INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

 

 

  

 

 

CARLOS CURTESI – EL PRIMERO EN CIRCUITO

 

 

 

70818

 

amigos,

 

   Curtesi era un prometedor piloto que murió en accidente cuando iniciaba su tercera temporada en competición. Fue el primero que se mató en una carrera para autos de Gran Premio Turismo de Carretera disputada en un circuito cerrado.

 

hastaluego

 

 

 

Carlos  CURTESI   (1918 - 1941)      Argentina       90204 actualizado 70818

 

 

Flavia Hervás IMGP7078.JPG

Flavia Hervás en “Sola Ante el Terror” (1983, Jesús Franco)

[productores: Herminio García Calvo y Santiago Moncada Mercadal]

 

 

   Cuando seamos independientes,

en Cataluña se curará el cáncer.

 

Artur Mas (en 2014)

 

 

   Piloto automovilista, Carlos V. Curtesi murió en la prueba de Turismo de Carretera 12 Horas de Rafaela el domingo 12 de Enero de 1941. La carrera fue ganada por Eusebio Marcilla (con Chevrolet, a 126,4 Km/h), mientras que Curtesi, que conducía el Ford nº 5, era el primer fallecido en una prueba de TC celebrada en circuito cerrado. La causa fue la pérdida de visibilidad debida al polvo que levantaban los autos que le antecedían.

 

PORT 2.jpg

Carlos-Víctor CURTESI

(archivo Raúl Gattlelet)

 

parrilla.jpg

La agotadora prueba era una carrera a doce horas en el circuito de 11.776 metros de tierra apisonada, a disputar en plena canícula del verano austral.

En la parrilla de salida, formada según el número del dorsal, se ve cubriendo la primera fila a Martín Berazategui (Delahaye nº 1), Ángel Garabato (Chrysler-Plymouth nº 2) y Ernesto-Hilario Blanco (Ford nº 3).

En la segunda: Domingo Porportato (Ford nº 4), Carlos CURTESI (Ford nº 5) y Héctor Drago (Chevrolet nº 6).

CURTESI había obtenido el 4º mejor tiempo en los ensayos del sábado, empatado con Porporato; pero la parrilla se formaba conforme al nº de dorsal, establecido por sorteo.

El que resultaría vencedor de la prueba, Eusebio Marcilla, tenía su Chevrolet aparcado en el extremo de la tercera fila. En total partieron 28 autos de TC.

Debido a las restricciones de suministros impuestas por la II Guerra Mundial, en la República Argentina, que se mantuvo neutral, escaseaban los repuestos importados de materiales estratégicos; combustibles y neumáticos, principalmente. Aún así, todavía se celebrarían algunas pruebas hasta mediados de 1942; desde entonces se suspendieron las competencias del motor, para reanudarlas en 1946. Un gran sacrificio en un país de enorme afición

(archivo Raúl Gattlelet)

 

   Curtesi corría tras la estela del Delahaye de Berazategui cuando éste sobrepasó al más lento Ford de Alejandro Bello, quien deceleró para facilitar el adelantamiento, pues iba a perder vuelta. Cegado por el polvo, Curtesi se encontró de bruces con la popa del Ford, colisionando sin demasiada violencia. Pero se apeó entonces para comprobar los daños en el morro del coche, y en ese momento fue embestido por el Ford nº 16 de Manuel Díaz, cayendo bajo su auto y siendo arrastrado de esa forma durante varios metros. Debió morir en el acto; Díaz resultó con el esternón hundido y dos costillas rotas, pero, por fortuna, ni su copiloto ni el de Curtesi (Juan-Carlos Moisello y Ocampo) sufrieron daños físicos.

 

cadáver Arrecifes.jpg

 

nº 5 y nº 16 accidentados.jpg

Imágenes del siniestro publicadas en el periódico “Arrecifes”. Cuando sufrió el accidente, en la 8ª vuelta, Carlos CURTESI marchaba en 2ª posición provisional.

La carrera la ganó Eusebio Marcilla, seguido de Domingo Porporato y de Ernesto-Hilario Blanco

(periódico “Arrecifes”, archivo Raúl Gattlelet)

 

   El dorsal nº 5 del auto se le había otorgado a Carlos Curtesi por sorteo, como era habitual entonces en Argentina. Y Carlos estuvo a punto de desertar, protestando:  "Con ese número se mató mi amigo Julio Pérez."  Curtesi, que era vecino de Arrecifes, al igual que Julio Pérez, tenía 22 años. El dorsal cobró a partir de entonces mala fama (como el nº 17 en Italia y en la misma Argentina, o el nº 13 en todo el mundo); sin embargo, ajena a toda superstición, la autoridad deportiva argentina no lo excluyó. Con el nº 5 se matarían, en lo sucesivo, los pilotos de TC Risatti, Logulo, Gálvez, Polinori y Cabalén/Arnáiz.

