INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

   

  

 

 

Julio GONZÁLEZ-POLA SICURA – DEFIENDO MIS DERECHOS

 

 

 

60316

 

amigos,

 

   la figura de Julio González-Pola se reivindica como la del primer español que pilotó en carrera un Ferrari de fórmula I. Fue así, pero antes del comienzo del campeonato mundial.

 

hastaluego

 

 

 

Julio  GONZÁLEZ-POLA  SICURA   (1916 – 1974)      España/Venezuela     220704 actualizado 170616

 

 

   "¡Bueno! Cumpliré mi condena aquí,

luego iré a París...,

y cuando esté allí no ocultaré

que he estado en la cárcel;

haré que me oigan.

Defenderé los derechos del niño

como otros defienden

los derechos del hombre."

 

Jules Vallès (1832-1885)

(traducción de Victoria Bastos de Lafora)

 

 

   Piloto motociclista, automovilista y motonáutico. Julio González-Pola Sicura nació en Madrid el 23 de Marzo de 1916, pero era de origen asturiano. Su padre nominal, Julio González-Pola García (1865-1929), era natural de Oviedo (Asturias) y un escultor de mérito reconocido que acabó instalándose en Madrid y recibiendo encargos del rey Alfonso XIII y de su corte.

 

 

 

 

 

foto Otero

 

foto Otero

Julio González-Pola García fue un escultor de fama, que tiene una pequeña calle a su nombre en su Oviedo natal.

Un ejemplo característico de su obra: el  Monumento a la Duquesa de la Victoria,  situado en la avenida de la Reina Victoria de Madrid, ante la fachada del Hospital de San José y Santa Adela, inaugurado el 29 de Junio de 1925 con la presencia de las reinas Victoria-Eugenia y María-Cristina.

Una réplica de esta obra se encuentra en el Parque Genovés, avenida del Doctor Gómez Ulla, en Cádiz.

[En Bilbao hay un Hospital Victoria-Eugenia, un bonito edificio, pero ni es tan grande como el de Madrid ni tiene escultura de Julio González-Pola.]

(de http://www.esculturaurbana.com/paginas/gonpj.htm, Google Maps,

José-Antonio González-Pola de la Granja en http://www.esculturaurbana.com/paginas/gonpj002.htm,

Miguel Very en http://www.panoramio.com/photo/93671130 y Otero)

 

   Precisamente, la maledicencia de la Villa y Corte expandía el rumor de que González-Pola junior era “hijo extramatrimonial de la condesa de Pola y del monarca español”, amparándose en el parecido físico. En todo caso, el personaje que nos ocupa tuvo una infancia y adolescencia feliz y acomodada de fotógrafo dilettante y motociclista aficionado, sólo interrumpida por los avatares de la guerra civil (1936-1939). Después de la misma efectúa subidas en moto (Cuesta de las Perdices, Subida a la Dehesa de la Villa), hace sus pinitos en motonáutica y acrecienta su afición al automovilismo.

 

Julio GONZÁLEZ-POLA SICURA

(archivo Club Ferrari de Forli, publicada en Foro Historia TheF1.com, vía Félix Muelas y Gabriel A. Engels)

 

   A finales de los ‘40 era muy amigo de José-Juan Pérez de Vargas, piloto de rallies con Alfa Romeo, que tenía amistad con Giuseppe  Nino  Farina. González-Pola se obstinó en participar en el IX Gran Premio Internacional/VI Copa Barcelona, que organizaba la Peña Rhin sobre el circuito urbano de Pedralbes, en Barcelona el 31 de Octubre de 1948. También Pérez de Vargas quería participar, así que ambos se inscribieron, pero figuraban como suplentes. Las vicisitudes de la pareja no terminaron ahí. En Septiembre, Pola pudo entrenar con un Gordini (y parece que dio una vuelta al circuito a un promedio de 145 Km/h), pero los organizadores no admitieron ese coche, que no cumplía el reglamento. González-Pola se movió y obtuvo el uso de un Maserati, cuyo motor se gripó a las primeras de cambio. La situación parecía desesperada, aunque entonces se supo que Raymond Sommer no se iba a presentar por hallarse enfermo; así, había un lugar para los suplentes, ¡pero no tenían coche!

