INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

 

 

 

 

RODGER WARD CON AQUEL COCHE

 

 

 

10808

 

amigos,

 

   hace menos de un mes que se ha cumplido el 4º aniversario de la muerte de Rodger Ward, un piloto extraordinario del que vamos a recordar alguna hazaña.

 

hastaluego

 

 

 

Rodger  WARD   (1921 – 2004)           USA          100406 actualizado 110713

 

 

para papáK,

que acaba de obtener

el permiso de conducir autos

a sus cuarenta y un años,

aunque guiaba motos

desde los diecinueve

 

 

"Sabía conducir; no necesitaba carnet,

ni haber cumplido dieciocho años,

y podìa irse con aquel coche."

 

Giorgio Scerbanenco (1911-1969)

[versión en español de Fernando Gutiérrez]

 

 

   Este gran piloto nació en Beloit (Kansas) el 10 de Enero de 1921. Era un aficionado al automovilismo que no empezó a competir en serio hasta pasada la II Guerra Mundial, en la que había ejercido de piloto de caza –que es otra forma de competir, jugándose la vida–.

 

   A los 14 años se había construído un hot rod con los restos del Ford que su padre había accidentado, y sería perseguido por la policía al hacer carreras callejeras a las 3:00 h de la madrugada; pero en 1946 se estrenó con midgets (primera victoria en el San Diego Grand Prix 1948), siguió con stock cars y derivó hacia los champ cars, corriendo también en sport y dejando muestras de su talento en todas las categorías. En 1950 ganó en el Gilmore Stadium con un Ford V8. En stock car fue campeón AAA 1951, pero también brilló mucho en champ car, especialidad suprema similar a la fórmula I en la que consiguió 26 victorias y los títulos nacionales de 1959 y 1962, las mismas temporadas en las que ganó las fabulosas 500 Millas de Indianápolis.

 

Su primera victoria de champ car tuvo lugar en 1953, en las 100 Millas del Illinois State Fairgrounds de Springfield. Y la última en 1966, en la carrera acortada por la lluvia 102 M de Trenton en el New Jersey State Fairgorunds.

Entre una y otra, triunfó siete veces en la Milwaukee Mile

(de www.rumbledrome.com)

 

 

Aparte de estas dos victorias en las 500 Millas de Indianápolis, el tricampeón WARD ganó otras 24 pruebas de champ car, encontrándose en 2008 clasificado 6º en puntos conseguidos y 7º en pole positions del listado general.

En la Indy 500 nuestro hombre ostenta otro record: en 6 pruebas consecutivas, de 1959 a 1964, se clasificó las seis veces entre los cuatro primeros. Lo que representaba, entre otras cosas, una confirmación de su talento y un dineral en premios

(anuncio de Firestone)

 

Su primera Indy 500 fue en 1951 (Bromme-Offy/Deck Manufacturing nº 48: 25º en ensayos y 27º en carrera).

Aquí se le ve en la Indy 500 1955 con el Kuzma-Offy/Aristo Blue-Special nº 27 de E. R. Casale, con el que protagonizó un accidente que costó la vida a Bill Vukovich

(foto Shields en el Album Picasa de Walter Zoomie publicado en Internet)

                                                                                                                    

WARD encabeza esta fila de seis champ cars cruzados sobre la pista de ceniza de Atlanta, ante Branson, Larson, Amick, Thomson y Metter. Pero al final sería Larson quien se llevaría el trofeo principal de aquellas 100 Millas de Atlanta 1958

(archivo Guzzardi & Rizzo)

 

Rodger sonríe, como siempre, desde el puesto de mando del Lesovsky-Offy/Wolcott Fuel Injection Special nº 8 en la Indy 500 1958, en la que se calificó 11º y se retiró tras cubrir 93 vueltas, siendo clasificado 20º.

Pero el año siguiente ganó

(archivo "Coches Clásicos")

 

Su primera conquista de las 500 Millas Indy la consiguió WARD en 1959 ante Jim Rathmann y Johnny Thomson.

