INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

  

 

 

WILLY MAIRESSE – DEMASIADOS VIAJES AL INFIERNO

 

 

 

11008

 

amigos,

 

   hoy habría cumplido 80 años Willy Mairesse, un piloto dotado pero impetuoso y desmedido, que no pudo soportar no volver a correr.

 

hastaluego

 

 

 

Willy  MAIRESSE   (1928 – 1969)        Bélgica      30399 actualizado 110616

 

 

para María Iziar R.,

que sabía de viajes al infierno

 

 

I have been to hell and back many times.

 

Carl Sandburg

 

 

   Nacido el 1 de Octubre de 1928 en Momignies (Hainaut), este arrojado piloto apodado  Wild Willy, Mad Mairesse  Kamikaze Willy,  llegó a ser oficial de Ferrari en sport y monoplazas. Autor de notables hazañas y víctima de terribles siniestros, se suicidó al no poder superar las secuelas físicas y psicológicas de su último accidente, acaecido en la primera vuelta de las 24 Horas de Le Mans de 1968, que disputaba, compartiéndolo con “Beurlys” (Jean Blaton), al volante de un Ford GT40 Mk I privado (nº de serie 1079), perteneciente a la Écurie Francorchamps, regida por el ex piloto Jacques Swaters, que tanto había ayudado a Willy en sus comienzos y que parecía ser el único que aún confiaba en él.

 

(de "L'Automobile")

 

   Dentro de la enorme agresividad de su pilotaje, en Mairesse podía atisbarse un soplo de fatalismo. Stirling Moss lo supo captar: “Corre al límite del desastre, sabiendo que la catástrofe está ahí, esperando, quizá, que se produzca en su honor...”  Para Hartmut Lehbrink, “(...) cada vez que tomaba la salida parecía emprender un viaje al infierno.”  Peter Revson era del mismo parecer; en una carrera en Spa lo contempló cuando se encontraba en la parrilla, aferrado al volante del auto, con el rostro fruncido, las cejas enarcadas, los ojos inclinados, el color cambiado,  “era casi como mirar al diablo”.  (“It was almost like looking at the devil.”)  O como si el propio Mairesse estuviera viendo al diablo.

 

MAIRESSE en Spa 1963

(© Rainer W. Schlegelmilch)

 

   Su ejecutoria estuvo trufada de accidentes: en Las Deuze Heures de Huy 1957 perdió el control del Mercedes-Benz 300SL nº 11 en un peligroso descenso (Les Poudreries de Clermont, donde se mataría "Henry Vittel" en 1966), volcando el coupé y estrellándose contra unos árboles.

 

 

Accidente de Willy en las 12 Horas de Huy 1957.

El año anterior había ganado esta prueba, pero aquí comenzaba la saga del destrozo de coches caros

(PhotoArt - Marcel Beeckman, colección familia Mairesse, archivo corvette fan en www.forum-auto.com)

 

   En Le Mans 1958, el Ferrari 250 TR de la Écurie Francorchamps, que Willy compartía con Lucien Bianchi, se accidentó en la 4ª hora. En Spa 1960 acosó a Chris Bristow hasta que el Cooper de éste derrapó en Burneville con fatal resultado. Al poco de la salida del Grand Prix de Mónaco 1962 y tras un adelantamiento demasiado "audaz" para llegar primero a la Horquilla del Gasómetro, Willy casi echó de la pista a Graham Hill y Bruce McLaren, aunque peor fue lo de Ginther, quien, inmediatamente detrás y con el acelerador agarrotado, embistió a Trintignant y Gurney, dejando fuera de carrera además a Ireland y Taylor (y resultando muerto un comisario de pista por una rueda desprendida del BRM de Ginther). En Spa 1962, Mairesse golpeó por detrás en Blanchimont al Lotus de Trevor Taylor (con quien mantenía un duelo cerrado por la 2ª plaza), su Ferrari 156 nº 10 se incendió y Mairesse se pasó tres meses de baja. Más adelante veremos detalles de tanto siniestro.