 

   Desde 1937, Carlos Curtesi era el tercer piloto muerto en una prueba de Turismo de Carretera, después de Américo Trabba aquel mismo año y Julio Pérez en 1940. Los circuitos cerrados utilizados en TC (el citado de Rafaela, el de Mendoza y el autódromo de la ciudad de Buenos Aires entre los primeros) resultarían menos mortíferos que las carreteras abiertas, el terreno natural de la especialidad. Aún así, el circuito de Mendoza se cobró la vida de Jorge Orduna en 1953, mientras que en el autódromo capitalino murió Alberto-Carlos Beguerie en 1978, y Raúl Petrich/Óscar Lofeudo se mataron en Rafaela 1998. En 1999 murió Roberto Oubiña sobre al Autódromo de Trelew, en la Patagonia; en 2007, Guillermo Castellanos en el de Comodoro Rivadavia; Alberto Noya, en Rafaela 2006. Y en 2007, Guido Falaschi en el Circuito de Balcarce. Contando con Curtesi, nueve fallecidos en TC de circuito cerrado de un total de 126 (hasta 2011).

 

   Carlos Curtesi había nacido en 1918 y residía en Arrecifes, provincia de Buenos Aires. Debutó en 1939 en la categoría Ford T, descollando enseguida, pues obtuvo un 4º puesto en Santa Lucía, dos 3os en San Urbano y Melincué, un 2º en Baradero y dos victorias en Baradero y Capitán Sarmiento. También participó en Fuerza Limitada; adquirió entonces un Ford 91A coupé de 1940 con el que corrió el Gran Premio Internacional del Norte de Turismo de Carretera, fichando 13º en la 4ª etapa (Potosí/La Paz), aunque luego se vio obligado a abandonar en la 6ª. También disputaba la Mil Millas Argentinas 1940 cuando se mató su convecino Julio Pérez; en esta prueba fue clasificado 26º.

 

Julio Pérez - su Chevrolet Mil M

El Chevrolet con el que se mató Julio Pérez llevaba el dorsal nº 5, lo cual puso nervioso al aprensivo Carlos CURTESI cuando este mismo número le correspondió por sorteo en Rafaela

(Raúl O. Tanno en la obra de Alfredo Parga, archivos Gabriel-A. Engels e Isbel Quiroz)

 

TRM-1.jpg

 

TRM-2.jpg

Los baratos Ford siempre fueron objeto de preparaciones para competición. Basta recordar las culatas especiales que fabricaban los hermanos Chevrolet para los Fronty-Ford.

En estos fotogramas (pertenecientes al film “The Reckless Moment”, 1949, Max Ophüls) vemos a un quinceañero (David Bair) faenando en su Ford Roadster 1929 (4 cilindros, 200,4 ci = 3.284 cm3, 40 HP a 2.200 R/mn), mientras su madre (Joan Bennett) le dice que se ponga la camisa, y luego es asesorado por James Mason en el proyecto de hot-rod

(© Columbia Pictures Corporation, Walter Wanger Productions)

 

IMG_4611.JPG

 

IMG_4557.JPG

 

CURTESI y su flamante Ford coupé 1940.jpg

Pero esos populares hot-rods Ford mejorarían mucho a partir de la aparición en 1932 del Ford V8 flathead.

El coupé Ford 91A 2 + 2 de 1940 tenía una calandra ampliada en la versión Deluxe, una batalla de 112 “ = 284,5 cm y el ya veterano motor V8 de 221 ci = 3.622 cm3, 6,2:1, 85 HP a 3.800 R/mn, 21,5 Kg.m a 2.200 R/mn. Pero el reglamento de los coupés de Gran Premio de Turismo de Carretera admitía mejorar el rendimiento de los motores de serie, además de otros cambios en la carrocería y las suspensiones.

En la tercera foto se ve a CURTESI, su copiloto y su flamante Ford V8 1940 acondicionado para Turismo de Carretera

(archivos Craig Cheetham, Tad Burness, Raúl Gattlelet)

 

PORT 1 Arrecifes.jpg

Carlos CURTESI (1918-1941)

(periódico “Arrecifes”, archivo Raúl Gattlelet)

 

 

Corsa: 11 de Enero de 1977, pg. 46; 2 de Marzo de 1993 (Eduardo Gesumaría "Sprinter"), pg. 6

Alfredo Parga: Historia Deportiva del Automovilismo Argentino, tomo II, pg. 307-308

Gabriel A. Engels (140702, 110703, 60903)

Isbel Quiroz

Félix Muelas (190702)

Raúl Gattlelet en http://www.automovilsport.com/historia/tc_varios/curtesi/informa.html

Raúl O. Gattlelet en http://deautosmotivo.blogspot.com/2009/01/curtesi-otra-tragedia.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Muertes_en_Turismo_Carretera

https://www.unoentrerios.com.ar/ovacion/los-pilotos-que-dejaron-su-vida-el-tc-n1445924.html

“Campeones” en http://www.campeones.com.ar/0/nota/index.vnc?id=52933

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)