Una anécdota de la prueba es que puso fin al rito, inaugurado en 1947, de que fuera una bella estrella de Hollywood la encargada del beso de felicitación al campeón en la Victory Lane. Tras Carole Landis, Barbara Britton, Linda Darnell, Barbara Stanwyck, Loretta Young, Arlene Dahl, Jane Greer, Marie Wilson, Dinah Shore, Virginia Mayo, Cyd Charisse y Shirley MacLaine, Erin O'Brien se abrasó accidentalmente con el escape del Watson-Offy/Leader Card 500 Roadster nº 5 con el que WARD había sido 6º en los ensayos oficiales y 1º en la carrera, a140,292 M/h ~ 225,772 Km/h. Las estrellas hollywoodenses no volvieron a pisar el brickyard del Indianapolis Motor Speedway por temor a estropear sus medias de nylon

(foto de "Indianápolis Times" en el Album Picasa de Walter Zoomie publicado en Internet)

 

El Watson-Offy nº 5 de WARD es el 1º en la parrilla del Hoosier Trophy 1959, prueba a 100 millas disputada sobre el Indiana Fairgrounds el 19 de Septiembre. Sus rivales próximos eran los temibles Don Branson (nº 9) y A. J. Foyt (nº 10), pero WARD ganó

(archivo Guzzardi & Rizzo)

 

Además de la Indy 500 del Memorial Day 1959, WARD ganó ese año la carrera USAC del Labor Day

(foto Bob Scott, archivo Bob Mays en http://www.midwestracingarchives.com/2011/02/1956-1970-usac-champs-at-du-quoin.html)

 

   Rodger Ward era un polifacético, un ecléctico hambriento de volante. Como Jim Rathmann o los hermanos Rodríguez, fue piloto de los fórmula Junior DeSanctis, pero a la Copa Vanderbilt 1960 en Long Island llevó un fórmula Junior Bandini. Y con un midget Kurtis-Kraft haría maravillas, como veremos

 

 

En la Indy 500 1960, Rodger WARD (Watson-Offy/Leader Card 500 Roadster) llevaba el dorsal nº 1 de campeón nacional USAC 1959. En la primera foto, atendido por el jefe de equipo A. J. Watson en la parrilla.

Fue 3º en los entrenamientos calificatorios, compartiendo la primera línea con Eddie Sachs (Ewing-Offy nº 6) y Jim Rathmann (Watson-Offy nº 4). Se ve que dos de los tres van amarrados con arneses de retención, aún no obligatorios pero sí muy recomendables.

Rathmann ganó, WARD fue 2º y Sachs, 21º. Nuestro hombre perdió la victoria ante Jim Rathmann a tres vueltas de la meta por problemas con su neumático delantero derecho, el más solicitado en un roadster subvirador que gira en un óvalo a izquierdas

(archivo Rich Taylor y del Album Picasa de Walter Zoomie publicado en Internet)

 

 

 

En las 500 Millas 1961, Rodger siguió con su buena racha, tras bromear con Eddie Sachs (1927-1964): 1º en la parrilla, 2º en la meta con el Watson-Offy/Webb's Sun City/Leader Card nº 2.

Este año, WARD hizo también fórmula Junior, algo muy poco estimulante por comparación con los potentes roadsters de Indianápolis, pero es que Roger estaba enamorado de los monoplazas europeos, y su sueño era hacer fórmula I

(fotos Johnson en el Album Picasa de Walter Zoomie publicado en Internet)

 

 

 

Con su segunda victoria en la Indy 500, en 1962, WARD llegaba al cenit de su carrera de corredor.

Para colmar de alegría a su patrocinador, Leader Card, el otro roadster del equipo, el nº 7, terminó 2º con Len Sutton a los mandos. Pero la vuelta de honor la compartió Rodger con Rufus Parnelli Jones (Watson-Offy/Agajanian Willard Battery nº 98), que había sido el poleman y el héroe de la carrera hasta que un problema mecánico de última hora lo retrasó a la plaza 7ª

(acuarela de la obra de Sire & Pac y fotos en "L'Automobile")

 

Ya no hay actrices de Hollywood que le feliciten tras ganar la Indy 500, pero han sido reemplazadas por Miss Indianápolis.

