INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

 

 

 

  

 

 

RICARDO TORMO – EL GOCE Y EL DOLOR VENÍAN SOLOS

 

 

 

210417

 

amigos,

 

   Ricardo Tormo disfrutó haciendo lo que quería, aquello para lo que se sentía especialmente dotado.

 

   Pero fue a un alto precio.

 

hastaluego

 

 

 

Ricardo  TORMO   (1952 – 1998)        España     151197 actualizado 210517

 

para Javier Bolaño,

con retraso

 

 

Mario Muriedas: “Primeras Letras” (1941)

[foto de A. Fernández en “El Diario Montañés”]

 

 

 “Lo que hubiera debido decirme era que

en la vida sólo la acción contaba,

pues el goce y el dolor venían solos.

A la juventud hay que dejarla seguir su camino.

No se logra tenerla largo tiempo

embebida en falsas máximas;

la vida les suelta o afloja pronto tales ligaduras.”

 

Goethe: ”Dichtung und Wahrheit”

[traducción de José Pérez Bances]

 

 

   Piloto motociclista de alto nivel, llamado a ser (tras los pasos de Ángel Nieto y anunciando los de Jorge Martínez  “Aspar”,  su protegido) uno de los grandes especialistas de la Historia en las pequeñas cilindradas.

 

En 1983

(de “El País”)

 

   Desde los 8 años, Ricardo alternaba la escuela con el taller de su tío Pascual, llegando a convertirse en un excelente mecánico. Tras practicar el ciclismo, a los 14 años y sin la aprobación familiar se compró un ciclomotor Ducson de 49 cm3, más tarde sustituído por una Derbi de 5 velocidades (que le cuesta 15.000 pesetas). Desde entonces, Ricardo queda  “enganchado”  a la moto y su principal objetivo en la vida será correr en competición. Falsificando la autorización paterna en la solicitud de licencia de la RFME, participará en alguna prueba menor (carreras casi clandestinas, o “piratas”, como las definirá él mismo), a pesar de que tras una de ellas, al acabar 2º de la categoría 75 cm3 Junior y ser aireada la hazaña por la radio, su padre se entera y le prohibe seguir. Ya con la consentimiento paterno, su primera carrera “seria” será en Cullera, a principio de 1971 con la Derbi 74 cm3, carrera que se saldó con un abandono por avería, mientras la ganaba Paco Calafat. Pero poco después ganaba Ricardo el Premio de La Magdalena de Castellón 1972 (con una OSSA 250), y en Guadasuar lo hacía con la Derbi en 75 cm3 Junior (también fue 4º en 250 Senior). Ya campeón del mundo, en 1978 recordaría con cariño aquellos mortíferos circuitos urbanos improvisados:  “fueron un buen `banco de pruebas´ para mí”.

 

 

Victoria en el Premio de La Magdalena de Castellón 1972, primera victoria.

En la segunda foto, con la Derbi 74

(colección Ricardo Tormo y archivo “Motociclismo”)

 

   A partir de entonces y con el apoyo de Salvador Carsí senior, de la Escudería Ferrys, Tormo participará en numerosas pruebas locales, regionales y nacionales con la OSSA de 250 cmpreparada por Ángel Carmona y por sí mismo. En 1973 corre con la OSSA y una Derbi RAN de 50 cm3. Este año ya tiene la licencia internacional de la FIM, por lo que se apunta en clase 50 cm3 al Grand Prix de España que se disputa en El Jarama el 23 de Septiembre. La carrera la gana Jan DeVries para la Kreidler. DeVries será el campeón de la categoría en 1973, pero Tormo, que con su Derbi se ha clasificado 10º con una vuelta perdida (por lo que consigue 1 punto de campeonato mundial), ha sido el mejor español, pues Armando López-Mateos se ha clasificado 15º (con 2 vueltas perdidas), Juan Bordons ha entrado 18º, y Joaquín Galí, 20º. Sin embargo, por culpa de sus escasos medios, Tormo tardará tres años en volver al mundial FIM.

 

Ricardo TORMO, pionero con una Derbi RAN (Réplica Ángel Nieto)

(colección Ricardo Tormo en “Motociclismo”)

 

 

En Cullera 1974 ya se permite marchar a veces por delante del campeón Ángel Nieto con su Derbi oficial.

