la decisión de suspender la carrera, por lo que nunca llegó a Madrid (frustrando la enorme expectación que existía a lo largo del recorrido previsto hasta las tribunas de meta preparadas en Puerta de Hierro por el recién creado RACE) y se dio por vencedor de la prueba a un sensacional Fernand Gabriel, que, con su Mors 11,6 litros de dorsal nº 168, había realizado la hazaña de adelantar por decenas a los demás concurrentes y recorrer los 552 kilómetros en 5 h 14 mn 31,2 s de tiempo efectivo, es decir, a 105,3 Km/h de media. Como hemos visto, Louis Renault resulta 2º en la clasificación general y 1º en la de vehículos ligeros, a 100,47 Km/h. A pesar de la tragedia humana, esta primera etapa había resultado un éxito deportivo, demostrando la capacidad de los nuevos automóviles para circular (y muy rápido) por las rutas existentes. Pero, ante la prohibición gubernamental, los autos tuvieron que retornar a París en tren.

 

   Como reacción a tanto siniestro, se produjo una campaña de repulsa hacia las competiciones automovilísticas, se pidió su prohibición en algunos países y su restricción en otros, pero no había pasado una semana cuando en el Automobile Club de France se comenzaba a preparar la siguiente prueba internacional, la IV Copa Gordon Bennett. Con todo, la París/Burdeos representó el final de las carreras de ciudad a ciudad por carretera abierta (aunque parcialmente custodiada) y la siguiente Gordon Bennett así como los Grandes Premios fueron reconducidos a circuitos cerrados y autódromos.

 

   [Con algunas excepciones, pues aún se organizarían raids de larga distancia que no eran sino pruebas de velocidad en carretera abierta, como el Peking/París 1907 que ganó un Itala, el New York/Paris 1908, que ganó un Thomas Flyer, o el New York/Seattle 1909 que vio un aplastante triunfo de Ford.]

 

   El recuerdo del siniestro de Marcel Renault lo perpetuaría en el lugar del accidente un monolito en tronco de pirámide, con una placa en el pedestal, una cruz en bajorrelieve en lo alto (que, periódicamente, se repintaba de dorado) y la inscripción tallada:  A LA MEMOIRE / DE / Marcel RENAULT / mort accidenté / ICI / le 24 mai 1903 / COURSE AUTOMOBILE / PARIS MADRID.  Además, una suscripción popular permitió recaudar los fondos precisos para erigirle un monumento en Billancourt, y la familia Renault correspondió al gesto entregando a todos los suscriptores una placa de agradecimiernto que mostraba el perfil de Marcel en el anverso y una imagen de su espectacular victoria en la Paris/Viena 1902 en el reverso

 

 

 

 

 

 

Monolito a la memoria de Marcel RENAULT, levantado en el lugar donde se accidentaron él y su copiloto René Vauthier,

aunque, al rectificar el trazado de la carretera, estorbaba y se trasladó a un área de descanso. La tercera foto es de Septiembre de 2003.

Monumento a Marcel RENAULT, erigido por aportaciones voluntarias. Este busto quedaría destruído en la II Guerra Mundial.

Anverso y reverso de la medalla con la que la famila Renault agradeció las aportaciones para el monumento de Marcel RENAULT

(archivos Gus, http://www.wikiwand.com/fr/Course_automobile_Paris-Madrid, https://fr.wikipedia.org/wiki/Marcel_Renault,

José-Manuel Regueiro en “Mortor Clásico” y https://es.qwerty.wiki/wiki/Marcel_Renault)

 

 

El cuerpo de Marcel RENAULT se halla en el mausoleo de la familia, Cementerio de Passy (París).

En cambio, Louis Renault descansa en el Cementerio de Herqueville (Eure, Alta Normandía)

(archivos Professor Kinema en https://www.findagrave.com/memorial/18272

y  César Estornés en memoriasclubdeportivodebilbao.blogspot.com)

 

   En la Inauguración del autódromo de Brooklands en 1907, una de las pruebas ofrecía el  Marcel Renault Memorial Plate,  una carrera a 12 millas premiada con 550 soberanos. Compitieron 15 automóviles y la primera manga la ganó H. C. Tryon con un Napier de S. F. Edge, seguido de A. Huntley Walker con su Darracq y de J. Groves con Renault. La segunda manga terminó asÍ: 1º A. Clifford Earp con Iris, 2º F. R. S. Bircham con Iris y 3º M. Fabry con Itala. Y la final fue para H. C. Tryon, seguido de A. Clifford Earp y de A. Huntley Walker, que terminó con un neumático de su Darracq reventado.

 

 

Marcel RENAULT es recordado, como en esta miniatura de Brumm a 1/43 del Renault nº 63 con el que se mató

(archivos Otero y “L’Automobile”)

 

   Pero la más recordada y revivida victoria de Marcel Renault fue, lógicamente, la de la París/Viena 1902.

 

 

 

Dibujos de la época, a cargo de Montaut, Favre y O. Gabop (¿?)

(archivos “Auto Mundo”, www.arteauto.com y Oliver Breton)

 

 

El Renault Type K voiture légère nº 147 con el que Marcel RENAULT ganó la París/Viena 1902 sigue vivo: 4 tiempos, 4 cilindros, 100 mm x 120 mm = 3.770 cm3, 35 HP a 2.000 R/mn, 3 marchas hacia delante más marcha atrás, 600 Kg, 125 Km/h.

