INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

  

  

 

 

WIFREDO  JOVELLAR – LA BELLEZA DE AQUEL TIEMPO

 

 

 

240611

 

amigos,

 

   ha muerto recientemente otro de aquellos aficionados que disfrutaron del dominio sin nombre.

 

hastaluego

 

 

 

Wifredo  JOVELLAR   (1944 – 2011)  España     250511 actualizado 250716

 

para Mireia e Iban Jovellar

 

 

“Pero ahora me doy cuenta de que,

cuando descubrí el Dominio sin nombre,

me hallaba a un nivel,

a un grado tal de perfección y de pureza

que nunca jamás alcanzaré.

Sólo en la muerte, como te escribí un día,

volveré a encontrar quizá la belleza de aquel tiempo.”

 

Alain-Fournier (1886-1914)

[traducción de Juan Bravo Castillo]

 

 

   Profesional del automóvil y piloto aficionado, Wifredo Jovellar González falleció de enfermedad el miércoles 25 de Mayo de 2011.

 

   Había nacido en Venialbo (Zamora) el 21 de Enero de 1944. En 1958 emigra al País Vasco, radicándose en Gernika, donde trabajará como mecánico de bicicletas y, posteriormente, de motos. En aquella época sería corredor ciclista federado hasta que, en 1971, se instala en Markina, donde contrae matrimonio y trabaja como mecánico del automóvil. Fue progresando en el oficio, pasando por la Renault de Elgóibar y la Ford de Éibar, en la que llegaría a ser jefe de taller, hasta independizarse, montando un taller propio en el barrio Erdotza de Markina-Xemein, concesionario de Ford: Autos Erdotza.

 

   Había comenzado a competir en la segunda mitad de los ’70, primero con Renault y luego con Ford, disputando rallies y subidas en la región, aunque su debut fue como copiloto de Anton Beroitz en el Rallye de Álava 1976, a bordo de un Seat 124/1.800 FU. En 1978 ya dispone Wifredo de su propio Renault 12S, fabricado en España por FASA-Renault.

 

JOVELLAR en el Rallye Sachs 1978 con el Renault 12S nº 51 de grupo 1.

El R12S de calle disponía de una quincena de caballos más que el R12, pero seguía siendo muy subvirador y con la relación peso/potencia demasiado alta (4 cilindros, 73 mm x 77 mm, 1.289 cm3, 9,5:1, 68 HP a 5.000 R/mn, 9,3 Kgm a 3.500 R/mn, 900 Kg, 145 Km/h). El carácter deportivo lo tenía que poner su piloto

(archivo Fernando Beorlegui)

 

   A pesar de su montura, o quizá por saber superar sus deficiencias, Jovellar comienza a destacar y a acumular fans gracias a su arrojo y espectacularidad. Para Jorge Beorlegui fue, de entre los que pudo contemplar directamente en acción,  “uno de los primeros pilotos que recuerdo haber admirado.”

 

   En 1980 dispone de un más adecuado Renault 5 Copa (Alpine) grupo 2 con el que mejora los resultados. Con Agustín Ascasíbar como habitual copiloto llegará a ganar al scratch el rally Repollés del Campeonato de Rallies Ford-“Deia” 1980 para turismos de grupos 1 a 5, organizado por el Real Automóvil Club de Éibar. La victoria, batiendo a Vilariño, Alzaga y Zubeldia, se la facilitó el abandono de García Campijo.

 

   En Julio de 1980, Jovellar va a participar en el I Rallye CS que es, al mismo tiempo el XIII Internacional, valedero para el campeonato de España y de Europa. Esta extraña doble denominación se debe a que su organizador, la Real Peña Motorista Vizcaya, había tenido que cambiar el tradicional patrocinio de Firestone por el de Enpetrol (Empresa Nacional de Petróleo) y Calvo Sotelo. Jovellar/San Millán se habían inscrito con su Renault 5 Alpine grupo 2 nº 43.