Lo mismo que en 1975 (segunda foto)

(archivo “Motociclismo”)

 

   El año siguiente hace las XX 24 Horas de Montjuich 1974 secundado por Jaime Alguersuari, a lomos de la Bultaco prototipo de 400 cm3 nº 40 con la que se retiran tras 289 vueltas, especialidad de resistencia a la que no retornará. Gana en Cullera y en los campeonatos nacionales acaba 3° en 50 cm3 (tras los intocables oficiales Ángel Nieto y  Min  Grau) y 4° en 250 cm3 , tras los mismos más Víctor Palomo).

 

 

 

 

En cuanto al incombustible Min Grau, que en 1974 ya era un veterano, seguía en activo en 2017, con el proyecto de presentarse en el Classic TT de la Isla de Man cuando ya tendría 72 años cumplidos.

Benjamín Grau, nacido en 1945, ha ganado siete veces las 24 Horas de Montjuich. Aquí lo vemos tras ganar para la Derbi el XXIV Grand Prix de España 125 cm3 1974 en Montjuich, a 121,98 Km/h, compartiendo el podio con Bruno Kneubühler (3º con Yamaha) y Otello Buscherini (2º con Malanca).

Y tras ganar las 24 Horas de Montjuich 1975 con Salvador Cañellas y una Ducati 900 nº 9, a 115,53 Km/h.

En 1976

y en 2017.

Ricardo TORMO, siete años más joven que Grau, haría actualmente revivals semejantes de no haber tenido tan mala suerte en la vida

(Alberto Viñals en la obra de Javier del Arco, de “Motociclismo” y “Motor Clásico”)

 

   Los notables resultados acumulados hasta entonces le valen a Tormo, para 1975, una Bultaco TSS semi-oficial que complementará con una Kreidler cliente. Con la Kreidler queda 2º en Cullera. Y con la Bultaco, vence en Martorelles y se rompe la pierna en Guadalajara.

 

La Kreidler Escudería Ferrys de 1975

(archivo https://valencians.wordpress.com/ricardo-tormo/)

 

 

La caída en Guadalajara 1975 le hizo perder seis meses hasta su recuperación física

(archivo “Motociclismo”)

 

   En 1976 la Bultaco vuelve a las carreras del mundial FIM comprando (a través de la RFME) las Piovaticci de Eugenio Lazzarini (creación de los técnicos Jan Thiel y Martin Mijwaarts, conocidas humorísticamente a partir de entonces como  Piovataco  o  Bultaquicci),  y se le ofrece a Ricardo el puesto de segundo piloto oficial; pero, ante el asombro de todos, renuncia. Posteriormente, Ricardo Tormo explicará que, al no estar completamente restablecido de sus heridas, no se sentía capaz de ofrecer un mínimo rendimiento a la Bulaco, ni como mecánico ni como piloto.

 

   No bien recuperado de su lesión, este año volverá ocasionalmente al mundial (Grand Prix de España, en Montjuich), consiguiendo puntuar con su Kreidler Ferrys privada. Con esos 5 puntos quedará 19º en la tabla final del campeonato del mundo de velocidad 50 cm3 FIM, campeonato conquistado por Ángel Nieto. En el nacional será subcampeón con victoria en Martorelles y 61 puntos, tras Ángel Nieto (6 victorias y 75 puntos).

 

Con la Kreidler Ferrys nº 37, TORMO hizo una excelente carrera el 19 de Septiembre de 1976, disputando el XXVI Grand Prix de España sobre el circuito de Montjuich.

Saliendo 20º, se clasificó 6º, tras Ángel Nieto (Bultaco), Herbert Rittberger (Kreidler), Eugenio Lazzarini (Morbidelli), Rolf Blatter (Kreidler) y Julien VanZeebroeck (Kreidler).

Nieto empleó 34 mn 1,51 s en recorrer las 17 vueltas (64,441 Km), a un promedio de 113,635 Km/h; y TORMO tardó 57,26 segundos más

(archivo “Motociclismo”)

 

   En 1977, por fín, se une a Nieto en la Bultaco. Y, al entrar en meta por delante de éste, Lazzarini y Dorflinger en el Grand Prix de Suecia de 50 cm3, el último de la temporada, consigue su primera victoria en el mundial FIM, donde quedará 3° en la categoría con 69 puntos, tras Ángel Nieto (3 victorias y 87 puntos) y Eugenio Lazzarini (2 victorias y 72 puntos), siendo Tormo, asimismo, campeón de España de 50 cm3 con 4 victorias y 72 puntos, ante Ángel Nieto (3 victorias y 69 puntos) y Joaquín Galí (56 puntos).