Luego vemos una réplica en 1965

(archivos “Auto Mundo” y “Motor Clásico”)

 

 

 

 

Otras conmemoraciones, en 1994

y en el Goodwood Festival of Speed 2012 y 2013, pilotado por Éric Leroux

(archivos Oliver Breton, Robert Knight,

F1KillerQueen en https://www.youtube.com/watch?v=uVpIygHpy1I  y Alamy)

 

Marcel RENAULT (1872–1903)

(dibujo en "Auto Rama")

 

 

La Vanguardia: 26 de Mayo de 1903

Lectures pour Tous: 1 de Septiembre de 1913, pg. 1.544

George Monkhouse: pg. 11

Giovanni Canestrini: pg. 330

Robert Daley: pg. 23 y 24

Enzo Angelucci: pg. 17

L'Année Automobile: 1960-1961 (Jacques Ickx), pg. 49

Auto Rama: tomo 1, pg. 202; tomo 2, pg. 246-250 (foto), 250

Miguel DeCastro: pg. 318-319 y 764

El Automóvil, Ayer y Hoy: pg. 29

José Antonio M. Soler: “La Carrera París-Madrid… que Terminó en Burdeos”, en “Historia y Vida”: Septiembre de 1970, pg. 65

El Automóvil: 12 de Diciembre de 1970 (foto), pg. 21

T. R. Nicholson: pg. 113 y 123

J. Repollés: pg. 107 y 202

L´Automobile: Febrero de 1973 (Jean-Yves Montagu/Patrick Fridenson), pg. 30; Mayo de 1980, pg. 29

Gilles Ghéritault: pg.29

“El Automóvil a Través del Tiempo”: entrada “Louis Renault y un Barracón en Billancourt”

Enciclopedia Salvat del Automóvil: tomo 8, pg. 248; tomo 9, pg. 136, 137 y 180

Alberto Mallo: Diccionario, pg. 269

William Boddy: pg. 1, 47 y 51

Luigi Rivola: pg. 11

Erwin Tragatsch: das GS und R; tomo 3, pg. 130

Sport-Auto: Agosto de 1974, pg. 13; Diciembre de 1977, pg. 10

Philip Summer y Jenny Tyler (con foto de Radio Times Fulton Picture Library): pg. 17

Philippe Aubert: pg. 41

L’Automobile, cette passion!: pg. 27

“L’Automobile”

Enciclopedia del Auto: tomo 5, pg. 1.178

Motor Clásico: Abril de 1989 (L. A. Izquierdo), pg. 82 y 88; Diciembre de 1990 (Emilio Polo), pg. 88-89 (texto y fotos); Agosto de 1998 (Emilio Polo), pg. 22; Marzo de 2004 (J.-M- Regueiro), pg. 67

Ignacio Lewin y otros: pg. 47

Sólo Moto Treinta: Diciembre de 1989 (Francisco Herreros), pg. 112

Rich Taylor: pg. 13

Jean Fondin: pg. 69

Auto Rétro: Noviembre de 1992 (J. C. Demory), pg. 62; Febrero de 1995 (Jean-Claude Demory), pg. 41

Olivier Breton: pg. 20 y 21

Pierre Dumont: pg. 12

César Oliver: pg. 74

Rob DeLaRive Box: Vintage And Veteran Car Encyclopaedia, pg. 260

Clásicos del Motor: Abril/Mayo 2000 (Jaime Tartiere), pg. 26

Rainer Nyberg

Félix Muelas

Gazoline: Mayo de 2001 (Eric Favre), pg. 41

L'Automobile de A à Z: pg. 130

http://www.chez.com/racingmemo/MOTORSPORT/Prehistoire/AUTO-PREHISTOIRE-epoque%201.htm (atem.letouquet@wanadoo.fr)

The Nostalgia Forum: 14 de Marzo de 1902 (Vitesse2)

Motor Racing Is Dangerous 1897-1929

Autopista: 21-27 de Mayo de 2002, pg. 20; 25 de Junio-1 de Julio de 2002, pg. 14; 1-7 de Abril de 2003, pg. 100-101; 1-7 de Junio de 2004 (L. A. Izquierdo), pg. 83

http://users.pandora.be/koen.piepers1/renault%20marcel.htm

Gus (Gustavo Morales)

Foro Historia TheF1.com: 18 de Noviembre de 2003 (Jaquesita –Alfredo Parga: "La Inconclusa París-Madrid", en "Campeones" de Octubre de 2003)

Miranda Seymour: pg. 18

César Estornés en https://memoriasclubdeportivodebilbao.blogspot.com/2012/01/la-carrera-de-coches-paris-madrid24-de.html

Bobb Edwards en https://www.findagrave.com/memorial/18272

http://www.wikiwand.com/fr/Course_automobile_Paris-Madrid

https://fr.wikipedia.org/wiki/Louis_Renault_(industriel)

https://fr.wikipedia.org/wiki/Marcel_Renault

https://es.qwerty.wiki/wiki/Marcel_Renault

Robert Knight en https://www.flickr.com/photos/45676495@N05/12750890855

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)