Y esta vez, en 1962, sus hijos y sus padres se han reunido en la Victory Lane con un Rodger siempre sonriente –y con motivo–

(archivo Rich Raylor)

 

 

 

 

Tras la victoriosa Indy 500 1962, WARD participó en el Hoosier Grand Prix del indianapolis Raceway Park con su midget Leader Card Offy nº 4, evento al que pertenecen estas fotografías en las que nuestro homnbre no prescinde de su habitual sonrisa bondadosa

(fotos Johnson en el Album Picasa de Walter Zoomie)

 

 

 

 

 

Para 1963 disponía de este Watson-Offy Kaiser Aluminium Special/Leader Card nº 1, con el que esperaba igualar la marca de Shaw y Meyer: una triple corona en la Indy 500. Pero no pudo ser; fue 4º en entrenamientos y 4º en la carrera, completando las 200 vueltas.

El bicampeón champ car se esforzó como siempre, pero fue superado por tres superases: Parnelli Jones, Jim Clark y A. J. Foyt. Y habría sido superado también por otro, Dan Gurney, de no haber tenido éste que efectuar un cambio de neumáticos suplementario a última hora.

Después de firmar autógrafos, nuestro hombre participaría en la Hoosier Hundred, como tenía por costumbre (midget nº 3), donde se batiría con los correosos Bobby Marshman (nº 14) y Parnelli Jones (nº 98) y logrando una nueva victoria

(de “L’Automobile” y fotos Johnson en el Album Picasa de Walter Zoomie publicado en Internet)

 

 

En la edición 1964 de la Indy 500, nuestro hombre pasea con su hijo por el speedway, siendo ya una figura muy admirada y respetada, antes de clasificarse de nuevo 2º (3º en ensayos) con su Watson-Ford V8/Kaiser Aluminium/Leader Card nº 2, batido unicamente por el super-as A. J. Foyt

(fotos Johnson y Ramsey en el Album Picasa de Walter Zoomie, publicado en Internet)

 

Como era habitual, un mes después de las 500 Millas 1965 (en las que no había participado) se verá a Rodger WARD sobre el Indianapolis Raceway Park, esta vez con un moderno Lola-Ford V8 de motor central trasero, enfrentándose al antiguo rival Jud Larson (que lleva su mucho más alto roadster Meskowski-Offy de motor central delantero)

(foto Johnson en el Album Picasa de Walter Zoomie publicado en Internet)

 

   En fórmula I, aparte de las 500 Millas Indy de los '50, Ward disputó otros dos Grands Prix (Sebring 1959 y Watkins Glen 1963). En el campeonato del mundo de conductores de fórmula I FIA figura 10º en 1959 con 8 puntos, y 12º en 1960 con 6.

 

   Siendo, como era, un as en circuitos ovales, asfaltados o de tierra, Ward quería correr en circuitos ruteros. Le habría encantado disputar pruebas de monoplazas o de sports en Europa, y no podía despreciar la oportunidad de participar en el Grand Prix USA 1959, sobre el autódromo de Sebring. Pero no logró ningún auto de la especialidad y tuvo la osadía de presentarse con un midget Kurtis Kraft, animado por el clásico 4 cilindros Offenhauser de 1.700 cm3, transformado para poder carburar con gasolina. Los fórmula I eran de 2,5 litros.

 

Rodger WARD con Phil Hill, paseados a bordo de un descapotable en Sebring 1959, Grand Prix USA.