 

 

 

 

 

En el Grand Prix de Bélgica 1977, TORMO (nº 5) sale en cabeza, ante Nieto (nº 1).

Pero problemas mecánicos y eléctricos en este Spa demasiado rápido para las pequeñas  “tacitas de café”  les hicieron terminar 3º (Nieto) y 4º (TORMO), tras las Kreidler de Lazzarini y Rittberger.

En una comparativa, vemos a Lazzarini (nº 6), Nieto (nº 1) y TORMO (nº 5) exactamente en el mismo sitio del circuito. El pequeño TORMO es quién más se guarece dentro de la cúpula del carenado.

En la última foto, TORMO y Nieto comentan sus desgracias. A Nieto se le desconectó dos veces el cable del encendido, y tuvo que remontar sujetándolo con los dientes, mientras que TORMO había sufrido un amago de gripaje

(de “El Año de la Moto 1977/1978” y Carlos Domínguez en “Motociclismo”)

 

Haciendo gala de un soberbio pilotaje sobre el anegado asfalto de Anderstop, TORMO se escapó en el Grand Prix de Suecia 50 cm3 1977, dominando la carrera de principio a fin. Era su primera victoria en Grand Prix, y la ejecutó a lo maestro. Su team-mate Nieto tuvo que batallar duramente para arrebatar hacia el final la 2ª plaza a Eugenio Lazzarini. Luego ganaría en clase 125 cm3 con la nueva Bultaco.

En 250 cm3 ganó Mick Grant ante Mario Lega; en 350 cm3, Takazumi Katayama, luego de un duelo suicida con Kork Ballington. Y en 500 cm3, Barry Sheene ante Johnny Cecotto.

Pero para la Bultaco fue un cuádruple éxito impagable: victoria en dos clases y el título de marcas en 50 cm3, mientras que Nieto amarraba su 8ª corona mundial

(de “Motociclismo”)

 

 

En el campeonato del mundo FIM 1977, Tormo quedaba 3º en 50 cm3, tras Nieto y Lazzarini, lo que no estaba mal para su primera temporada con una máquina oficial.

El reglamento FIM había prohibido las multicilíndricas en las 50 cm3, así como las cajas de cambio de más de 6 marchas. Con estos nuevos parámetros, Thiel y Mijwaarts habían diseñado las Jamathi (de éxito entre 1968 y 1971) y luego las Piovaticci, que pasaron a ser Bultaco en 1976.

Las características de la “Piovataco” en 1977 eran: monocilindro de dos tiempos con válvula rotativa y refrigerado por agua, 40 mm x 39,5 mm = 49 cm3, un Mikuni de 28 mm, encendido Motoplat, 18 HP a 15.500 R/mn, caja de cambios extraíble de 6 marchas, bastidor monocasco, 55,5 Kg en seco, 185 Km/h.

Después del éxito de Nieto y TORMO, la Bultaco puso a la venta ejemplares carreras-cliente para pilotos privados de Grand Prix. De peso 55 Kg (el mínimo según el reglamento de la FIM), su precio era de unas 380.000 pesetas, incluyendo “un amplio surtido de recambios”

(de “Motociclismo” y Alan Cathcart en “Moto Clásica”)

 

   Pero pronto llegaría la tragedia, esa tragedia que andaba siempre rondando al piloto. Fue en el III Trofeo de Velocidad de San Vicente de Raspeig (Alicante), disputado en la última semana de Octubre de 1977. Tormo participaba en la categoría 250 Super con una Yamaha que le prestaba la Escudería Drac (era la primera carrera de 250 cm3 que hacía ese año). Tras un duelo con Carlos Morante (Yamaha), Tormo se puso en cabeza sobre el circuito urbano (abarrotado de indisciplinado público), hasta que en la 11ª vuelta se pasa de frenada por fallo del freno ante la curva a izquierdas que sigue a la recta de meta y se estrella contra los aficionados situados en el ángulo, que habían desbordado las defensas de pacas de paja. El resultado fue varios heridos leves y cinco graves, de los cuales uno (Jesús Gómez López, de 10 años) fallecería posteriormente. La carrera la ganó Carlos Morante, seguido de Andrés Pérez Rubio y de Pedro Cegarra. Por su parte, Ricardo se fracturó cinco vértebras, y, de nuevo, la tibia y el peroné con rotura abierta.