 

 

José-Juan Pérez de Vargas, fue piloto, copiloto, directivo de la FEA y de la FIA y director del departamento de competición de la Seat

(archivos http://mundo-rallyes.blogspot.com.es/2013/05/seat-competicion-y-sus-rallye-men-part.html

y http://www.dailymotos.com/fallecio-en-madrid-jose-juan-perez-de-vargas/)

 

   Pérez de Vargas habló con Farina y éste le dirigió a Amedeo Tarabusi, un representante de Ferrari en España a quien González-Pola pidió el Ferrari 125 Grand Prix que dejaba libre Sommer.

 

 

 

El Ferrari 125 GP de 1948 era un monoplaza destinado a la fórmula I que se inauguraba en la campaña de 1950. Su motor, debido al ingeniero Gioacchino Colombo (1903-1988), era el V12 litro y medio que animaba al Ferrari 125 GT de 1946; pero entonces sólo rendía 72 HP a 5.600 R/mn. Aumentando la compresión, la potencia subió a 100 HP a 7.000 R/mn en el Ferrari 125 Sport de 1947. Pero para Grand Prix era preciso algo más; los Alfetta litro y medio con compresor pasaban por entonces de 320 HP.

Así que se le adicionó un compresor volumétrico al motor y el primer fórmula I Ferrari quedó así: V12 a 60º, 55,0 mm x 52,5 mm = 1.496,77 cm3, 2 x SOHC, 6,5:1, tres Weber + un Roots, 230 HP a 7.000 R/mn, 700 Kg, 240 Km/h (según otra fuente: 1 compresor + 1 Weber triple 40 DO 3C, 710 Kg, 260 Km/h).

El auto se estrenó en Septiembre de 1948 en el Gran Premio de Italia, disputado sobre el Parco Valentino de Turín. Los pilotos eran Farina, Sommer y el príncipe Bira. Sommer logró terminar 3º, tras el Alfetta de Wimille y el Maserati de Villoresi; pero el auto no resultó a la altura de sus mejores rivales. El 24 de Octubre, Farina ganó el Circuito di Garda ante una floja oposición. Al no cumplir las expectativas, Ferrari renunció al 125 GP, prefiriendo hacer la fórmula I con la otra opción: 4,5 litros sin sobrealimentación, aunque su primera victoria de campeonato FIA no llegaría hasta Silverstone 1951, gracias a José-Froilán González

(archivos http://www.ferrari-collection.net/formula1/1948_2/index3.html

y http://www.sobreruedasfm.com/2012/01/ferrari-125-f1-el-primer-ferrari-de.html)

 

 

 

 

 

Cartel anunciador del IX Gran Premio Internacional Peña Rhin 1948/VI Copa Barcelona.

La noticia, en el “ABC” y en “El Mundo Deportivo”.

Y el triangular Circuito de Pedralbes, de 4.465 m en 1948 (ampliado a 6.316 m en 1950)

(archivos http://www.darthy.com/poster-pena-rhin-ix-gran-premio-internacional-1948/,

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1948/10/31/031.html9,

http://hemeroteca.mundodeportivo.com/preview/1985/11/23/pagina-56/1136537/pdf.html,

archivo Javier del Arco en su obra “HIstòria de l’Automobilisme a Catalunya”

y http://8000vueltas.com/2014/11/13/la-formula-1-en-pedralbes)

 

   Tarabusi accedió a alquilar a Julio González-Pola el Ferrari 125 nº 58 de Sommer, el dinero no era problema para Julio, pero los acontecimientos se precipitaron de tal manera que nuestros dos protagonistas se quedaron sin la oportunidad de ensayar el monoplaza antes de la carrera del día 31, por lo que no pudieron concurrir a los entrenamientos oficiales. En la salida desde el fondo de la parrilla, Julio se encontró aturdido y desconcertado; no sólo porque no conocía el auto sino, además,  “debido al ruido y al polvo, y a que los coches estaban muy pegados, hasta la quinta vuelta no me enteré de dónde estaba.”  Pero se rehizo y comenzó a pilotar salvajemente. No tenemos un vuelta a vuelta de la carrera, pero, si hemos de creer a diferentes testimonios, parece que llegó a marchar 6º, o 4º, o, incluso, 2º a tenor de los reavituallamientos –aunque esto último es mucho menos probable–. Por cierto, al detenerse a su vez para cargar combustible, González-Pola debía ceder el volante a Pérez de Vargas; pero estaba tan enardecido que se negó, saliendo disparado una vez lleno el depósito.

