INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

 

  

 

 

SAM COLLIER – MI ALIMENTO Y MI PLACER

 

 

 

190518

 

amigos,

 

   Sam Collier, junto a sus hermanos Barron y Miles, así como a Briggs Cunningham y un puñado más de aficionados, fue el impulsor del sport del automóvil en los Estados Unidos de Norteamérica.

 

   No es que este deporte no existiera allí desde finales de siglo XIX, y bien dinámico, pero el que impelieron los afrancesados Collier tenía un regusto netamente europeo al prescindir de los circuitos ovales (que también tuvieron su época de esplendor en Europa).

 

hastaluego

 

 

 

Sam  COLLIER   (1912 – 1950)      USA      130198 actualizado 301018

 

 

con un recuerdo para

Ipiñi & Kendu

 

 

Pesadumbre y Alegría en Barcelona 1993 (foto Otero)

 

 

“No me hable usted de los banquetes que hubo en Roma.

Ni del menú del Hotel Plaza en Nueva York.

Ni del faisán y los foiegrases de Paloma,

ni me hable usted de la langosta Thermidor.

Porque es que a mí, sin discusión, me quita el sueño,

es mi alimento y mi placer

la gracia y sal que al cocidito madrileño

le echa el amor de una mujer.

Cocidito madrileño, repicando en la buhardilla,

que me huele a hierbabuena y a verbena en Las Vistillas.

Cocidito madrileño del ayer y del mañana,

pesadumbre y alegría de la madre y de la hermana.”

 

Pepe Blanco: "Cocidito Madrileño"

(letra de Rafael de León y Antonio Quintero Ramírez,

música de Manuel López Quintero)

 

 

   Nacido el 14 de Mayo de 1912, hijo del multimillonario constructor de tranvías y ferrocarriles urbanos Barron Gift Collier, Samuel Carner Collier organizó, junto a sus hermanos Barron Gift junior y Cowles Miles, la  Targa Florio Americana,  carrera local que se disputó el 15 de Septiembre de 1933 y que ganó Barron, seguido de Sam y Miles. Ya llevaban varios años construyendo karts precariamente propulsados por motores de cortacésped y ciclomotor; aunque, en realidad, contaban con el asesoramiento de los mecánicos y chóferes de su padre.

 

Samuel Carner COLLIER

(archivos Michael Korb en https://www.gulfshorelife.com/March-2014/The-Collier-Family-Chronicles/

y https://www.scvpalmbeach.com/collier)

 

   La bullente afición de los Collier Brothers y su amigo Tom Dewart les llevó a crear en 1931 el OARC, club automovilista que se transformó dos años más tarde en el ARCA, embrión del SCCA. Enamorados como estaban de las carreras y los deportivos europeos, en 1934 se acercaron al Viejo Continente, del que retornaron con un Riley Brooklands 1929 para Miles y un MG L-type Magna 6 cilindros para Barron. Sam se conformaba con un MG J2. Además, Sam y Miles, junto a George Rand, llegarían a hacerse representantes y vendedores de la MG, después de haber adquirido varios otros ejemplares de la marca.

 

Cowles Miles Collier

(archivo http://www.les24heures.fr/database-24h/FR/PAGE_24h_mans_pilote_lm.php?P1=582)

 