 

   El año siguiente llegará la esquiva gloria, que Tormo se habituará a alternar con los sinsabores, las decepciones, los accidentes y las lesiones. De nuevo es campeón nacional de 50 cm3 y, por primera vez, campeón del mundo de la misma categoría, ante Eugenio Lazzarini. En cambio, en 125 cm3, categoría en la que ha debido sustituir eventualmente a un herido Ángel Nieto, sólo puede lograr 1 punto en SalzburgRing, con lo que queda 30º en la clasificación general final.

 

Con la victoria en el último Grand Prix de 1978, TORMO atornillaba el título mundial FIM que ya tenía asegurado, acumulando 99 puntos (5 victorias y 2 segundos puestos en las 7 pruebas del calendario), ante Eugenio Lazzarini (Kreidler, 64 puntos), Patrick Plisson (ABF, 48 puntos), W. Müller (Kreidler), R. Blatter (Kreidler), S. Dorflinger (Kreidler), H. van Kessel (Sparta), J. Hutteau (Kreidler), P. Lootjenstein (Kreidler), R. Schemeidhaur (Kreidler)...

Esa temporada, Lazzarini fue campeón en 125 cm3, Kork Ballington en 250 y 350 cm3, Kenny Roberts en 500 cm3 y Biland/Williams en sidecar

(de “Motociclismo”)

 

En aquella época se especulaba mucho sobre la rivalidad entre Nieto y TORMO cuando pertenecían al mismo equipo. Pero Nieto era ya un maestro consagrado cuando TORMO se iniciaba como novicio en Grand Prix.

Una vez consagrado Tormo a su vez con su primer título mundial, confesó que  ”tenía que ir muchas veces apretado, porque Nieto iba muy deprisa. Esto me ha beneficiado para ir ahora más rápido, pues tener delante de uno a un maestro de la categoría de Nieto es algo que sólo se puede apreciar en esos momentos.”

Las fotos corresponden al IX Premio de Otoño, disputado sobre El Jarama en Octubre de 1978. Era la 6ª prueba del calendario nacional y en ella se dirimió la adjudicación de los títulos de campeón de la temporada en cada clase.

En 50 cm3 ganó TORMO, ante Nieto, Navarrete y Joaquín Galí. En 125 cm3, Nieto, ante García, Cegarra y Cortés. En 250 cm3, Grau, ante Palomo, Nieto y Calafat. Y en 750 cm3, Palomo, ante Morante, Grau y San Antonio.

Los campeones nacionales eran, entonces, TORMO, Nieto, Grau y Palomo

(de “Motociclismo”)

 

   1979 y 1980 no fueron tan buenos años para Ricardo Tormo con unas Bultaco que ya no eran competitivas, a lo que se sumaron múltiples averías y algunos accidentes.

 

 

TORMO logró ser 2º con la Bultaco 125 en Le Mans, Grand Prix de Francia 1979, tras la Motobécane de Bertin y ante la Minarelli de Bianchi (primera foto). Era la última carrera del campeonato.

Previamente había obsequiando a sus incondicionales fans de Cullera con otra soberbia victoria en mojado durante el Grand Prix de Finlandia, circuito de Imatra, ante las MBA de Kinnunen y Müller.

Era su primera victoria en la clase 125 cm3 Grand Prix FIM y fue su única victoria en la temporada, trufada de averías y caídas.

En 125 cm3 había sido también 2º en Assen. Y en 50 cm3, 5º en Rijeka (Yugoslavia).

Nieto se había pasado a la Minarelli para añadir otro campeonato a su abultado palmarés, el equipo Bultaco se hallaba en horas bajas y TORMO sólo pudo terminar 17º en 50 cm3 y 7º en 125 cm3

(de “Motociclismo”)

 

   Los campeonatos de 1980 los hará Ricardo Tormo con Kreidler en 50 cm3 (2 victorias, Rijeka y Assen, 4º en el mundial) y con MBA en 125 cm3 (5º en España, 6º en Holanda, 9º en Bélgica, 12º en el mundial).