 

Julio GONZÁLEZ-POLA, piloto de Grand Prix

(archivo Ferrariastur en http://debates.coches.net/showthread.php?174623-Ni-alonso-ni-portago-el-primer-espa%F1ol-que-pilot%F3-un-ferrari-fue-julio-gonz%E1lez-pola)

 

   Sin resquemor, el propio Pérez de Vargas rememoró esos recuerdos al ser entrevistado años más tarde: Pola conducía con un entusiasmo desaforado,  “rondó a grandes como Bira, Farina y Villoresi. Incluso llegó a marchar segundo en la carrera, antes de que las prisas por no dejarme subir al coche le llevaran a la cuneta”.  Tampoco está claro si se retiró en la vuelta 38ª por una avería propiciada por un pasón de vueltas o por otro error de pilotaje. Pero sí hay una fotografía que lo muestra intentando posicionar el Ferrari después de hacer un trompo.

 

Julio González Pola en Pedralbes 1948, empujando su Ferrari 125 GP nº 58.

La carrera se la llevó Gigi Villoresi (Maserati 4CLT/48, a 143,93 Km/h), seguido de Reg Parnell (Maserati 4CLT) y de Louis Chiron (Talbot T26). La vuelta más rápida corrió a cargo de Farina (1 mn 40,4 s ~ 160,1 Km/h). El mejor español fue César Apezteguía, clasificado 7º

(archivo Félix Muelas y Gabriel A. Engels, publicada en Foro Historia TheF1.com

y por Ferrariastur en http://debates.coches.net/showthread.php?174623-Ni-alonso-ni-portago-el-primer-espa%F1ol-que-pilot%F3-un-ferrari-fue-julio-gonz%E1lez-pola)

 

   Su actuación no había pasado inadvertida, y el propio Julio presumió de que Ferrari le había hecho una oferta. Pero esa ilusionante perspectiva se le torció, porque un tiempo después atropellaba a un ciclista en el Arco de la Victoria de Madrid, siendo detenido y juzgado. El ciclista murió y González-Pola pasó una temporada en la cárcel de Yeserías. No llegó a cumplir toda la condena porque logró evadirse; o, más probablemente, porque sus contactos políticos consiguieron liberarle; aunque a condición de que abandonara el país.

 

   Así que en 1951 se exilia en Francia huyendo de la justicia y poco después emigra a Venezuela, donde su familia tenía conocidos y parientes y donde fijará su residencia habitual. En su nuevo país se olvidará de parte de su primer apellido, siendo conocido a partir de entonces como Julio Pola. Con ese nombre participará en numerosas pruebas de sport, ampliando su campo de acción hasta las carreras de resistencia internacionales puntuables para el campeonato mundial de constructores FIA.

 

   Así, participa en las 12 Horas de Sebring 1955 (con un Mercedes Benz 300 SL que comparte con Pancho-Pepe Cróquer) y en las del año siguiente (con un Ferrari 500 Mondial 2,0 litros nº 34, que comparte con Enrique Muro y que se accidenta en la vuelta 8ª).