Hill llevaba el Ferrari Dino 246 nº 5 que calificó 8º de 18 y con el que se retiró tras 10 vueltas con el embrague fuera de uso

(archivo LAT/Holman & Moody en “Motor Sport”)

 

 

 

El simpático midget Kurtis Kraft-Offenhauser de fórmula I, con la suspensión modificada para poder girar en ambos sentidos, llevaba el dorsal nº 1, pero se calificó último y abandonó, sin embrague, en la vuelta 22ª del Grand Prix USA 1959, que ganó Bruce McLaren con su Cooper T51-Convetry Climax nº 9.

Como comenta Mike Lawrence, el que con su midget hubiera batido a un antiguo fórmula I Maserati 250F en Lime Rock (como veremos) no podía ser tomado como referencia.

En 1963 pudo alquilar Rodger un más adecuado Lotus XXIV-BRM V8 del Reg Parnell Racing para el Grand Prix USA, aunque tampoco tendría suerte entonces

(archivos Gérard Crombac y LAT en la obra de Mike Lawrence)

 

   Rodger no estaba loco, aunque lo pudiera parecer. Tenía sus motivos, que explicaría así:  "Bueno, naturalmente ya sabía que llevar un midget a Sebring era una pérdida de tiempo en el aspecto de ganar la carrera o algo parecido. Pero después de ganar con un midget en Lime Rock a un montón de sports, quería desesperadamente hacer carreras ruteras."  ("Well, I obviously knew that taking a midget to Sebring was a waste of time in terms of winning the race or anything like that. But we'd won a Lime Rock in a midget against a bunch of sports cars and I wanted desperately to get in to road racing.")

 

La gesta de Rodger WARD y su midget atómico de fórmula I nº 1 se refleja en esta acuarela.  “Habría hecho cualquier cosa por una oportunidad para ir a Europa, pero, ya sabes, las oportunidades no acuden sólo por sí mismas.”

(acuarelas de Bill Neale, publicadas por "Sports Car International" en 1991)

 

   Aquella apoteósica victoria que recordaban Lawrence y Rodger había tenido lugar en una singular carrera de fórmula Libre celebrada el 25 de Julio de 1959 sobre el difícil y peligroso circuito rutero de Lime Rock (Connecticut). Ward llevaba su viejo midget Brenn de motor Offy 4 cilindros 1,7 l, sin cambio de marchas (1 sola velocidad hacia delante), con neumáticos lisos y los frenos accionados por una palanca situada en el costado exterior izquierdo, como en los racers de medio siglo antes. El midget nº 24 tenía 11 años de edad y mil carreras en sus rodamientos; y no era el único que se presentaba: también Duane Carter, Bert Brooks y Russ Klar estaban allí con sus midgets-Offy. Klar compartió el suyo con Tony Bettenhausen (campeón champ car USAC en título), pero fue Ward quien se llevó el primer premio.

 

   Aquel simpático bólido parecía fuera de lugar al lado de los modernos fórmula I, fórmula II y sports a los que se tenía que enfrentar, llevados por pilotos de la talla de John Fitch (Cooper Monaco), Denise McClugagge (Porsche RS 1,5 l), Paul O'Shea (Bocar X-Corvette 4,6 l), Loyal Katskee (Ferrari Monza), Dick Thompson (Chevrolet Corvette SS 4,9 l), George Constantine (Aston Martin DBR-2 4,2 l ex oficial), Jokko Maggiacomo (Ferrari-Corvette), Bob Colombosian (Lister-Bristol 2,0 l), Gordon MacKenzie (Jaguar C-type 3,4 l), John Grimaldi (Jaguar D-type 3,4 l), Ray Saidel (Jomar-Coventry Climax fórmula II), Lance Reventlow (Cooper fórmula II), Chuck Daigh (Maserati 250F fórmula I ex Fangio) y un joven Pedro Rodríguez (Maserati 300S sport).