 

   El segundo título mundial de Tormo tardará tres años en suceder al primero. Será en 1981, superando a Stefan Dorflinger esta vez, con las mismas viejas Bultaco con las que obtuvo el anterior, rescatadas, mimadas y mejoradas por el técnico Ángel Carmona.

 

 

Sus fieles colaboradores en 1981 fueron Salvador Carsí junior y Ángel Carmona, además de un discípulo que superaría al maestro con el tiempo en resultados: Jorge Martínez  “Aspar”

(de “Motociclismo”)

 

 

 

 

 

 

Diversos momentos de 1981:

El Jarama, Assen (donde TORMO ganó en 50 cm3 con Bultaco, y Nieto, en 125 cm3 con Minarelli), Spa y Anderstop

(archivo Maurice Büla, Unau & Onewater y Carlos Domínguez en “Motociclismo”)

 

   Aunque apreciaba mucho Spa, el circuito del mundial que más le gustaba a Tormo era el de NürburgRing, el primitivo,  “por la variedad de curvas, trazados, porque hay que improvisar mucho, pues es el más largo y el más difícil.”  Por aquel tiempo soñaba con construir en Cullera un NürburgRing (algo recortado). Y precisaría,  “un circuito al lado de “El Estany”  (el restaurante regentado por uno de sus princpales supporters, Salvador Gascón). Algo más tarde, cuando ya llevaba diez años de carreras y había apadrinado a Jorge Martínez  “Aspar”  como su sucesor, afirmó que  “antes o después crearé una escuela de pilotos donde se enseñe de todo, no sólo a subirse en la moto.”  En 1981 también declaró que la siguiente temporada sería la última para él en clase 50 cm3. Deseaba escalar en cilindradas, pero  “Antes de salir al Mundial de 250 quiero haber sido campeón de España”  –de esa cilindrada–. Sin embargo, esto no lo pudo cumplir: se vio forzado a seguir en 50 cm3 y 125 cm3 en 1982 y 1983, sin poder dar saltos hacia arriba.

 

   Muchos proyectos, optimismo y esperazas, tras la euforia de su segundo título mundial FIM. Pero, en la otra cara de la moneda, el dolor: además de las fracturas de Guadalajara 1975 y de San Vicente de Raspeig 1977, lo peor estaba por llegar.

 

   En 1982, Tormo logró una victoria (en Spa), dos 2as plazas y una 3ª con la Sanvenero 125, y tres podios con la Bultaco 50, quedando 7º en el campeonato FIM de 125 cm3 y 17º en el de 50 cm3. Y en 1983 logrará in extremis una victoria (Grand Prix de San Marino en Imola) y un 3º (Assen) con una Garelli 50 cm3, mientras que con la MBA 125 cm3 acumulará otra victoria (Le Mans), un 2º puesto (Assen), dos 3os, un 4º, un 5º y un 10º. Con todo ello, acabará 7º en 50 cm3 y 5º en 125 cm3 FIM.

 

   Fielmente apoyado por su amigo, mentor y patrocinador Salvador Gascón, Ricardo Tormo logró brillar con máquinas de entre 50 cm3 y 250 cm3 de cualquier marca (además de las ya mencionadas, hubo en proyecto una “Tormobartol”, debida al ex piloto e ingeniero de las Morbidelli Harald Bartol). Con ellas consiguió cuatro títulos nacionales en 50 cmy otros cuatro en 125 cm3, además de los dos campeonatos mundiales ya citados, con un total de 19 triunfos en Grand Prix (sumando ambas categorías), 36 podios, 11 segundas plazas y 6 terceras.

 

TORMO en 1981, acompañado de Salvador Gascón, presidente del Moto Club Cullera, que ayudó a Ricardo desde el principio

(de “Motociclismo”)

 

   El tercer campeonato mundial debía haberlo obtenido Tormo en 1984, año en el que era oficial de las excelentes Derbi de Paco Tombas con las que su delfín,  “Aspar”,  quedó 4º (el título se lo llevó Dorflinger con su Zündapp). Con esas máquinas Derbi, Jorge Martínez  “Aspar”  conseguiría tres campeonatos seguidos en 1986, 1987 y 1988, siendo  Champi  Herreros quien se apuntaría el de 1989, el último de la categoría de 80 cm3, al igual que Tormo había vencido en la última carrera de la categoría de 50 cm(San Marino 1983). Fue, también, su última victoria en un Grand Prix.