 

   Habiendo debutado tardíamente en 1953 con el Porsche 356 1 ½ l de un amigo, ese año participa en el Maratón de la Ruta Lieja/Roma/Lieja. El año siguiente insiste en este raid con un Peugeot 203, lo mismo que en 1955.

 

 

Una primera gran victoria la obtuvo Willy en las Douze Heures de Huy (12 Uren van Huy) 1956 con este Peugeot 203 nº 3 (1.490 cm3 + compresor), con el que batió al Mercedes-Benz 300 SL de su amigo Freddy Rousselle.

Con el mismo 203, MAIRESSE había hecho el Maratón de la Ruta Lieja/Roma/Lieja 1954, repitiendo en 1955 (dorsal nº 95, Maurice Desse de copiloto, segunda foto)

(archivos corvette fan en www.forum-auto.com

 y http://luiscezar.blogspot.com.es/2007/12/rallye-lige-rome-lige-rallye-marathon.html)

 

   Para 1956 se ha hecho con el Mercedes-Benz 300SL 3,0 litros, con el que insiste en el Maratón de la Ruta, y esta vez lo gana.

 

 

 

Willy MAIRESSE/Willy Génin ganaron el Marathon de la Route 1956 con el Mercedes Benz 300SL nº 70, su primera gran victoria internacional.

Con el mismo Mercedes, MAIRESSE ha sido 3º en la carrera de GT de NürburgRing

(archivos http://luiscezar.blogspot.com.es/2007/12/rallye-lige-rome-lige-rallye-marathon.html

y “L’Année Automobile 1956-1957)

 

Willy MAIRESSE, satisfecho tras ganar el XV Marathon de la Route Liége/Roma/Liége 1956, sonríe, abierta la puerta en ala de gaviota de su Mercedes-Benz 300SL, como intuyendo su brillante futuro.

Porque, en efecto, la hazaña llama la atención de Jacques Swaters, del Équipe Nationale Belge (ENB), y el año siguiente correrá con los Ferrari de este importador de la marca

(V. B. en “Auto-Jahr 1956-1957”)

 

   De 1957 a 1959 correrá para el ENB, para el que será 2º en las 12 Heures de Reims. En 1959 disputa de nuevo el Lieja/Roma/Lieja con Desse y a bordo de un Renault Dauphine con el que queda 2º de categoría Turismo, tras otro Dauphine de Féret/Monraisse, que es 2º scratch. El duelo de Mairesse con Olivier Gendebien en el Tour de France 1959, ambos con Ferrari 250 GT, llama la atención de Enzo Ferrari, que le ofrece un contrato para la siguiente temporada (aunque Mairesse/Berger se han clasificado finalmente en la 2ª plaza, tras Gendebien/Bianchi).

 

En 1959, MAIRESSE volvió a participar en el Maratón de la Ruta con este Renault Dauphine Gordini nº 22, a falta de algo mejor. Pero, con Maurice Desse de copiloto, Willy lo clasificará 2º en Turismo

(archivo http://luiscezar.blogspot.com.es/2007/12/rallye-lige-rome-lige-rallye-marathon.html)

 

 

 

En 1960 debutó en fórmula I, habiéndose convertido en un favorito del  commendatore  Ferrari.

En su primer Grand Prix, el de Bélgica, ocurrió aquel incidente en el que murió Chris Bristow. En el tercero, el Grand Prix de Italia en Monza, Willy se clasificó 3º. En la primera fotografía lo vemos charlando con su compañero de equipo Phil Hill, que parece explicarle algún secreto de los Ferrari. Hill firmó la vuelta más rápida y ganó la carrera, seguido de Richie Ginther, también con Ferrari.

En la segunda foto, MAIRESSE, 3º, es felicitado.

Pero este sería su mejor resultado en fórmula I del campeonato mundial, tras 12 Grands Prix puntuables cubiertos en cuatro temporadas, de 1960 a 1963. Sería también 7º en Mónaco 1962 y 4º en Monza 1962. Todos los demás fueron abandonos y accidentes. Ferrari le despidió en 1963 y Willy sería acogido por la Écurie Francorchamps y, luego, por la Filipinetti

 (de "L'Automobile" y archivo http://clubf1.es/viewtopic.php?t=13196)

 

   Entre lo más escogido de su palmarés se pueden señalar las siguientes victorias –algunas ya mencionadas–: 12 Horas de Huy de 1955 y 1956; Marathon Liége/Roma/Liége 1956, Grand Prix Automobile de Charleroi 1957 (300SL).