 

 

WARD en Lime Rock 1959 con su midget Brenn-Offy nº 24

(Irv Dolin en "Sports Cars Illustrated")

 

   Pero Ward sólo cedería 2 segundos a Constantine en la primera manga. Su midget levantaba las ruedas delanteras en aceleración a la salida de las curvas, pero se quedaba corto en las rectas. Para la segunda le alargaron el desarrollo cambiando las ruedas traseras y batió entonces a Constantine por 4 segundos, tras un excitante duelo rueda con rueda; 3º fue Daigh, seguido de Fitch, Rodríguez y Reventlow. En la tercera manga, Rodger continuó con su impulso irresistible y superó al Aston Martin de Constantine (luego, retirado) y al Maserati 250F del excelente piloto-ingeniero Chuck Daigh, batiendo en carrera el record del circuito (en poder de Constantine), que ya había rebajado en entrenamientos, y proclamándose vencedor absoluto. La clasificación final sería: Ward, Daigh, Rodríguez, Fitch, Colombosian, Constantine, Reventlow…Una impresionante y espectacular demostración de Rodger Ward. [Es cierto que se trataba de la primera vez que Chuck Daigh pilotaba un 250F y que no conocía el circuito, pero también lo es que Rodger era un fuera de serie, asimismo no habituado a circuitos ruteros.]

 

 

 

 

Sin complejos de ningún tipo, el midget Brenn-Offy nº 24 de Rodger WARD encabeza en Lime Rock la ristra de sports, fórmula I y fórmula II, imagen insólita.

Constantine (Aston Martin nº 49) lo adelantaría en la primera manga, pero en la segunda, con el desarrollo alargado, sería WARD quien daría cuenta del Aston Martin (tercera foto).

Luego vemos cómo el midget nº 24 pide paso descaradamente al Maserati 250F Camoradi nº 2 de Chuck Daigh, 2º en la clasificación final

(Irv Dolin y Joel Finn en "Sports Cars Illustrated" 1959 y "Sports Car Iinternational" 1989)

 

   Rodger Ward fue un fuera de serie con un historial repleto de momentos de gloria, pero también sufrió situaciones trágicas, como cuando atropelló y mató a su amigo, el famoso mecánico Clay Smith, en DuQoin, durante el Ted Horn Trophy 1954; o cuando se accidentó en la Indy 500 1955, originando un siniestro múltiple en el que murió el gran Bill Vukovich. Ward pensó retirarse en aquellas ocasiones pero le convencieron de que siguiera, logrando posteriormente, a caballo entre los '50 y los '60, lo mejor de su carrera y retirándose de verdad en 1966, ya cuarentón, cuando su Lola-Offy de John Mecom se rompió demasiado pronto en la Indy 500, clasificándose 15º. Rodger debió pensar que lo mejor quedaba atrás, mientras que prefería que el motor estuviera delante, y que era hora de decir "basta".

 

El Lola-Offy John Mecom nº 26 con el que Rodger se despidió del brickyard en 1966 ya era un monoplaza de motor central trasero y el as que lo pilotaba ya había cumplido 45 años, lo que propició su retirada

(de cgi.ebay.es)

 

   Pero no del todo. Fue piloto de pruebas para los Popular Mechanics Performance Trials, y en 1967 efectuó un ensayo comparativo entre un Aston Martin DB6 y un Mercury Cougar XR7-390 GT en el Circuito International Stardust de 5,0 Km de desarrollo. Y declaró, siempre sonriente:  “Es de lo más agradable llevar a cabo pruebas como ésta. Pude correr a mis anchas por la pista, sin preocuparme de otros competidores.”

 

 

 

Según los datos que nos facilita WARD, el Aston Martin llevaba un 6 cilindros Vantage de 3.995 cm3 con DOHC, 8,9:1 y 3 carburadores Weber, que entregaba una potencia máxima de 325 HP a 5.750 R/mn y un par máximo de 290 libras.pie ~ 40,1 Kg.m a 4.500 R/mn.

Por su parte, las cifras del Cougar eran: V8 de 6.391 cm3, 10,5:1, un Holley de 4 cuerpos, 320 HP a 4.800 R/mn y 427 libras.pie ~ 59 Kg.m a 3.200 R/mn.