   Poco después, en Noviembre, el ARCA (Automobile Racing Club of America) organizaba una reedición del Briarcliff Trophy (después de veintiséis años, puesto que la primera edición había tenido lugar en 1908), en la que Barron fue 2º, Sam, 3º y Miles, 6º. En 1936, Sam y Miles participaron en la primera prueba de stock car celebrada sobre la playa de Daytona, junto a famosos corredores de la época como Doc McKenzie, el comandante Goldie Gardner, Jack Rutherford, Wild Bill Cummings, Bill Schindler o Milt Marion (que fue quien ganó la prueba de 5 horas, a 78,7 Km/h). Mientras Miles encargaba mejorar un muy especial MG PA midget que había competido en Le Mans 1935 (el de matrícula JB 6157 y dorsal nº 57), Barron y Sam volvían a Europa, con la vista puesta en algún Maserati o Alfa Romeo; pero Sam se hizo con un MG K3 Magnette y ambos corrieron algunas pruebas en Irlanda (el County Down Trophy) y en Francia. De vuelta a Estados Unidos, organizaron otra carrera en el Annual Cotton Carnival de Memphis, que ganó Sam con un Auburn 12 Speedster, siendo Barron 3º con el MG Magna, mientras que Miles, que no corrió por ser el director de la prueba, le dejó su MG J2 a LeRoy Kramer.

 

Barron Gift Collier junior

(archivos Michael Korb en https://www.gulfshorelife.com/March-2014/The-Collier-Family-Chronicles/

y https://www.scvpalmbeach.com/collier)

 

   Barron (ganador de la ascensión al Monte Washington 1937 con un Alfa Romeo) se retiró de la competición a finales de la década, cuando la familia se trasladó a Florida, pero Sam y Miles siguieron en la brecha, siempre ávidos de carreras de tipo rutero e impenitentes admiradores de las clásicas de resistencia europeas, cuyo máximo exponente era el Grand Prix d’Endurance les 24 Heures du Mans. Con el MG PA 850 de 1935 transformado en un PA/PB llamado  Leonidis,  Miles disputó las 24 Horas de Le Mans 1939, pero no le acompañaba Sam sino Lewis Welch, y tampoco le acompañó la suerte, pues no pudo terminar la carrera.

 

Sam COLLIER y su MG en Septiembre de 1937

(archivo The Revs Institute, publicada por Kurt Ernst en https://www.hemmings.com/blog/2014/02/18/racing-heroes-miles-and-sam-collier/)

 

   La última prueba que organizó el ARCA antes de la II Guerra Mundial fue una carrera de sabor internacional que tuvo lugar en Octubre de 1940 en Flushing Meadows (Nueva York), el World's Fair Grand Prix. Miles perseguía al líder (Frank Griswald, Alfa Romeo Grand Prix) con el BuMerc de Briggs Cunningham, puesto que él no había podido terminar a tiempo su Riley Brooklands con motor Mercury V8 Flathead, pero se salió de la pista a falta de 3 vueltas, mientras que Sam terminaba 5º y 1º de clase con un MG.

 

   Durante la II Guerra Mundial, Sam fue piloto aviador de la Marina al tiempo que Miles se jugaba la vida como agente de la OSS en la Francia ocupada. Pero terminada la misma, reanudadas las carreras y con los Collier residiendo en Naples (Florida), no tardaron ambos en volcarse de nuevo en su apasionada afición: en Watkins Glen 1948 fueron 4º y 5º con sus MG en la carrera principal, que organizaba el SCCA. Y en Bidgehampton 1949, Sam terminó 3º con un MG TC sobrealimentado. Tres meses más tarde, en Septiembre, Sam logró otra plaza de podio en la Seneca Cup de Watkins Glen, tras el ganador George Weaver (Maserati R1  Poison Lil)  y Briggs Cunningham (Ferrari 166). El Grand Prix de sport vería una soberbia victoria de Miles (con su  Ardent Alligator),  mientras que Sam sólo podía ser 15º con el MG TC. Pero para Bridgehampton 1950, Cunningham le prestó su Ferrari 166 SC y Sam ganó una prueba y quedó 2º en otra.