 

   Ya oficial de Ferrari, la lista continúa con el Tour de France Automobile 1960, secundado por Georges  Jojo  Berger en un Ferrari 250 GT. También serían con Ferrari la mayor parte de las siguientes victorias: Gran Premio de Spa de GT 1960, 6 Horas de Auvergne 1961, Gran Premio de Spa de GT 1961, Tour de France Automobile 1961 (de nuevo con Berger y un 250 GT); Targa Florio 1962 (con Ricardo Rodríguez y Olivier Gendebien); Gran Premio de Bruselas 1962 (circuito Heizel); Gran Premio de Nápoles 1962 (circuito Posillipo); 1.000 Kilómetros ADAC 1963 en NürburgRing (con John Surtees en un Ferrari 3,0 l prototipo); Gran Premio de Spa 500 Km en GT 1963, con Ferrari GTO, a 191,93 Km/h y ante Noblet (GTO) y Siffert (GTO); Gran Premio de Angola 1964 en Luanda (con Ferrari 275 LM, ante Lucien Bianchi, Gérard Koch y Jo Schlesser); Zolder 1965; Coupes de Belgique 1965; 500 Kilómetros de Spa GT 1965 (ante Piper y Ben Pon);Targa Florio 1966 (con Herbert Müller, sobre Porsche 906).

 

   Otras plazas de honor de Willy serían: 3º en el Gran Premio de Monza 1959 (tras Alfonso Thiele y Carlo Maria Abate, todos con Ferrari); 2º en el Tour Auto 1959, 3º en el Grand Prix de Italia 1960; 2º en las 24 Horas de Le Mans 1961 (con Mike Parkes y Ferrari); 2º en los 1.000 Km de París 1961 (con Bianchi en un GTO y tras el GTO de los hermanos Rodríguez); 2º en las 12 Horas de Sebring 1963 (con Nino Vaccarella y Ferrari), 2º en la Targa Florio 1963 (Ferrari oficial 250P nº 190, Bandini y Scarfiotti), 2º en los rallies Limousin y Deux Catalognes 1965, 3º en las 24 Horas de Le Mans 1965 y 1967…

 

   A lo largo de 1961, en la Scuderia le escatiman los fórmula I, aunque le dan libertad para correr con otras escuderías, y Willy hace el Grand Prix de Bélgica con un Lotus XVIII-Coventry Climax del ENB, el de Francia con un Lotus XXI oficial, y el de Alemania con un Ferrari 156 V6 oficial, pero las tres salidas se saldan con sendos abandonos. En pruebas de fórmula I no puntuables ha utilizado el Emeryson-Maserati del ENB (8º en Bruselas, 11º en Siracusa). La temporada siguiente gana por primera vez la Targa Florio.

 

 

 

Al promedio de 102,1 Km/h, MAIRESSE anotó en su palmarés la prestigiosa Targa Florio en su XLVI edición, secundando a Olivier Gendebien y a Ricardo Rodríguez en el Ferrari 2.400 nº 152.

Demasiadas cabezas para tan exigua corona

(de “L’Automobile” y archivo Publifoto en "Auto Rama",

y archivo Borsari en http://www.motorweb-es.com/foro/viewtopic.php?f=3&t=1079&start=105)

 

 

 

MAIRESSE se había iniciado en fórmula I en Spa 1960, pero la primera victoria no le llegaría hasta el III Grand Prix de Bruxelles 1962 (en Abril, no puntuable) sobre el circuito del Heysel. Para esta carrera, Willy disponía de un Ferrari del año anterior con la suspensión actualizada (nº 10).