 

En este festejo de 1983 se anunciaba oficialmente la vuelta de la Derbi a los Grands Prix del mundial en 1984, con un presupuesto de 50 millones de pesetas y los pilotos Ricardo TORMO y Jorge Martínez  “Aspar”

(archivo “MotoCiclismo Clásico”)

 

   Pero a la caída de la tarde del martes 24 de Abril de 1984, entrenando en el polígono industrial Can Roca de Martorelles (cerca de la fábrica Derbi, en el circuito no permanente donde ya había vencido nueve años antes), Tormo sufrió un accidente semejante al que le había costado la vida a Jean Bugatti en 1939. Aunque varios hombres de la Derbi controlaban las bifurcaciones de las diferentes calles, no supieron impedir que un Simca 1.200 irrumpiera en la recta por la que el piloto circulaba a más de 150 Km/h, poniendo a punto la roja Derbi para el inmediato Grand Prix de España en El Jarama. Ricardo no pudo evitar la colisión, que resultó violentísima. Tras un calvario de 27 operaciones, le salvaron la pierna derecha, pero el motociclismo había terminado para él.

 

   En Marzo de 1986 su moral estaba por los suelos. Por entonces se reponía de la 10ª intervención quirúrgica cuando su esposa, Concepción, decidió dejarle al mismo tiempo que los médicos le confirmaban que no podría volver a las carreras.  "Después de tantos años de gloria, me veo solo, sin dinero y sin familia. Pero lo que es aún más grave es que no tengo ganas de vivir."

 

   En 1994 fue condecorado por el gobierno de la Generalidad Valenciana y publicó una autobiografía, escrita con la colaboración de Paco Desamparados y con prólogo de Ángel Nieto, cuyo título compendia la dedicación y afición del autor: “Yo, Ricardo - Una Vida por y para la Moto”. Tormo era un auténtico hombre-moto, como demuestran sus sensacionales victorias bajo la lluvia (Castellón 1972, Anderstorp 1977, Spa-Francorchamps 1978, Imatra 1979...). La verdad es que el título de 1981 lo consiguió en condiciones de gran inferioridad mecánica con respecto a sus rivales (Lazzarini, Dorflinger), a pesar del gran trabajo de Ángel Carmona, que había logrado recomponer y mejorar la antigua Bultaco 50; pero Ricardo se hizo merecedor de él por la inteligencia de sus tácticas y por ser  "(...) el mejor piloto  [motociclista]  en mojado que recuerda la Historia",  como afirma otro de sus biógrafos, Francisco Artacho Perea (autor de "Crónicas de un Campeón"). Aunque el propio Tormo había revelado en 1978 que prefería las carreras en seco,  “porque se disfruta más”.  Pero en las de agua  “pongo más interés y procuro concentrarme más”.

 

 

 

 

“Yo, Ricardo – Una Vida por y para la Moto”, de Ricardo Tormo y Paco Desamparados,

y “Crónicas de un Campeón”, de Francisco Artacho Perea.

Luego vemos a TORMO durante una ceremonia de presentación de su autobiografía

(de http://www.todocoleccion.net/libros-deporte/yo-ricardo-una-vida-por-para-moto-tormo-ricardo-desamparados-paco-1994~x49319622,

“Moto Clásica” y “Motor Clásico”)

 

   Únicamente el apoyo de unos pocos amigos fieles le ayudó a sobrevivir; pero, para colmo, en 1996 se le manifestó una leucemia (posiblemente, consecuencia de las repetidas lesiones de médula ósea) que, complicada con cierta insuficiencia hepática, acabó con sus días el domingo 27 de Diciembre de 1998 en el Hospital Clínico de Valencia.

 

TORMO y Nieto en 1997

(Alberto Estévez/agencia Efe en “El Mundo”)

 

   Ricardo Tormo Blaya, nacido en Ayacor (Canals, Valencia) el 7 de Septiembre de 1952, no llegaría a ver la celebración de un Grand Prix en el circuito valenciano de Cheste, por cuya construcción tanto había luchado (desde 1977, aunque originalmentre quería que estuviera emplazado en Cullera) y al que se le daría su nombre. Su funeral y entierro en el cementerio de Canals dio lugar a un sentido homenaje, con la presencia en el cortejo (que comenzó en el polideportivo que lleva el nombre del piloto desaparecido) de decenas de aficionados junto a los campeones Ángel Nieto, Jorge Martínez  Aspar,  Champi  Herreros,  Sito  Pons, Carlos Cardús, Álex Crivillé... Unos meses más tarde y en presencia de los hijos de Ricardo, el monarca español descubría una lápida en Cheste:

 

S. M. EL REY JUAN CARLOS I

INAUGURÓ

EL CIRCUIT DE LA COMUNITAT VALENCIANA

RICARDO TORMO

EL 19 DE SEPTIEMBRE DE 1999

 

   Ese domingo se estrenaba el circuito a efectos internacionales con una prueba del campeonato mundial de motocicilismo FIM (el Grand Prix de Valencia, con victorias de Gianluigi Scalvini, Tohru Ukawa y Régis Laconi), y en una de las pancartas de la pelousse se podía leer:

 

"RICARDO, TU SUEÑO SE HA CUMPLIDO"

 

   Aquella temporada 1999, los campeones del mundo FIM fueron Emilio Alzamora en 125 cm3, Valentino Rossi en 250 cm3 y Álex Crivillé en 500 cm3.

 

 

 

 

 

El  Circuito Ricardo Tormo  de Cheste en 2010, 2013 y 2015.

Contiene un Monumento a los Campeones,

dominado por la escultura de Ricardo TORMO

(de TVE, motogp.com en “El País”, A. Munilla en “El Mundo”,

http://www.cuentatuviaje.net/pueblo.asp?pueblo=208&key=Cheste y “Moto Clásica”)

 

 

 

 

En Grand Prix, TORMO no pudo ascender a categorías superiores, como era su intención.

Pero en 1981 se esforzó en poner a punto la Bartol 250 (2 cilindros, 54 mm x 54 mm = 247 cm3 y 67,3 HP a 10.600 R/mn).

Y en 125 cm3 ganó carreras con Bultaco (Imatra 1979), Sanvenero (Anderstop 1981, Spa 1982) y MBA (Le Mans 1983),

mientras que con Garelli se hacía dueño de la última carrera de la categoría Grand Prix 50 cm3 (Imola 1983), categoría que desaparecía de los circuitos, como desapareció el propio Ricardo TORMO

(Hazel Coad en “Motociclismo” y “Moto Clásica”)

 

 

 

Ricardo TORMO (1952–1998)

(archivos Maurice Büla, Francisco Artacho en “Moto Clásica” y de “Motociclismo”)

 

 

 [entrevista de Javier Herrero a Ricardo Tormo y Jan Thiel en Opatija. Motociclismo: 1 de Octubre de 1978, pg. 22

[entrevista de Andrés Ruiz a Ricardo Tormo. Motociclismo: 17 de Octubre de 1981, pg.34-47]

Mick Walker: pg. 87

Lecturas: 18 de Marzo de 1986, pg. 3; 15 de Enero de 1999 (Efe), pg. 38

Sólo Moto Treinta: Diciembre de 1989 (Josep Lluis Merlos), pg. 130

Prensa: 28 y 29 de Diciembre de 1998

El Mundo: 28 de Diciembre de 1998 (Javier Olave), pg. 4

Solo Moto: 4 de Enero de 1999, pg. 5 (Jaime Alguersuari) y 42-51 (Álex Medina/Jordi Burgarolas)

Motociclismo: 5-11 de Enero de 1999, pg. 5 (Augusto Moreno de Carlos), 6-11 (Juan Pedro de la Torre) y 12-13 (Javier Herrero)

¡Hola!: 14 de Enero de 1999 (Isabel Martínez Pita), pg. 29

Motor Clásico: Febrero de 1999 (Andrés Ruiz): pg. 50

Acción: nº 12 (Abril de 2000; Joana Uribe), pg. 20

Arnaldo Wittemberg & Maurice Bïla: “The Grand Prix Winners 1849-2000”, pg. 78

Marc Unau & Stan Onewater: “Tous les Champions du Monde de Vitesse Moto”, pg. 257

Moto Clásica: Nº 3 (Agosto de 2002. Carlos Polo), pg. 108; Nº 5 (Febrero de 2003. Francisco Artacho), pg. 68

https://es.wikipedia.org/wiki/Ricardo_Tormo

Javier Bolaños (210513)

https://valencians.wordpress.com/ricardo-tormo/ (de http://www.comarcarural.com)

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)