 

Sam COLLIER en Brigehampton 1950, donde utilizó con éxito el Ferrari 166 SC de su amigo Briggs Cunningham

(archivos http://www.historicracing.com/drivers.cfm?driverID=1959&AlphaIndex=C

y http://clubs.hemmings.com/twintiers/news.15.9.html)

 

   Por esa época influyeron en Briggs Cunningham, que era otro entusiasta de la clásica  mancelle,  para que preparara autos especiales destinados a las 24 Horas. Luigi Chinetti, ganador en Le Mans 1949, había llevado el recado a Cunningham de que el ACO (Automóvil Club del Oeste) vería con buenos ojos la presencia de algunos autos norteametricanos en las siguientes 24 Horas. Briggs pensó en llevar un par de Fordillac, los sport especiales que fabricaban Phil Walters y Bill Frick, coupés Ford con motor Cadillac V8; pero la ACO los rechazó por no estar homologados, y Briggs cambió la culata de hombro. Así pues, en 1950 el equipo Cunningham desembarcará en Le Mans con dos Cadillac 61: un  coupé de ville  de serie y otro con carrocería especial spider, ambos con el mismo motor V8 5,5 litros. Con el bello coupé nº 3, cuyo simpático apodo era  "Petit Pataud"  ("Clumsy Pup" o "Patosito",  expresión que se aplica, preferentemente, a un gozquecillo), los hermanos Collier terminarían en el puesto 10º, a 131,22 Km/h de velocidad media. La pareja vencedora, los Rosier, padre e hijo, con un Talbot-Lago de Grand Prix/sport, había acabado a 144,37 Km/h, mientras que en 3er lugar entraba un Allard de motor Cadillac (Allard/Cole).

 

Briggs Cunningham

(archivo Kurt Ernst en https://www.hemmings.com/blog/2014/02/18/racing-heroes-miles-and-sam-collier/)

 

 

 

Le Mans 1950. Ante el stand de Cadillac, el Cadillac 61 coupé de ville nº 3  Petit Pataud  de Miles y Sam COLLIER

junto al otro Cadillac especial nº 2  Le Monstre,  de Briggs Cunningham/Phil Walters.

Al lado, el stand del Allard nº 4, que también llevaba un motor V8 Cadillac.

(archivos http://www.les24heures.fr/database-24h/FR/PAGE_24h_mans_pilote_lm.php?P1=582,

https://www.carthrottle.com/post/w83v7pv/

y  LAT Images en https://www.motorsport.com/us/lemans/photos/briggs-cunningham-phil-walters-cadillac-spider-le-monstre-and-miles-collier-sam-coll-15787084/23529282/)

 

   Ocho kilómetros por detrás de los Collier, el otro Cunningham-Cadillac, el spider  "Le Monstre",  que alcanzaba casi 215 Km/h, fue 11º, con Phil Walters y el propio Cunningham al volante. El equipo Cunningham fue pionero en esta carrera en la intercomunicación por radio entre pilotos y box, décadas antes de que semejante práctica fuera corriente en la fórmula I, aunque veintisiete años después de que C. M. Harvey ganara las 200 M del JCC 1923 con el Alvis nº 17 unido a su box por un aparato de onda corta. Pero, a pesar de esta notable prestación, los Cadillac no retornarían a Le Mans de forma oficial hasta medio siglo más tarde, y sin lograr superar aquel lejano resultado de los Collier (que, además, habían corrido con traje de calle y corbata, como hacían los Marzotto en la Targa Florio): en la edición de 2000, el mejor de los Cadillac Northstar LMP 4000 T (el de Bernard/Collard/Montagny) no pudo quedar sino 19º.

 

 

 

El Cadillac especial nº 2  Le Monstre, con Cunningham al volante.

En la última foto, el as Phil Walters, uno de los artífices del extraño roadster, tras cuyo volante se muestra algo circunspecto, quizá escéptico

(archivos https://www.carthrottle.com/post/w83v7pv/ y https://klemcoll.wordpress.com/tag/miles-collier/)

 

 

 

 

 

El spider  Le Monstre  era algo más ligero, más potente y rápido que el coupé; su V8 lo alimentaban cinco carburadores, con lo que alcanzaba casi 215 Km/h contra algo menos de 190 Km/h en el Caddy 61 de bonita carrocería Fisher.

