INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

 

 

 

 

WACKY ARNOLT – YA HAS FUMADO MUCHO, TÍO

 

 

 

230307

 

amigos,

 

   Wacky Arnolt era un emprendedor ingeniero, un avispado comerciante, un hábil negociador y, además, un amante de los deportivos británicos y un piloto aficionado. Cuando la empresa en la que trabajaba quebró, compró barata la propiedad del motor marino que fabricaba. Luego supo vender este motor al Gobierno en vísperas de la II Guerra Mundial; y con la fortuna que acumuló se dedicó a fundar otras empresas. Entre ellas, una de fabricación y comercialización de deportivos anglo-italo-americanos, que tuvieron su minuto de gloria en la segunda mitad de los cincuenta.

 

hastaluego

 

 

 

Wacky  ARNOLT   (c.1905-1963)        USA          220905 actualizado 100617

 

 

Kiki es salvado en Haití 2010 por los equipos de rescate

New York City Urban y Virginia Rescue

(foto de Matthew McDermott en “El Pais Semanal”)

 

 

Robert Warwick (1878-1964)

 

   –Digo, con Molière, que la vida

sin tabaco no tiene sentido.

 

Paula Corday (1920-1992):

 

   –Ya has fumado mucho, tío.

 

[en “”The Sword of Monte Cristo”, 1951, Maurice Geraghty]

 

 

   Stanley Harold  Wacky  Arnolt junior, un universitario graduado en ciencias en 1930, fue el promotor y fabricante del Arnolt-Bristol, uno de tantos deportivos semiartesanales de sabor europeo pensados para el mercado norteamericano. Arnolt, en calidad de presidente de la S. H. Arnolt Corporation de Chicago y directivo de la firma carrocera Bertone de Torino, concibió un pequeño sport que tuviera fácil venta en USA.

 

Stanley Harold  Wacky  ARNOLT junior

(de “Sports Cars Illustrated”)

 

   Había diseñado y fabricado un pequeño y eficiente motor marino. Propietario de un MG desde 1949, se hizo fan de los deportivos británicos, lo que le serviría para introducirse con audacia en la importación y venta de autos británicos en USA (hizo un pedido de mil Morris Minor), así como en la fabricación de accesorios para los mismos.

 

Entre otros accesorios, ARNOLT ofrecía parachoques suplementarios para los minúsculos deportivos británicos, siempre amenazados en los aparcamientos por los mastodónticos sedanes norteamericanos

(de “Sports Cars Illustrated”)

 

   Wacky Arnolt visitó el Salón del Automóvil de Turín 1952, donde se enamoró de dos ejemplares que exponía Bertone, carrozados a su gusto: un coupé y un cabriolet con chasis y mecánica de MG TD. Inmediatamente los compró, llegando a un acuerdo con Bertone para producirlos en pequeña serie.

 

   Tras los primeros Arnolt-MG Bertone (un bonito descapotable de 2 + 2 plazas en el que el motor original, de 1.250 cm3 y 55 HP a 5.400 R/mn se podía sustituir por otro de 1.798 cm3 + compresor y 130 HP), el modelo más representativo de la nueva firma S. H. Arnolt Incorporated sería el roadster Bolide, basado en el chasis de batalla corta del Bristol 404, vestido con una carrocería italiana al gusto inglés, diseñada por Franco Scaglione, fabricada en Turín por Bertone y ensamblada en Warsaw (Indiana).

 

 

 

El Arnolt-MG era un agraciado cabriolet de 2 + 2 plazas con buen maletero y un cierto toque deportivo, sobre todo con el motor 1,8 l + compresor de 130 HP y un peso de menos de una tonelada métrica.

Las carrocerías las hacía Nuccio Bertone con diseño de Giovanni Michelotti sobre los chasis MG venidos de Inglaterra, para luego ser expedidos a Estados Unidos. ARNOLT confiaba en poder venderlos a los snobs amantes del diseño italiano a un precio de 3.000 $ la unidad, lo que resultaba mucho más barato que los 5.000 $ que costaba un Nash-Healey Pinifarina. En total se fabricó un centenar de estos Arnolt-MG, la mitad de ellos en versión coupé

(de “Motorsport” y Serge Cordey en “Rétroviseur”)

 

   Después de la muerte del factotum Arnolt, Nuccio Bertone recordaría la impresión que le produjo su primer encuentro con él, al verle aparecer con aspecto de cow-boy, sombrero Stetson y botas texanas de alto tacón (puro estilo Carrol Shelby); ocasión en la que Wacky le compró aquellos dos primeros MG especiales, encargándole otros 100 –lo que salvó de la ruina a Bertone, quien hizo vice-presidente de su compañía a Arnolt–.