 

En Sebring 1955, POLA compartía este Mercedes-Benz 300 SL nº 33 con Pancho-Pepe Cróquer y E. Dobbins, pero se tuvieron que retirar al quedarse sin gasolina

(archivo Howard Volery en http://www.racingsportscars.com/photo/Sebring-1955-03-13.html)

 

   Por cierto, Cróquer, un conocido comentarista deportivo, se mataría en Diciembre de 1955, cuando disputaba la Vuelta de la Cordialidad en Barranquilla (Colombia). Fue a consecuencia de un fallo mecánico que hizo volcar su Maserati 2,0 litros, según relata Sergio Cavicciolli, hijo de Abele Cavicciolli, el mecánico de Cróquer:  "Se rompió el engranaje de la distribución y entonces perdió el control, y eso ocasionó que se saliese de la vía. Y, por cierto, en 1956, al corredor Julio Polo  [sic]  le sucedió un caso análogo en el Gran Premio de Venezuela, en Los Próceres; pero con la buena suerte de que, como era una recta larga, al final pudo detenerse sin que pasara a mayores..."

 

   Así fue, pero antes de eso, en Enero de 1956 Julio Pola ha disputado los Mil Kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, sobre el circuito de la Avenida del General Paz de la capital federal, terminando 5º en la general y 1º en clase 1,5 l hasta 2,0 litros a bordo del Ferrari 500 Mondial 1.985 cm3, a cuyo volante se ha alternado con Enrique Muro. Buen resultado, pero luego le llegará el accidente en Sebring (Ferrari 500 nº 34 y Enrique Muro) y el del II Gran Premio Internacional de Venezuela, circuito urbano de Los Próceres, en Caracas, que nos ha adelantado Cavicciolli: se le rompe la cadena de distribución de su Maserati 2,0 litros en una de las largas rectas y bloquea el motor, aunque sale con bien del lance.

 

 

El Circuito Los Próceres no era sino un segmento de autovía, interrumpido por una rotonda en el centro y rematado por dos trazados distintos de enlace en sus extremos.

Como no tenemos fotos de POLA en la carrera, podemos presentar esta en la que el Maserati 300S nº 8 de Stirling Moss se cruza con el Ferrari 500 TR nº 36 de Piero Drogo en aquel II Gran Premio Internacional de Venezuela 1956. Moss ganó, Drogo fue 8º y POLA se accidentó

(archivo Jorge Salgado Uribe y Eduardo Restrepo Ortega en www.jmfangio.org)

 

   El año 1957, Julio Pola repite resultado, o casi, en los Mil Kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, salvo que el acompañante es Piero Drogo, y el auto, un Ferrari 500 Testa Rossa 2,0 l de la Scuderia Madunina Venezuela con el que son 7os scratch y 1os en clase de 1 ½  a 2,0 litros.

 

 

Mil Kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires 1957. Vemos el Circuito de La Costanera y un momento de la carrera, la cola del pelotón poco después de la salida.

El nº 54 es el Maserati 2.000 de Camano/Juntus; el nº 56, el Maserati 2.000 de Pinhero/Piris; el nº 64, el OSCA 1.500 de Vivaldi/Fayen; el nº 68, el Porsche RS de Juhan/VonDory, que se clasificó 8º scratch; el nº 50, el Mercedes-Benz 300 SL de Danvila/Terra, que fue 10º; el nº 58, el OSCA de Arrieta/Guymarey.

Los más rápidos ya han pasado; entre ellos, el Ferrari 500 nº 52 de Drogo/POLA, que se colocó 7º scratch y 1º de clase

(archivo Alfredo Parga y Kirbus en “Auto-Jahr 1957-1958”)

 

   Participa también esa temporada en el III Gran Premio Internacional de Venezuela, última prueba puntuable para el campeonato del mundo de sport, en la que se clasifica 8º overall y 2º de clase con el mismo 500 TR de Madunina Venezuela que comparte de nuevo con Piero Drogo (1926-1973). La temporada siguiente, el IV Gran Premio de Venezuela 1958 será una prueba internacional en carretera abierta, con el recorrido Palmarejo/Caracas de unos 700 Km. En ella, Pola lleva como acompañante al piloto, mecánico y constructor Félix Varona en un Ferrari 250 GT, clasificándose 2º, a 5 minutos del 250 GT de Jean Behra. Al final de la prueba, Pola, convencido de que el 250 GT de Behra es más potente que el suyo, le hará a Jean una oferta imposible de rehusar y se quedará con el Ferrari del as francés. En 1960 vuelve a inscribirse para los Mil Kilómetros de Buenos Aires con Ettore Chimeri de co-équipier, pero su Maserati 300S nº 26 no tomó la salida.