Y las cifras obtenidas, cronometradas por Tom Stimson: de 0 a 60 M/h (96,6 Km/h) en 8,1 s para el Aston, 6,1 s para el Cougar.

En la mejor vuelta al circuito: 2 mn 15,5 s ~ 132,84 Km/h con el Aston y 2 mn 20,5 s ~ 128,11 Km/h con el Cougar

(de “Mecánica Popular”)

 

 

El gran Rodger WARD explica que el Cougar tenía la suspensión trasera demasiado blanda, la dirección poco directa y, además, no entregaba bien la potencia por tener la carburación desreglada.  “Había sido conducido con rapidez por una distancia de 3.862 kilómetros hasta Las Vegas, a fin de llegar a tiempo para la prueba, y luego fue sometido a un afinamiento rápido –y posiblemente incompleto–.”

“Creo que hubiera podido recuperar gran parte de esos cinco segundos que perdí con el Cougar, si este se hubiera preparado de manera diferente.”

Tras de lo cual se despide del ensayo filosóficamente:

“En resumidas cuentas, diría yo que, en cuanto a rendimiento y lujo, el Cougar es el auto para el hombre que aspira a poseer un Aston Martin, pero que no cuenta con los medios económicos para comprarlo.”

(de “Mecánica Popular”)

 

   En 1968 fue asesor técnico para el film "Winning", de James Goldstone (la película que despertó la vocación en Paul Newman). También seguía probando autos y sería quien se encargara de guiar un Oldsmobile 4-4-2 como pace car en las 500 Millas de Indianápolis 1970.

 

 

 

Poster de "Winning", dirigida en 1968 por James Goldstone e interpretada por el actor y futuro piloto Paul Newman,

a quien vemos con su fórmula Indy y encarado a su rival, Robert Wagner

(de www.imdb.com, “Cinemanía” y “L’Automobile”)

 

 

 

En 1968, el "Popular Mechanics Magazine" volvió a solicitar sus servicios para que probara el Dodge Charger R/T 426 Hemi 425 HP sobre el circuito Milford de Michigan, y el antiguo campeón nacional de stock car se lo pasó en grande. No tanto, las suspensiones, los frenos y los neumáticos del Charger, que, en manos de WARD, hacía el 0-60 M/h (0-96,6 Km/h) en 6,6 s

(de "Mecánica Popular" en www.mimecanicapopular.com)

 

El Oldsmobile 4-4-2, pace car en la Indy 500 1970, no corría tanto como un roadster champ car, pero, al menos, tenía el motor delante del piloto

(archivo Rich Taylor)

 

   Entre otras actividades, el retirado Rodger Ward ejercería de comentarista de radio y televisión así como de director del departamento de relaciones públicas en el Ontario Motor Speedway de California.

 

Biografía de nuestro hombre, “Rodger Ward: Superstar of American Racing's Golden Age”,

por Mike O’Leary

(en http://www.coastal181.com/nlm-working-April-2005/openwheel-1.htm)

 

   Rodger Ward fue incluído en el Hall of Honor del AARWBA en 1983, en el International Motorsports Hall of Fame en 1992 y en el Motorsports Hall of Fame of America en 1995, y participó asiduamente en eventos de autos históricos hasta poco antes de su muerte en El Cajón, California, el lunes 5 de Julio de 2004, cuarenta y cinco años después de aquella sensacional victoria en Lime Rock

 

 

 

Rodger WARD (1921-2004)

(fotos de Joel Finn e Irv Dolin, publicadas por "Sports Car Illustrated" en 1989

y archivo homepage.lank.net)

 

 

Auto Hebdo Sport: 17 de Julio de 2004

Motor Sport: Agosto de 2004, pg. 17

J.-C. Saldaña (220904)

http://www.aarwba.org/legends.htm

http://www.coastal181.com/nlm-working-April-2005/openwheel-1.htm

Dick Jordan en https://www.mshf.com/hall-of-fame/inductees/rodger-ward.html

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)