 

 

El motor MG del Arnolt standard era el 4 cilindros de 1.250 cm3 que, con dos carburadores SU, rendía 55 HP a 5.400 R/mn para un peso en vacío de 850 Kg.

Pero, a petición, se podía animar con el 4 cilindros del MGB, un 1.798 cm3 que, con un SU + un compresor volumétrico, ofrecía unos suculentos 130 HP (primera foto), que conferían bastante más brio al coqueto cabriolet de 950 Kg.

La completa instrumentación parece algo fuera de sitio. Los dos medidores más a la vista son los menos interesantes para un piloto: amperímetro y nivel de combustible ocupan el lugar que debe reservarse al cuentarrevoluciones

(Serge Cordey en “Rétroviseur”)

 

   Tras un intento de fabricar unos Arnolt-Aston Martin Bertone (tres unidades fueron terminadas), Wacky Arnolt se dirigió a la Car Division de la Bristol Aeroplane Company. El resultado fue el Arnolt-Bristol Bolide, algo menos burgués y bastante más deportivo que el Arnolt-MG. Tras llegar un acuerdo con la Bristol, el avispado Wacky Arnolt confiaba en poder conseguir un dos litros competitivo pero bastrante más barato que el Bristol 404 que se vendía en USA a 6.750 $. Y lo consiguió. Para el mercurial Wacky Arnolt, los acontecimientos se sucedían muy rápidamente. En Abril de 1953, durante el International Motor Show de Nueva York, llega a un acuerdo con James Watt, director comercial de la Bristol, para que se le suministre a la Bertone chasis y motores. En Junio, un prototipo Arnolt-Bristol parte de Turín a Filton para su ensayo. Un segundo chasis con una carrocería y un equipamiento más lujosos será expuesto en otoño en el Salón de Earls Court de Londres, junto al Bristol 404. En Marzo de 1954, los primeros Arnolt-Bristol Bolide llegan a Warsaw y a Chicago, para su terminado y comercialización.

 

Otro prototipo del roadster Arnolt-Bristol Bolide Bertone se expuso en el Motor Show de Turín 1954

(archivo "Motor Sport")

 

   El diseño general de la carrocería se debía a Franco Scaglione, quien en aquella época también trabajaba para Bertone. El resultado fue un vehículo deportivo de una estética original pero sin demasiadas estridencias, que resultó, además, competitivo y fiable.

 

Un Arnolt-Bristol Bolide junto a un Bristol 405 en el stand Bristol del Salon de l’Automobile de Paris 1955

(archivo "Motor Sport")

 

 

Además de los roadsters, se fabricaron tres versiones coupé del Arnolt-Bristol, mejor equipadas y más lujosas que el roadster, pero con la misma mecánica

(archivos "Motor Sport", Enclopedia Brazendale y Douglas Armstrong)

 

 

 

El roadster Arnolt-Bristol Bolide

(de CSR-W. en “Motor Sport” y Serge Cordey en “Rétroviseur”)

 

 

 

 

El motor era el veterano 2,0 litros Bristol BS1 de carrera larga (de origen BMW 328: 6 cilindros, 66 mm x 96 mm = 1.970,6 cm3, compresión 9:1, 3 carburadores Solex, 132 HP a 5.500 R/mn).

Pesando poco más de 900 kilogramos, el Arnolt-Bristol Bolide podía acercarse a los 190 Km/h ~ 120 M/h (más veloz que el Bristol 404 coupé). Era, además, bastante vivaz: en 3ª velocidad y a 6.000 R/mn, alcanzaba 155 Km/h.