 

 

 

JOVELLAR/San Millán no se clasificaron en el I Rallye CS 1980, que fue dominado por Jorge DeBagration/Nuria Llopis con el Lancia Stratos grupo 4 nº 3. En la primera foto vemos a Nuria Llopis entrevistando durante una neutralización a Ari Vatanen.

Vatanen/Richards clasificaron 2º su Ford Escort RS Rothmans grupo 4 nº 1, a pesar de padecer irregularidades en la inyección de su motor Brian Hart. En 3er lugar entraron Balcázar/Martín (Lancia Stratos grupo 4 nº 9).

En 7ª posición quedaron DeSousa/Boto con el Seat 124/2.000 grupo 2 nº 19, 1º en fórmula nacional, con lo que concedían a la Seat el campeonato de España de marcas. En la foto en blanco y negro vemos a los pilotos con José-Juan Pérez de Vargas, jefe del departamento de competición de la Seat.

Otros clasificados fueron: 9º el Seat 124/1.800 grupo 2 nº 30 de Ateka/Ruiz de Eguino, 15º el Ford Fiesta grupo 2 nº 52 de Echave/Urruticoechea.

A la Copa de Damas optaban Judy Simpson/Pauline Gaullik con el Ford Escort RS grupo 4 nº 22 y Ruth Hillier/Isabel Lozano con el Peugeot 504 V6 grupo 3 nº 46. Este último equipo quedó 18º scratch y se llevó la copa, a pesar de que su pesado Peugeot iba calzado con ruedas de tacos en un rally cuyo recorrido era todo sobre asfalto.

Por su parte, el inhabitual José-Luis Urrutia, que había prestado su Porsche 911 a Rafael del Cid/Miguel de Oliveira, participó con uno de sus VolksWagen Golf GTI, con el que hizo un buen tiempo en Montecalvo pero se salía en El Vivero. Y el habitual José-Ignacio Sunsundegui, con su fiel Larrínaga y uno de sus Porsche 911 SC grupo 4 nº 14, se retiraba al perder uno de los cristales de sus gafas.

Zanini/Petisco no se presentaron con el Porsche 911 SC grupo 4 inscrito con el nº 2, pero ese año Antonio Zanini se proclamó campeón de Europa de Rallies al sumar 7 victorias

(archivo Iñaki Elezkano, vía Enrique Uriarte, y Ricardo Muñoz en “Autopista”)

 

 

Con su R5 Alpine y la colaboración de Ascasíbar, JOVELLAR se adjudicó el triunfo absoluto en el rally Repollés el 2 de Noviembre de 1980, con lo que quedaba 3º provisional del campeonato Ford-“Deia”.

En la primera foto, JOVELLAR/Ascasíbar recorren el tramo de Aia en dicho rally

(de “Deia” y archivo Fernando Beorlegui)

 

 

 

 

El Renault 5 Alpine de serie era un 4 cilindros de 76 mm x 77 mm = 1.397 cm3, cámaras semiesféricas, compresión 10:1, carburador Weber doble cuerpo, 93 HP a 6.400 R/mn, 11,6 Kgm a 4.000 R/mn, 800 Kg y 170 Km/h. Lo montaba FASA-Renault, aunque las piezas estaban fabricadas en Francia. A partir de 1982, el R5 Alpine incorporaría un turbocompresor Garret T3 que incrementaba la potencia máxima hasta 110 HP.

El de JOVELLAR, matricula V 5588 X, era un grupo 2 fase 1 de 1977, con las especificaciones de Renault para el torneo nacional Copa R5; nuestro hombre lo vendió en 1983 a Jesús Aguinagalde, y posteriormente pasó a manos de otros pilotos (Joxe Karrera, Xavier Aulestia…).