Graham Hill (BRM V8 nº 12) ganó la primera manga, seguido de Stirling Moss (Lotus Coventry Climax V8 nº 1). Pero los BRM fueron desclasificados por haber tenido que ser empujados para arrancar (sus acumuladores eran de escasa capacidad), y Moss, después de haber demostrado que era el más rápido, como casi siempre, tuvo que retirarse en la vuelta 11ª de la segunda manga, dejando la victoria en manos de MAIRESSE, a quien seguían Bonnier (Porsche 1959 nº 16) e Ireland (Lotus UDT nº 2). La tercera manga repetía resultados, así que Willy MAIRESSE fue el vencedor general (con 5 puntos), ante Bonnier (10 puntos), Ireland (13 puntos) y Keith Green (Gilby-Coventry Climax nº 21).

En el dibujo a color y además de los citados, el nº 6 es el Lotus de Jim Clark, el nº 4, el Lola Coventry Climax 4 cilindros de John Surtees, y el nº 11, el Maserati amarillo de la Escudería Nacional Belga, que llevaba Lucien Bianchi –otro debutante en fórmula I, como Siffert (Lotus XX-Ford Cosworth L4 1.475 cm3 nº 19) y Schiller (Porsche nº 18)–

(H. Lamy en “L’Automobile”)

 

Otra victoria de Willy en una prueba menor, el Gran Premio de Nápoles 1962 de fórmula I, en el que MAIRESSE se clasificó 1º, 3 segundos por delante de su team-mate Lorenzo Bandini. Ambos, sin oposición válida, firmaron la vuelta rápida record (115,486 Km/h), entrando en meta ante Green (Gilby), Abate (Porsche), Burgess (Cooper), Shelly (Lotus), Parnell (Lotus), Piper (Lotus) y Settember (Emeryson).

(de "L'Automobile")

 

 

 

La determinación reflejada en la expresión de MAIRESSE en la parrilla del Grand Prix de Mónaco 1962 se saldaría en la primera vuelta con una carambola que eliminaba a cinco pilotos y mataba a un comisario.

Willy, que a pesar de su audacia no pudo clasificarse mejor que 7º con el Ferrari 156 nº 40 en la carrera ganada por McLaren con el Cooper T60-Coventry Climax nº 14, no tuvo la culpa esta vez (fue una rueda desprendida del BRM de Ginther)

(de “L’Automobile” y © R. W. Schlegelmilch)

 

 

 

Pero, un mes después, otro accidente de Willy MAIRESSE en el Grand Prix de Bélgica 1962 en Spa-Francorchams pudo costarle caro. Ya en la parrilla parecía presentir algo (primera foto).

En la segunda foto vemos el pelotón poco después de la salida. MAIRESSE salía 6º de 19 en la parrilla con el Ferrari 156 nº 10, y aquí está en esa posición, tras McLaren, Trevor Taylor, Phil Hill, Masten Gregory e Innes Ireland.

En la tercera lo vemos tras McLaren y ante Jim Clark. Delante de este trío, sólo Graham Hill y Trevor Taylor caracolean en cabeza

((© R. W. Schlegelmilch  y de “L’Automobile”)

 

 

 

 

 

 

MAIRESSE se lanza a la caza de Trevor Taylor (Lotus XXIV-Coventry Climax nº 27), que en la vuelta 25ª marchaba 2º. En la primera foto vemos a Willy en una desesperada frenada tardía.

Con problemas en la caja de cambios, llegando a Blanchimont a más de 200 Km/h Taylor hace un trompo al reducir y Willy no puede esquivarlo. Tras la colisión, ambos monoplazas de arrastran durante 170 metros.

Taylor ha salido despedido y, milagrosamente, no se ha roto nada (segunda y tercera fotos).

Pero el Ferrari 156 nº 10 de MAIRESSE se ha prendido fuego, y Willy saldrá del lance con abundantes excoraciones, cortes y quemaduras, aunque no gravemente herido

 (de “L’Automobile”, R. W. Schlegelmilch y archivo Juan F. Gómez)

 

 

Ya repuesto, en el Grand Prix de Italia tenía el tercer puesto a su alcance al adelantar al Cooper-Coventry Climax V8 de Bruce McLaren en la vuelta 80ª; pero éste no se despegó de su cola y batió a Willy en la meta por cuatro décimas de segundo. 1º y 2º fueron los BRM de Graham Hill y Richie Ginther.