Cunningham había probado una relación de puente más larga en el spider, pero lo que se ganaba en la recta se perdía en las curvas, con el cambio de sólo tres relaciones y lento mando al árbol del volante, así que volvió a colocar el desarrollo más corto.

Unido eso a la pérdida de más de media hora al salirse en el arenal de Mulsanne y algún otro inconveniente, el resultado final fue que  Le Monstre  se clasificara 11º, una vuelta y un puesto por detrás del valiente  Petit Pataud,  que los hermanos COLLIER llevaron impecablemente durante 3.149,2 Km, a una media de 131,22 Km/h.

En las fotos vemos a  Le Monstre  en la salida, cambiando ruedas, negociando la Curva Dunlop y recibiendo el banderazo.

En la última foto,  Petit Pataud  sigue de cerca a  Le Monstre  en Maison Blanch

(archivos https://www.carthrottle.com/post/w83v7pv/

y https://klemcoll.wordpress.com/tag/miles-collier/)

 

 

 

El precioso  Petit Pataud  que los COLLIER utilizaron en Le Mans 1950. Lograr terminar la prueba a más de 130 Km/h de media y en 10ª posición absoluta sin que los tambores de freno se abrasaran es una hazaña que merecía un premio especial.

Pero también  Le Monstre  se hizo merecedor de un descanso en el museo

(archivos Kurt Ernst en https://www.hemmings.com/blog/2014/02/18/racing-heroes-miles-and-sam-collier/,

https://www.pinterest.es/pin/440649144774013174/

y https://www.flickr.com/photos/n6nkn/4584454555)

 

   El romance Cunningham-Le Mans no había hecho más que empezar; pero, para disponer de un Le Mans más cercano, Samuel Carner Collier ya había promovido y patrocinado una prueba de resistencia en el antiguo aeródromo Campo Hendricks de Sebring. En esa aventura fue secundado por Miles, Briggs Cunningham y Alec Ulmann. De acuerdo a la afrancesada influencia de los Collier, el evento fue bautizado The Florida Grand Prix of Endurance, aunque desde hace tiempo se conoce mejor como 12 Horas de Sebring.

 

 

Circuito de Sebring, en 1961 y 1967

(de “L’Automobile” y “Sport-Auto”)

 

 

   La primera edición de esta carrera (de sólo 6 horas de duración) fue ganada por el equipo Wacker/Burrell en 1950, sobre un Allard-Cadillac (de transmisión automática Hydra-Matic), a 107,7 Km/h de media, inaugurando el palmarés de la prueba que, ampliada a 12 horas desde 1952, llegaría a ser una de las clásicas de resistencia, la primera carrera de sport de la Historia que fue puntuable para el campeonato mundial FIA de marcas.

 

   Desgraciadamente, para entonces Sam Collier se había matado disputando el Watkins Glen Grand Prix 1950, el sábado 23 de Septiembre (diecisiete años después de  su  Targa Florio). Era el III Grand Prix de Watkins Glen para sports, en el que Sam se accidentó durante la 2ª vuelta cuando marchaba en cabeza con otro coche de Cunningham, el Ferrari 166 Inter Spider Corsa (nº de dorsal 54; de chasis, 016/I), cuyo pilotaje solía compartir Briggs con George Rand y los Collier. Con este Ferrari (V12, 1.922 cm3, 130 HP a 7.000 R/mn), su anterior propietario (Luigi Chinetti) había conquistado las 12 Heures de Paris.