En las dos primeras fotografías lo vemos en acción durante la Subida a Arrate 1980;

en la foto en color, Wifredo JOVELLAR (a la derecha) posa con su R5 Alpine del equipo TVA junto al copiloto José-Carlos Alzaa (centro) y Rafael Ateka, piloto y famoso preparador de BLMC Mini y otras mecánicas

(Miguel Barrachina, archivos Jospo y Fernando Beorlegui)

 

   Al hacerse concesionario de Ford, en 1983 cambia Wifredo de máquina, sustituyendo el R5 por un Ford Fiesta XR2 con el que disputará dos últimas temporadas, colgando el casco en 1984. Tenía ya cuarenta años, y la responsabilidad acerca de su familia y su empresa le forzaba a tomar esta resolución, contrariando el entusiasmo y la afición que aún le poseían. Su hija Mireia recuerda que  A mi padre le costó tanto tomar la decisión de retirarse, que no quiso saber nada del tema durante un tiempo y nunca nos animó  [a sus hijos]  a seguir sus pasos, aunque en el fondo, sé que le habría hecho mucha ilusión. Ni siquiera solía querer ir como espectador, decía que le daba mucha envidia y que si se calentaba iba a volver.”

 

 

El último auto “de carreras” de Wifredo fue este Ford Fiesta XR2 de grupo N, con el que se jubiló de la competición en 1984. En la foto, Wifredo posa en la plaza Unzaga de Éibar con el dorsal nº 21, antes de tomar la salida del Rallye TVA 1983. Su copiloto en esta ocasión era el habitual Agustín Ascasíbar.

Y su XR2 debía ser uno de la primera generación, aparecida en 1981. De serie e independientemente de los “ajustes” que le hubiera podido realizar JOVELLAR, se trataba de un 4 cilindros de 80 mm x 79,5 mm = 1.598 cm3, 9:1, 83 HP a 5.500 R/mn, 12,75 Kgm a 4.000 R/mn, 800 Kg, 170 Km/h. Dada su vinculación con la Ford, es posible que nuestro piloto pudiera disponer en 1984 de la siguiente versión del XR2, recientemente aparecida con ligeras mejoras mecánicas y más compresión: 9,5:1, 96 HP a 6.000 R/mn, 13,5 Kgm a 4.000 R/mn, 840 Kg, 180 Km/h

(archivo Fernando Beorlegui)

 

 

 

 

El veterano Renault R5 Alpine de 1977 (matrícula V-5588-X) que JOVELLAR utilizó en 1980-1982 sigue vivo.

Rescatado por Arriagromotor (arriagromotor@hotmail.com), en 2011 se encontraba en fase final de restauración y preparación a grupo 2 fase 2

(Jospo y ARRIAGROMOTOR en http://www.fororallies.com/phpBB3/viewtopic.php?f=2&t=7473)

 

   Además de rápido y espectacular (dos cualidades que no acostumbran a ir unidas), Jovellar era también un piloto tenaz, fiable y seguro. Conjugar todo ello resulta muy difícil, pero es lo que marca a los mejores. Según recuerda Fernando Beorlegui, en la temporada 1980 Wifredo se presentó a las 11 pruebas del Campeonato Ford-“Deia”, a bastantes rallies regionales, a los rallies internacionales Vasco Navarro, CS y Sachs y a otro puñado de carreras en cuesta. Y, menos en una o dos ocasiones, consiguió terminar todas las pruebas

 

Wifredo JOVELLAR (1944–2011)

(archivo Fernando Beorlegui)

 

 

LAGOA2, jbeorlegui, Jospo y otros en http://www.fororallies.com/phpBB3/viewtopic.php?f=2&t=7473

Jospo, jmr y otros en http://www.fororallies.com/phpBB3/viewtopic.php?f=2&t=7143

http://abarth3.blogspot.com/2011/05/wifredo-jovellar.html

Fernando Beorlegui (250511, 30611, 190611)

Mireia Jovellar Viteri (20, 23 y 240611)

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)