Y en los 1.000 Km de París 1962 tuvo problemas, pero al final clasificó 5º este Ferrari GTO que compartía con Lucien Bianchi.

(de “L’Automobile”)

 

   En 1963 Willy llevaría otro Ferrari en la Targa Florio, compartido con Scarfiotti y Bandini. Como hemos visto, el piloto ya había ganado esta prueba el año anterior (con Ricardo Rodriguez y Olivier Gendebien, pero anotándose personalmente la vuelta más rápida: 40 mn 0,3 s, a 107,93 Km/h) y volvería a ganarla en 1966. Sin embargo, en 1963 perdió una victoria segura al cometer un error de última hora: casi a la vista de la meta, su única amenaza era el Porsche 718 GTR nº 160 de Bonnier/Abate (con problemas en el cambio), pero Mairesse hizo un trompo, golpeó un mojón y cuando cruzó la línea, arrastrando por el asfalto medio Ferrari, sólo pudo ser 2º.

 

 

 

En la XLVII Targa Florio 1963, un disculpable error de cálculo bajo la lluvia en la última vuelta llevó a Willy a hacer un semitrompo y golpear un mojón con la trasera del Ferrari nº 190. El resultado fue que perdió por menos de 12 segundos otra victoria en la Targa y armó un espectáculo al entrar 2º en meta con el capot trasero arrancando chispas del pavimento

(archivo www.forum-auto.com, vía Karino, y de “L’Automobile”)

 

 

 

Con el Ferrari GTO nº 36 del Équipe Nationale Belge, MAIRESSE recupera la sonrisa tras una esforzada victoria en los 500 Km de Spa de Mayo de 1963.

En cabeza desde el princiipio, en la vuelta 20ª dejaba pasar a Noblet y Siffert a tenor de un reavituallamiento; pero luego batía una y otra vez el record de vuelta hasta recuperar el liderato y terminar venciendo a 191,833 Km/h de promedio. Spa-Francorchamps, de 14.120 m entonces, siempre ha sido un circuito ultra rápido.

MAIRESSE ya era conocido, pero la carrera sirvió para revelar a Ferguson, quien con este Lotus Elite nº 10 de 1.216 cm3 hizo morder el polvo a los Porsche de hasta 2,0 litros y terminó a 170,358 Km/h de media, girando, desbocado, de la forma que se aprecia en la foto

(de “L’Automobile”)

 

   El 19 de Mayo de 1963 Mairesse gana los 1.000 Km ADAC de NürburgRing, compartiendo el Ferrari 250P 3,0 l nº 110 con John Surtees.

 

 

En NürburgRing, MAIRESSE (Ferrari nº 110) y Parkes (nº 111) persiguen al escapado Porsche 718 WRS 2,0 l nº 100 de Phil Hill/Jo Bonnier sobre el incomparable circuito que en este ocasión mide 22.810 m. Pero Hill se saldrá en la vuelta 21ª con problemas en el cambio (tenía que saltar de 5ª a 2ª para reducir), y el Ferrari nº 111 de Parkes /Bandini también acabará accidentado. De esa forma, la victoria será para Surtees/MAIRESSE, ante Noblet/Guichet con Ferrari GTO, Abate/Maglioli con Ferrari proto y Walter/Pon/Barth/Linge con Porsche Carrera 2,0 l), después de una meritoria cabalgada de 7 h 32 mn 18 s, que batía el antiguo record de Phil Hill/Olivier Gendebien.

En la segunda fotografía: relevo entre Surtees y MAIRESSE

(de “L’Automobile”)

 

   Pero la mala suerte sigue persiguiéndo a nuestro hombre, castigándolo con un nuevo siniestro en Le Mans 1963, a las 11:00 h de la mañana del domingo, en un momento en que el Ferrari 250P que compartía con Surtees dominaba la prueba. A resultas de un reavituallamiento deficiente, el rojo sport deflagró al llegar a las Esses y Willy salió con serias quemaduras en el brazo derecho, ya castigado por anteriores heridas.