 

   Sam murió una hora después en el Hospital Shepherd y el rojo 016/I quedó destruido. Cunningham llevó los restos a su taller para una posterior reconstrucción. Mientras, con objeto de honrar la memoria de su hermano, Miles Collier había creado el  Sam Collier Memorial Trophy,  que se otorgaba a los ganadores de la carrera de resistencia de Sebring. A su vez, Miles C. Collier junior, además de recuperar otra vez el  "Leonidis  de su padre (aquel MG PA/PB Special) y correr con él en pruebas de históricos, rescató de Briggs, treinta y cinco años después de la muerte de Sam, el Ferrari maldito, custodiado hasta entonces en el B. S. Cunnigham Automotive Museum (de Costa Mesa, California), para exhibirlo en su propio Collier Automotive Museum, del Collier Park of Commerce en Naples (Florida)

 

Collier n- El Ferrari 166 con el que se mató Sam, restaurado y en 1987 (David Gooley en Sports Car Illustrated)

Así se veía en 1987 el reconstruído Ferrari 166 con el que se mató Sam COLLIER en 1950

(fotos de David Gooley en "Sports Car Illustrated")

 

 

 

 

 

 

El Cadillac 61 coupé de ville nº 3  Petit Pataud,  no sólo no se ha olvidado sino que ha sido objeto de múltiples réplicas y reproducciones a escala, más o menos exactas, como las que aquí se ven. Al de la tercera fotografía le faltan los faros auxiliares Marchal.

Y el de las tres últimas fotos es un voluntarioso homenaje a cargo de Jordi, a escala 1/32

(de http://www.flickriver.com/photos/n6nkn/4585192238/,

https://www.sparkmodel.com/search/racing-cars/cadillac-type-61-sedan-de-ville-no-3-le-mans-1950-sam-and-miles-collier.html,

https://www.flickr.com/photos/n6nkn/4584454555

y Jordi en http://cantokyoplamo.blogspot.com/2009/11/cadillac-le-mans-1950.html)

 

A Sam se le recuerda en Watkins Glen, donde un monumento lleva esta inscripción

 

Samuel Carner Collier (1912-1950)

crashed here while leading the grand prix 1950

 

A la que se uniría la de Miles Collier.

En 1954 se instituyó la  Collier Brothers Memorial Trophy MG Race;  en 1985, la SVRA creó la  Collier Cup Race for Vintage MGs.  Y el  50th Anniversary of the Collier Trophy  se celebró en 2004 con la participación de 130 MG en la  MG Collier Cup

(de http://www.mgvr.org/FocusEvent/04/focusevent_gal_04.html)

 

 

 

Sam COLLIER (1912–1950)

(archivos http://www.les24heures.fr/database-24h/FR/PAGE_24h_mans_pilote_lm.php?P1=582,

http://www.historicracing.com/drivers.cfm?driverID=1959&AlphaIndex=C y The Revs Institute)

 

 

Robert Daley: pg. 314

Sports Car Illustrated: Junio de 1987 (Jim Gilbert), pg. 22

Classic and Sportscar: Junio de 1990, pg. 75

Sports Car International: Agosto de 1990 (Rich Taylor), pg. 52

Arritokieta (130500)

The Nostalgia Forum: 12 de Noviembre de 2000 (Mike Argentsinger); 3 de Junio de 2002 (Mike Argetsinger)

http://www.speedvision.com/pub/articles/classics/01road/200422a.html.

Félix Muelas (21201)

http://www.watkinsglen.com/gpfest/selftour.html

Perfomance Driving Association: http://www.imp-auto.com/pda/pages/glenHistory.htm

Short History of Road Racing at Watkins Glen (http://www.silhouet.com/motorsport/tracks/wat.html)

http://www.historicracing.com/drivers.cfm?driverID=1959&AlphaIndex=C

Kevin A. Wilson en http://www.autoweek.com/article/20080924/free/809249997)

http://www.mgvr.org/FocusEvent/04/focusevent_gal_04.html

https://www.hemmings.com/blog/tag/miles-collier/

 Kurt Ernst en https://www.hemmings.com/blog/2014/02/18/racing-heroes-miles-and-sam-collier/

http://ruralfloridaliving.blogspot.com/2012/07/famous-floridian-friday-barron-gift.html

https://www.findagrave.com/memorial/14750043/barron-gift-collier

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)