INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

    

 

 

MARY ALICE MASI – CUANDO SEAS MAYOR

 

 

 

71113

 

amigos,

 

   como en los casos de Ashley Ann Bergman, Sara Barquilla o Liliane Laval, Mary Alice Masi era una joven entusiasta que tuvo la desgracia de accidentarse mortalmente en una de sus primeras experiencias con el automovilismo deportivo.

 

hastaluego

 

 

 

MARY ALICE  Masi   (c.1947 – 1966)          USA           61113 actualizado 20516

 

en recuerdo de

Jean Seberg (1938-1979)

 

 

Léa  (Yaël Abecassis):

 

   –¿Qué te gustaría hacer

cuando fueras mayor?

 

Louis  (Martin Combes):

 

   ¿Te refieres a un trabajo?

 

   Sí. ¿Fotografía?

 

   No. Bombero.

 

   ¿Por qué? ¿Para

apagar incendios?

 

   No.

 

(en "Papa", 2005,

de Maurice Barthélémy)

 

 

   Esta reseña tiene que ser forzosamente breve. Porque se refiere a una piloto aficionada que era joven cuando se mató en un desafortunado accidente de drag racing durante una sesión de entrenamiento, y porque apenas aparece documentación pública sobre ella.

 

   Mary Alice Masi nació en Pennsylvania en 1947, hija de Isabel y Rudolph Masi. Tenía cuatro hermanos y una hermana menor, Patricia Ann.

 

Con Patricia Ann, MARY ALICE fue modelo infantil para la Pittsburgh Mercantile Company de Aliquippa (Beaver County, Pennsylvania). Aquí vemos a las dos en un anuncio aparecido en el “Beaver Valley Times” el 1 de Mayo de 1952

(archivo http://news.google.com/newspapers?nid=1981&dat=19520501&id=xEcyAAAAIBAJ&sjid=D7IFAAAAIBAJ&pg=3410,385562)

 

   Mientras era estudiante de instituto en Saint Petersburg (Pinellas County, Florida), además de animadora (cheerleader) de los Dixie Hollins, Mary Alice trabajaba a tiempo parcial como telefonista. Pero su gran afición eran los automóviles; concretamente, los autos preparados para carreras de aceleración y drag racing. Afición compartida por su amiga Joanne Cook.

 

MARY ALICE con Joanne Cook, con quien compartía pertenencia a la National Honor Society, así como el pilotaje en alguna prueba de regularidad (time trial) y la manipulación de carburadores, como el de la foto

(Paul Baker en “The Evening Independent” de 24 de Marzo de 1965, publicada en

http://news.google.com/newspapers?nid=950&dat=19650324&id=CxhQAAAAIBAJ&sjid=71YDAAAAIBAJ&pg=4596,4419489)

 

   Apasionadas por los dragsters, las dos aficionadas no quisieron limitarse a ser espectadoras en el Sunshine Speedway local, presumiendo de entender de trucos mecánicos tanto como los chicos. Entrevistada por Gail Goyen, Joanne manifestó que “los chicos siempre están dispuestos a enseñarte y a mostrar sus conocimientos.”  “Aunque algunos muchachos consideran que el interés por las carreras y los coches es poco femenino”,  añade Joanne, “muchos piensan que es gracioso – ¡hasta que [se dan cuenta de que] sabemos más que ellos!”  (“Boys are always willing to show you and to show off their knowledge.”  “Though some boys regard an interest in racing and cars, unfeminine, most boys think it’s cute – until we know more than they do!”)

 

Ofrecida en ebay, la foto anterior presenta mejor definición

(de http://www.ebay.com/itm/1965-Press-Photo-Mary-Alice-Masi-Joanne-Clark-Looking-Car-Engine-/370685388159?pt=Art_Photo_Images&hash=item564e92257f)

 

   El sábado 12 de Febrero de 1966, Mary Alice procedió a ensayos privados sobre el Sunshine  Dragway; probaba un Chevrolet Bel Air 1955 propiedad de Walter Anschetz junior. Llevando un pasajero en una de las tiradas, Mary Alice se desvió hacia el lateral y volcó varias veces. Ni su pasajero (no identificado; quizá se trataba de Joanne Cook, o de Walter Anschetz) ni ella se habían amarrado el cinturón de seguridad. Aunque el acompañante salió ileso, Mary Alice se hirió gravemente. Fue trasladada al Mound Park Hospital, en el que ingresó cadáver. Tenía 18 años

 

 

 

 

 