 

 

 

Willy MAIRESSE vuelve a lesionarse en Le Mans 1963

(archivo Isbel Quiroz y de "L'Automobile")

 

   Dos meses después, el 4 de Agosto, durante el Grand Prix de Alemania 1963 disputado en NürburgRing, se salió de la calzada en la trazada de Quiddelbacher Höhe hacia Flugplatz durante la 2ª vuelta al Nordschleife (de 22.772 m esta vez), lesionándose el hombro, el brazo y las piernas de tal forma que tuvo que permanecer 14 meses inactivo. En el siniestro murió un joven sanitario de la Cruz Roja al ser alcanzado por una rueda del Ferrari 156 nº 8. La carrera la ganó el gran John Surtees (Ferrari 156 nº 7), un maestro sobre este traicionero trazado.

 

   Willy se reincorporó en los 1.000 Km de Paris de Octubre de 1964, pero la confianza en sí mismo comenzaba a resquebrajarse. En esa prueba de resistencia, su Ferrari nº 7 se averió tras sólo 4 vueltas al circuito de 7,0 Km de Montlhéry, y el piloto, desolado, anunciaba su retirada.

 

(de "L'Automobile")

 

   Volvió, porque su pasión era más fuerte que la decepción. Volvió de inmediato y aún ganarìa pruebas tan meritorias como el Gran Premio de Angola, el de Zolder, la Targa Florio… Pero sus desgracias no habían terminado. En 1961 era el hombre de confianza de Ferrari, su piloto probador y el prologuista de la autobiografía de Enzo. Pero esa confianza se había perdido en un par de temporadas.

 

 

Con un Ferrari 275 LM, Willy ganó a finales de 1964 el Gran Premio de Angola, circuito de Luanda, ante Lucien Bianchi, Gérard Koch, Jo Schlesser.

Luego fue 2º en el Rallye Limousin 1965 (Ferrari 250 GTO nº 2),

y 3º en Le Mans, con “Beurlys” y el Ferrari 275 GTB nº 24 de la Écurie Francorchamps

(de "L'Automobile")

 

 

 

En los 500 Km GT de Spa 1965, MAIRESSE logró otra brillante victoria (su 4ª victoria en esta prueba) con el Ferrari 275 LM nº 2 de la Écurie Francorchamps, con el que se enfrentó al Ferrari 330P oficial de Mike Parkes. Willy batió, por este orden, a David Piper (Ferrari LM), Ben Pon (Porsche 904), Andy Sutcliffe (Ferrari GTO) y Bob Bondurant (Shelby Cobra Daytona GT Coupé).

Luego ganó en Zolder con el 275 LM.

Y participó en las 24 Horas de Spa-Francorchamps para Turismos con un BMW 1.800 TI compartido con Hubert Hahne y con el que no terminaron

 (de "L'Automobile")

 

   Willy corría en todo y con todo, no podía vivir sin ello. Incluso después de haber sido una figura en fórmula I y en sport, no rehuía participar en rallies o carreras menores. En el VI Rally Dos Cataluñas 1965 se clasificó 2º con un Alfa Romeo GTA compartido con M. Gauvin, tras el Alpine A110-Renault de Mauro Bianchi/Perramond, pero siendo vencedor de la Challenge Shell y 2º en la manga especial de velocidad corrida sobre el circuito de Montjuich, donde su GTA no pudo con el Ford Cortina Lotus de un Estanislao Reverter en estado de gracia.

 

Un soberbio Estanislao Reverter (1929-1991) batió en Montjuich con su Ford Cortina Lotus al Alfa Romeo GTA de Willy MAIRESSE el 23 de Octubre de 1965 durante el VI Rallye Deux Catalognes

(archivo Javier del Atrco en su obra “40 Años de Historia del Automovilismo en el Circuito de Montjuïc”)

 

 

En cambio, en los 1.000 Km de NürburgRing 1965, Willy no tenía su día. Aquí lo vemos, sorprendido y humillado, cuando el Shelby Cobra Daytona GT Coupé nº 54 de Bob Bondurant adelanta como una bala a su Ferrari LM nº 5 de la Écurie Francorchamps, que poco después rompería la transmisión

(Raymond Miomandre en "L'Automobile")

 

   En 1966, Willy pasó a ser piloto número uno de la Scuderia Filipinetti, junto con Herbert Müller, disponiendo, entre otros autos, de algunos Porsche y dos Ford GT40 de la escudería, y quedando a las órdenes del director deportivo Nello Ugolini, aunque Müller también estaba contratado por la Abarth para hacer montaña con el nuevo V8.