Se produjeron unos 140 ejemplares

(de CSR-W. en “Motor Sport” y Serge Cordey en “Rétroviseur”)

 

   Con un Arnolt-Bristol Bolide, Fred Wacker junior se había adjudicado el campeonato nacional SCCA 1954 de clase E, exaequo con el Frazer Nash de Ted Boynton, lo que impulsó a Wacky Arnolt, que tembién era piloto aficionado, a participar oficialmente en las Twelve Hour Florida International Grand Prix of Endurance. Reclutó para ello a Reg Collins y Walter Inai como managers del equipo, y a Juan López como mecánico jefe. Asimismo, contó con el concurso del veterano piloto René Dreyfus (que residía en Nueva York, al frente de su restaurante de cocina francesa) y a otros  amateurs  menos conocidos, los cuales ganaron la categoría sport de hasta 2,0 litros de dicha prueba de resistencia, las 12 Horas de Sebring, en 1955.

 

 

 

René Dreyfus (1905-1993) fue un notable gentleman driver en los años ’30, que llegó a ganar el Grand Prix de Mónaco 1930. Pero había cambiado el volante por las sartenes y las cazuelas de un restaurante en New Jersey. Y, después de la II Guerra Mundial, en otro de Manhattan,  Le Chanteclair.  A regañadientes, en 1955 salió de su retiro de piloto y aceptó la oferta del persuasivo Wacky ARNOLT

(H. R. en la obra de Rupert Prior y archivos Bob Wagner y Giovanni Canestrini)

 

   El propio  Wacky  (apodo que le venía de su primer empleo en la Waukeshea Engine Company, donde se fabricaba aquel motor marino de 4 cilindros y 1.100 cm3) llevaba en Sebring 1955 uno de sus coches, el nº 59, compartido por Robert Goldich, y resultó clasificado 25º scratch y 2º de clase. [Entre paréntesis, aquel motor marino fue adquirido por la US Navy, lo que hizo la fortuna de Wacky Arnolt, quien amplió su campo de actividades a la fabricación de barcos, accesorios para automóviles y muebles metálicos, a la edición de periódicos y a la plantación de cocoteros en México, además de lo de los coches y el equipo de competición.]

 

   Los demás Arnolt Bolide también terminaron: John Panks/Ernie Erickson llevaron el nº 60 al 18º puesto scratch y al 1º en clase sport 2,0 litros; René Dreyfus/Robert Grier entraron en el puesto 29º con el nº 58; y el nº 57 de John Norwood/Don Vitale fue clasificado 33º. En conjunto, un esperanzador éxito del equipo de Arnolt, que confirmaba que el Bolide era un eficaz y resistente sport.

 

Propaganda de la S. H. Arnolt, Inc., con la foto del Arnolt Bolide nº 58 que René Dreyfus y Robert Grier llevaron al puesto 29º scratch en Sebring 1955

(en “Sports Cars Illustrated”)

 

   En 1956 no se repite el éxito en Sebring, la carrera fetiche para los Arnolt, disputada el 24 de Marzo. Aunque dos equipos terminan la prueba (el Bolide nº 39 de Bob Ballenger/Phil Stewart en el puesto 13º, y el nº 40 de Jim Peterson/Ted Boynton en el 17º), la victoria de categoría recae en el Ferrari 2,0 litros de Rubirosa/Pauley, que ha sido 10º scratch. Por otra parte, el Arnolt Bolide nº 67 de Ryan ha tenido que abandonar en la vuelta 134ª por quedarse sin gasolina, mientras que el nº 38 de Arnolt/Goldich le ha antecedido en la 79ª, por rotura de la dirección y/o de la suspensión.

 

El Bolide de dorsal nº 38 se había salido de la pista para evitar al Maserati nº 25 que Charly Menditeguy compartía con Cesare Perdisa. Tras adelantar forzadamente al Arnolt, el Maserati volcó. Goldich optó por evitar la inminente colisión abandonando el asfalto, y quizá ello fuera el origen de la avería del Bolide unas vueltas más tarde. Por su parte, Menditeguy (1915-1973) se lesionó tan gravemente que en algún sitio fue dado por muerto

 (Bernard Cahier en “L’Année Automobile 1957”)

 

 

De nuevo propaganda del Bolide, que ARNOLT ofrece por 4.250 $ equipado para la competición. El dorsal nº 38 es el que llevaba en Sebring 1956.