El Chevrolet Bel Air 1955 fue un éxito inmediato. A la armonía de sus líneas (aunque se trataba de un sedán de dos puertas y seis plazas, parecía un grácil coupé) se sumaba el legendario motor small block 265 ci creado en quince semanas por Edward N. Cole, secundado por Harry F. Barr y Edward H. Kelly: un V8 más ligero que el viejo 6 cilindros, que en versión Power Pack presentaba las siguientes características: V8 de 95,25 mm x 76,20 mm, 4.343 cm3 (265 ci), un Rochester de cuatro cuerpos, 180 HP a 4.600 R/mn, 35 Kgm a 2.200 R/mn, doble escape. Con un peso de 1.450 Kg, el auto alcanzaba 180 Km/h. Y todo ello por unos 2.000 $ o poco más.

Un Chevrolet Bel Air fue pace car en la Indy 500 1955 pilotado por Thomas H. Keating. En su primer año se vendieron 773.382 unidades. El Bel Air 1955 es el modelo más coleccionado actualmente en los Estados Unidos.

Su motor sirvió de base para el primer V8 de la Rolls-Royce. Bueno, el segundo, en realidad, puesto que medio siglo atrás el Rolls-Royce Legalimit de 1905 ya llevaba un V8 a 90º de 82,55 mm x 82,55 mm, 3.534 cm3. Era un auto silencioso y… lento, porque prometía respetar el límite legal de velocidad vigente entonces en Gran Bretaña –excepto la Isla de Man– de 20 millas/hora (32,2 Km/h). Pero no tuvo éxito, sólo se vendieron tres ejemplares

(archivos Dominique Pascal en la obra “Au Coeur des Belles Américaines”,

http://www.shannons.com.au/auctions/lot/M9A3DBAVBKTIB863/

y http://www.darkforce.com/royce/v8.htm)

 

 

 

El Bel Air de 1956 podía llevar el V8 265 ci en la misma versión con la que animaba al Corvette (225 HP). Y en 1957, con 283 ci e inyección de combustible se llegaba a 283 HP. Pero la inyección mecánica Rochester se desreglaba a menudo, requería de frecuentes puestas a punto y se volvió a los carburadores (fotos de dos ejemplares de 1957 y del motor a inyección Rochester 283 ci).

Si no nos acordamos de los Lincoln de la PanAmericana, se puede considerar al Bel Air 1955 como el padre de los “pony cars” de los sesenta y los setenta. Aunque a todo hay quien gane. El Ford Custom 300 de 1957 tenía una muy especial versión de su V8 de 312 ci (5.113 cm3) que, sobrealimentado por un compresor centrífugo McCulloch/Paxton, ofrecía 300 HP.

[Tampoco hay que olvidar los formidables Chrysler 300 Letter Series, también aparecidos a partir de 1955. Ellos fueron los primeros “muscle cars”, los coches de serie más potentes y más rápidos del mundo entonces. El Chrysler 300B de 1956 se servía con un V8 de 354 ci (~ 5.800 cm3) que, alimentado por dos carburadores de cuatro cuerpos, entregaba 355 HP a 5.200 R/mn. Un caballo por pulgada cúbica. De 0 a 100 Km/h en 8,2 s y más de 225 Km/h. Un Chrysler 300F fue cronometrado en 1961 a 278 Km/h.]

 (en la obra de Jim Campisano, en la de Richard Nichols y archivo James Peene)

 

 

 

 

 

 

 

 

El Chevrolet Bel Air 1957 en maquetas a 1:24 de SS y de Juguetes Mira, S. A.

Y un ejemplar de verdad

(fotos Otero de las miniaturas y archivo Ignacio Lewin en “El Mundo del Automóvil”)

 

Pero, volviendo a MARY ALICE Masi, aquí vemos un ejemplar de un Bel Air 1955 algo trucado como hot rod, al igual que debía estar el que manejaba la joven piloto cuando se mató

(de http://www.chevyhiperformance.com/featuredvehicles/1109chp_1955_chevrolet_bel_air/)

 

 

MARY ALICE Masi (c.1947–1966)

 

 

"Girl killed as dragster flips over, St. Petersburg Times, February 13, 1966

"Girl dies in racing accident”, Daytona Beach Morning Journal, February 14, 1966

"Failure to use seat belt blamed for girl's death, St. Petersburg Times, February 14, 1966

Florida Death Index (Mary Alice Masi, died Feb. 1966 in Pinellas Co., Florida)

las anteriores fuentes están recogidas en la página http://dragstripdeaths.webs.com/196569.htm

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)