 

 

 

 

 

Segunda victoria en la Targa Florio para Willy Mairesse: en su 50ª edición, la de 1966, a 99,0 Km/h, con Herbert Müller y este Porsche 906 nº 148 de la Scuderia Filipinetti.

El casi cuarentón Willy felicita paternalmente a su joven team-mate, un pelirrojo llamado Herbert Müller que aún daría más que hablar. En la última foto, ambos posan con el laurel, junto al patrón y ante unos ominosos carabinieri. ¿Se habrán saltado un stop?

(de “L’Automobile” y archivo www.forum-auto.com, vía Karino)

 

Willy MAIRESSE, una figura en decadencia (aunque todavía capaz de obtener victorias), charla con su nuevo patrón, Georges Filipinetti, con quien le vemos en la LI Targa Florio 1967.

Willy debió acudir como asesor, porque los dos únicos autos Filipinetti presentados en la pueba fueron el Ferrari 275 GTB/4 nº 124 de “Bouchon”/Bungener, que se accidentó en los ensayos, y el Ferrari 412P nº 220 de Müller/Guichet, que se averió durante la 7ª vuelta

(de www.forum-auto.com, vía Karino)

 

   En los 1.000 Kilómetros de Spa 1967, Willy Mairesse se vuelve a lesionar, destrozando un precioso Ferrari P4. Pero mes y medio después, en Le Mans, volverá a clasificarse 3º con el Ferrari 330P nº 24 del ENB y la ayuda de “Beurlys”.

 

 

El 1 de Mayo de 1967, en los 1.000 Km de Spa MAIRESSE volvió a accidenterse y lesionarse, destrozando este Ferrari 330 P4 V12 4,0 l nº 11 del Équipe Nationale Belge, que compartía con “Beurlys”

(Jacques Ubags en http://www.racingsportscars.com/photo/Spa-1967-05-01.html)

 

   El último accidente del autodestructivo Willy tuvo lugar disputando la edición 1968 de las 24 Horas de Le Mans, en la rápida curva a derechas que termina la larga recta de los Hunaudières e inicia la engañosa bajada hacia el frenaje previo al recodo de Mulsanne, la misma zona en donde se habían matado Marius Mestivier, Lucky Casner, Bino Heinz y Lucien Bianchi, y donde se matarían André Haller, Jean-Louis Lafosse y Jo Gartner. Mairesse, 10º en entrenamientos, había sido muy veloz en la partida, como era habitual en él, aunque tomando grandes riesgos: sin duda no se había fijado el arnés y llevaba la puerta derecha mal cerrada.

 

 

 

Este Ford GT40 había sido inscrito en Las 24 Horas de Le Mans 1968 con el dorsal nº 8 por Claude Dubois para “Beurlys” y Willy MAIRESSE. (V8, 101,6 mm x 72,89 mm = 4.728 cm3, culatas Gurney-Weslake, 10:1, 4 Weber de doble cuerpo, ~ 400 HP, ~ 1.000 Kg, ~ 320 Km/h)

En la vista aérea se ve el segmento del final de Les Hunaudières, antes de Mulsanne, en el que se han acumulado los accidentes mortales y que representó también para MAIRESSE un final aplazado

(de http://lemans.slot-racing.fr/le-mans-1968/ford-gt40-8-fly.html y “Paris-Match”))

 

   En una carrera de 24 horas la partida no es tan importante. Rodríguez, el vencedor de esa edición, hizo la primera vuelta en la 10ª plaza; y, el año siguiente, Ickx desafió el reglamento dirigiéndose al paso hasta su Ford y partiendo en la última posición, para acabar en la 1ª tras un espectacular duelo final con Herrmann. Pero Willy quería sacarse la espina del fallo que había tenido poco antes en los 1.000 Kilómetros de Spa-Francorchamps, donde, ahogando el motor en la arrancada, perdió la posibilidad de lograr un puesto en la cabeza durante los primeros compases de la carrera (aunque sería "Beurlys" quien se saldría de la carretera más tarde).