En el segundo afiche, el piloto del Bolide nº 112 es Hal Stetson

(en “Sports Cars Illustrated”)

 

   A finales de año, en las Bahamas Arnolt lleva uno de sus coches al 4º puesto en la clase Production de una de las mangas. En la edición 1957 de Sebring, Arnolt/Goldich comparten de nuevo un Arnolt-Bristol, nº 39 esta vez, pero la tragedia, siempre presente, se materializaría sin remedio: Wacky ha observado fallos en la dirección y problemas en los frenos cuando, tras una cuarentena de vueltas, le cede al auto a Goldich, advirtiéndole de que tenga cuidado; pero Bob Goldich se matará poco después, al salirse en una curva.

 

 

Con el Arnolt-Bristol Bolide nº 39, Goldich se mata en Sebring 1957

(Eric Brumenil en http://www.racingsportscars.com/photo/1957/Sebring-1957-03-23-039a.jpg

y de "Fotogramas")

 

   Los otros dos Arnolt (el nº 37 de Bob Ballenger/Jim Peterson y el nº 38T de John Weitz/Robert Gary) se retiraron en señal de luto.

 

   La desaparición de su compañero desmoraliza al ingeniero-empresario-piloto, que decide abandonar las competiciones por un tiempo. El año siguiente sólo se verá un Arnolt-Bristol en Sebring 1958 (Arnolt/Goldman/Durbin en el nº 40), que se clasificó 35º scratch; y hasta 1960 no retornará la marca a las 12 Horas, consiguiendo una nueva victoria de clase con Ralph Durbin/Max Goldman, que terminan en el puesto 14º scratch y 1º en categoría GT 2,0 l con el Arnolt-Bristol Bolide nº 31 y a 115,75 Km/h de media. James Johnston/Bud Seaverns/William Bradley clasificarán el Bolide nº 33 en el puesto 22º, mientras que Tom Payne/Robert Gary llevarán el nº 32 al puesto 39º scratch. El team S. H. Arnolt Inc. obtendrá de esta forma el premio por equipos. Esa temporada, el equipode Arnolt ganará 6 pruebas SCCA sobre nueve, confirmando su calidad.

 

 

 

En Sebring 1960, los Bolide nos 31, 33 y 32 terminan 14º, 22º y 39º, respectivamente, logrando la victoria de la categoría y el premio por equipos; pero Wacky ARNOLT ya no ha querido tomar el volante

(Verne Wheelwright en http://www.racingsportscars.com/photo/1960/Sebring-1960-03-26-031a.jpg,

Dave Nicholas en http://www.racingsportscars.com/photo/1960/Sebring-1960-03-26-033.jpg

y John E. Kelley en http://www.racingsportscars.com/photo/1960/Sebring-1960-03-26-032.jpg)

 

   Siembre fascinado por los autos británicos, tras haber esbozado otro Arnolt-Bentley con carrocería de Michelotti, el dinámico S. H.  Wacky  Arnolt perdió fuelle e interés por los coches y las carreras, y murió a finales de 1963, el jueves 24 de Diciembre, desapareciendo su marca unos pocos años después

 

 

 

El roadster Arnolt-Bristol Bolide, que tuvo éxito en competición en manos del propio Wacky ARNOLT, entre otros, representa sólo una pequeña muestra de la intensa actividad de este empresario y piloto aficionado, pero es la muestra que nos interesa aquí.

El último de la fila es un ejemplar de 1954, adjudicado en Bonhams 2017 por 324.500 $.

Varios otros supervivientes han sido animados por motores V8 Chevrolet o Pontiac

(de “Motor Sport”, Enciclopedia Lillywhite y “Motor Clásico”)

 

 

 

 

Wacky ARNOLT (c.1905–1963)

(archivo “Motor Sport”,

Lynn O’Kane en http://www.racingsportscars.com/photo/1957/Sebring-1957-03-23-039.jpg

y en “Sports Cars Illustrated”)

 

 

Motor Sport: Abril de 1990, pg. 379 (CSR-W.) y 380 (Anthony Crook)

Rétroviseur: Diciembre de 2006 (Serge Cordey), pg. 41

Enciclopedia of Classic Cars (Brazendale): pg. 33

http://en.wikipedia.org/wiki/Arnolt

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)