 

 

Recorrido de Palmarejo (Zulia) a Caracas: más de 700 Km por carretera.

Jean Behra en 1958 (pero no en la Palmarejo/Caracas sino en la Targa Florio, en la que fue 2º)

(de https://www.google.es/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=distancia+entre+Maracaibo+y+Caracas+en+Venezuela

y Jesse L. Alexander en “Sports Cars Illustrated”)

 

 

 

 

Algunos Ferrari como aquellos con los que se ilustró GONZÁLEZ-POLA durante su residencia en Venezuela:

Ferrari 500 Mondial 1954, 4 cilindros, 1.984,85 cm3 y 165 HP a 7.200 R/mn,

Ferrari 500 Testa Rossa 1956, 4 cilindros, 1.984,85 cm3 y 190 HP a 7.400 R/mn,

Ferrari 250 GT 1958 Tour de France, V12 de 2.953,21 cm3 y 235 HP a 7.200 R/mn,

Ferrari 250 GT swb 1959, V12 de 2.953,21 cm3 y 280 HP a 7.500 R/mn

(archivos http://auto.howstuffworks.com/ferrari-500-mondial.htm

http://www.flickriver.com/photos/45676495@N05/5699691706/

Enciclopedia Brazendale y Enciclopedia Lillywhite)

 

 

 

 

 

El coetáneo de Julio POLA, Félix Varona (nacido en 1917), piloto y mecánico, era especialista en Ferrari. En la primera foto lo vemos en 1971 con su Dino.

En las siguientes, con una especie de fórmula II/fórmula Libre que hizo a principio de los años ’50 en España, en colaboración con Antonio Rodríguez Huerta, por lo que el monoplaza se llamaba Vahuert. Entre otros motores, utilizó un V2 Harley-Davidson situado en posición central trasera. Y, por cierto, su aspecto recuerda a los Bugatti fórmula I de 1956.

Entrevistado en 1971 por López Olea para la revista “Velocidad”, Varona menciona con melancolía a un desconocido piloto, el joven Rodrigo Borja, a quien entrenaba para que pudiera participar en las 500 Millas de Indianápolis y que se mató en un accidente

(archivo Félix Varona en “Velocidad”)

 

   Tres años más tarde, el jueves 4 de Abril de 1974, Julio González-Pola moría de cáncer en una clínica de Caracas. Su amigo Félix Varona le visitó cuando estaba en las últimas, y Julio, al verle compungido, se despidió de él con estas palabras:  “No llores. He tenido una gran vida.”  Le faltó añadir que había sido el primer español en pilotar en carrera un Ferrari de fórmula I

 

 

Obituario de Julio POLA,  figura del automovilismo nacional,  en “El Nacional” de Caracas.

En la noticia se dice que las organizaciones Comisión Deportiva, Touring Automóvil Club de Venezuela y ONAPICA estudiaban denominar una prueba internacional con el nombre de Julio POLA

(de “El Nacional”, archivo Gabriel A. Engels)

 

 

 

Julio GONZÁLEZ-POLA SICURA (1916–1974)

(archivos Club Ferrari de Forli, Álvaro Faes y Ferrariastur)

 

 

Foro Historia TheF1.com: 15 de Julio de 2004 (Octano, Rafa, Felix Muelas); 18 de Julio de 2004 (Francisco Ortiz) (http://www.thef1.com/foro/historia/viewtopic.php?t=1060&highlight=pola)

Félix Muelas

Gabriel A. Engels (210704, 100110)

http://www.statsf1.com/es/julio-gonzalez-pola.aspx

Álvaro Faes en “La Nueva España”  [http://www.lne.es/siglo-xxi/2010/03/12/julio-gonzalez-pola-rico-vividor-primer-asturiano-piloto-ferrari/883352.html]

Ferrariastur en http://debates.coches.net/showthread.php?174623-Ni-alonso-ni-portago-el-primer-espa%F1ol-que-pilot%F3-un-ferrari-fue-julio-gonz%E1lez-pola

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)