 

 

 

Jacky Ickx, uno de los más grandes pilotos de siempre, se arriesgó a una sanción al cruzar la pista al paso en las 24 Horas de Le Mans 1969, en protesta por el tradicional protocolo de salida que propiciaba que muchos pilotos partieran sin adoptar medidas de seguridad, como azocarse concienzudamente el arnés.

La recompensa de su gesto no fue una sanción sino la victoria (con Jackie Oliver y un Ford GT40)

(Étienne Moity y Gérard Flocon en “L’Automobile” y archivo Alain Caussade en “Auto Rétro”)

 

   Esta vez, el GT40 de color amarillo y dorsal nº 8 gana cuatro plazas en la salida, lanzándose como un poseso tras los cuatro Porsche 908 oficiales y un Alpine A220-Renault Gordini V8 3,0 litros. Sin embargo, no llegará a completar la primera vuelta; al patinar en un charco, el Ford se sale en el sitio indicado antes, efectúa varias vueltas de campana y se estrella contra los árboles.

 

   Michel Hubin, en la reseña de la prueba, informa de que del auto no queda sino un amasijo de chatarra y de que  “Mairesse está fuertemente conmocionado, pero sus días no parecen en peligro.”  En esto se equivocaba. Tras dos semanas en coma, con un brazo casi inútil y una pierna destrozada, el hecho de que su fama de rompe-coches le hubiera apartado de los volantes oficiales unido a la falta de explicación del accidente (lo cual siempre hace dudar al piloto de sus facultades, más aún que cuando es consciente de haber cometido un error), constituyó, sin duda, la causa principal que contribuyó a sumirle en sucesivas crisis de desesperación y depresión, llevándole a tomar la grave decisión de poner fin a su vida.

 

 

El Ford GT40 nº 8 de Le Mans 1968 representó el final de la carrera de Willy MAIRESSE,

y, en cierto modo, también de su vida

(archivos http://lemans.slot-racing.fr/le-mans-1968/ford-gt40-8-fly.html

y http://alchetron.com/Willy-Mairesse-828945-W)

 

   Tras intentar suicidarse dos veces (fue salvado en una de ellas por Swaters), Willy Mairesse consiguió su objetivo en un hotel de Ostende el martes 2 de Septiembre de 1969, cuando se aproximaba el primer aniversario de su accidente en Mulsanne.

 

   Harto de tantas idas y venidas del infierno, esta vez Willy decidió quedarse

 

Christophe A. Gaascht es el autor de la mejor biografía de nuestro hombre:

"Willy Mairesse - Le Chevalier Meurtri"

(archivo www.asag.sk)

 

 

Willy MAIRESSE (1928–1969)

(© Schlegelmilch y de V. B. en “Auto-Jahr 1956-1957”)

 

 

Stirling Moss & Ken W. Purdy: pg. 125

La Nación: 4 de Septiembre de 1969

Clarín: 4 de Septiembre de 1969

L´Automobile: Octubre de 1969, pg. 190

Sport-Auto: Octubre de 1969; Junio de 1972, pg. 5

Michel Hubin: pg. 227

Enciclopedia Salvat del Automóvil: tomo 7, pg. 229

Alberto Mallo: Diccionario, pg. 211

Miguel DeCastro: pg. 737

Schlegelmilch & Lehbrink – Portraits: pg. 186

Classic & Sports Car: Abril de 1997, pg. 97

Bruce Jones: pg. 161

Auto Rétro: Abril de 1999 (Alain Caussade), pg. 103

E. y F. Verplanken

Rainer Nyberg

Félix Muelas

The Nostalgia Forum: 26 de Junio de 2001 (Barry Boor, Little Chris)

Rétroviseur: Febrero de 2004 (Joël Peyrou), pg. 24

http://www.grandprix.com/gpe/drv-maiwil.html

http://www.statsf1.com/es/willy-mairesse.aspx

Juan Paredes (141208)

https://en.wikipedia.org/wiki/Willy_Mairesse

http://alchetron.com/Willy-Mairesse-828945-W

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)