INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

CARLO-FELICE TROSSI - TRISTES EJEMPLOS

 

 

 

10808

 

amigos,

 

   hace cien años que nació Carlo-Felice Trossi. Uno de esos buenos pilotos que tienen la mala fortuna de tropiezar con un as superdotado que le arrebata las victorias. Sólo que en este caso fueron al menos diez los ases que hicieron sombra a Trossi.

 

   Consiguió no matarse en una carrera, pero sucumbió a la enfermedad. Y, entretanto, fue viendo desaparecer antes que él a muchos de sus amigos y colegas. Dentro de seis meses se conmemorará el 60º aniversario de su muerte.

 

hastaluego

 

 

 

Carlo-Felice  TROSSI   (1908 – 1949)         Italia  actualizado 310810

 

para Julia M. M.,

que naciò el 1 de Agosto de 1968

 

 

"(...)

y si quiero subir a la alta cumbre

a cada paso espántame en la vía

exemplos tristes de los que han caído."

 

Garcilaso de la Vega

(c.1503-1536)

 

 

   El conde Carlo-Felice Trossi nació en Biella el 27 de Abril de 1908, en el seno de una rica familia dedicada al negocio textil. Interesado por el automovilismo, se inició en las competiciones a finales de los '20 con un Mercedes-Benz SSK, entre otros autos. Hacia 1932 se vinculó a la Scuderia Ferrari como presidente al ser elegido por Enzo Ferrari, que buscaba asimilar el prestigio y la fortuna del joven aristócrata.

 

TROSSI con uno de sus primeros racers (archivo www.fondazionetrossiuberti.it, vía Karino)

 

 

 

 

 

 

 

El Mercedes-Benz 710 SSK roadster del conde TROSSI era un ejemplar excepcional, una especie de pre-batmobile. Felice lo había adquirido en 1930, lo utilizó, lo vendiò y lo volviò a comprar, repítiendo el ciclo varias veces hasta 1949, como para exteriorizar una extraña relaciòn de amor y odio, de fascinación y hastío. Este ejemplar pertenecería a la colección de Ralph Lauren desde 1988 (foto inferior). El motor 6 cilindros SOHC del SSK de serie llegó a los 6,8 l, entregando 170 HP con admisión atmósférica y 225 HP con el compresor soplando, pero el Roadster Trossi tenía una sobre medida de 100 x 150 mm y cubicaba 7.068,6 cm3; compresión 7,0:1, 2 carburadores Mercedes + un compresor Roots, 300 HP a 3.400 R/mn y 70 Kgm a 2.000 R/mn. A pesar de su enorme peso (rondando las 2 Tm), se dice que podía pasar de 230 Km/h (de, http://www.autoleyendas.com/2008/02/mercedes-benz-710-ssk-trossi-roadster.html, Internet y www.prewarcar.com, vía Karino)

 

La fortuna de TROSSI era considerable y le permitía ciertos caprichos, como este reloj cronógrafo Patek Philippe de oro, creado de encargo en 1932 y que se ha vendido recientemente, tasado en 1.100.000 £ (de www.gizmodo.es/2008/05/13/el_gadget_mas_caro_de_la_historia.htmlgizmodo.es, vía Karino)

 

El conde TROSSI, en el centro de la imagen, tiene a la derecha al gran mecánico Giulio Ramponi, y a la izquierda, a otro piloto no identificado y a Enzo Ferrari (de "L'Automobile")

 

   Trossi llegó a ser un gran piloto de estilo fluído y sereno, pero tendría que competir en una época plagada de super-ases ante los que sólo podía resultar un número dos: Varzi, Caracciola, Nuvolari, Chiron, Moll, Wimille, Fagioli, Rosemeyer, Lang, Müller... No obstante, su palmarés es bastante completo. En 1932 lo estrena con la victoria en la Coppa Gallenga, carrera en cuesta de 14 Km disputada en Rocca di Papa, al volante de un Alfa Romeo 2,3 l. Sólo cinco días después repite éxito en la Corsa en Salita Biella/Oropa. Ese mismo año, asociado a Tonino Brivio, Carlo-Felice quedó 2º en La Mille Miglia, tardando con su Alfa Romeo un cuarto de hora más que el de Borzacchini/Bignami, pero aventajando a otros cinco Alfa.

 

Carlo-Felice TROSSI (archivo A. Mallo)

 

Con semblante sereno, TROSSI exprime las posibilidades de su Alfa Romeo P.3 de 2.990 cm3(archivo G. Canestrini)

 

   El año siguiente, 1933, ganó 5 pruebas menores (entre ellas, las Subidas de Pontedecimo/Giovi, GaisBerg y Monte Ceneri) y fue 5º en el Grand Prix de Monaco. Venció también en el Circuito de Florencia (Alfa Romeo 8c 2,6 l MM, ante Bataglia y Fontana y a 71,92 Km/h) y en la Targa Abruzzo, terminando 2º la ascensión al Stelvio con un Alfa Romeo Monza (tras el especialista en subidas Mario Tadini). Pero a mediados de año sufre una amarga experiencia que se repetirá demasiado a menudo a lo largo de su tiempo: es testigo de la muerte de Pierre de Vizcaya, que sufre un estúpido accidente uirbano cuando viajaba en el coche de Carlo-Felice por el Bois de Boulogne de París. La tragedia le acecha y en Septiembre, participando con un Duesenberg Special en el Grand Prix de Italia en Monza (y según la explicación oficial), su motor, un 275 ci preparado por Skinny Clemans, perfora un pistón en la primera manga, dejando un reguero de aceite en la Curva Sud, aceite que sería una de las causas de las muertes de Campari y Borzacchini en la segunda manga; para colmo, en la final también se mataría el conde Czaykowski.

 

En el Grand Prix de Monaco 1933, TROSSI (Alfa Romeo  8c 2.300 Monza nº 32) marca la trazada a los Bugatti Type 51 de Laszlo Hartmann (nº 24) y lord Howe (nº 6). TROSSI se clasificaría 5º, Hartmann sería 8º y Howe se retiraría (archivo Schlegelmilcj & Lehbrink)

 

   No obstante, Didì Trossi sigue compitiendo y mejorando su estilo. En 1934, con un Alfa P.3 o Tipo B es 1º en el Grand Prix de Vichy, ante W. Straight (Maserati) y P. Étancelin (Maserati), en Montreux y en el Circuito de Biella (ante Varzi y Farina), además de 3º en Nice y en La Turbie, y 4º en la Coppa Ciano. Pero, más significativo aún, en el Grand Prix de Monaco firma la vuelta rápida, en el de Francia es 3º (relevado por Moll) y en el de Italia es otra vez 3º, ayudado por Comotti, tras un Mercedes-Benz (de Caracciola/Fagioli) y un Auto Union (de Stuck/Leiningen). Excelentes resultados, entristecidos por las desapariciones, aquella temporada, de Alloatti, Pedrazzini y, entre varios otros, del portentoso Guy Moll, con quien había compartido el Alfa en Montlhéry.

 

Varzi, Chiron, TROSSI (nº 20), primeros volantes de los Alfa Romeo P.3 de la Scuderia Ferrari en 1934, listos para el Grand Prix de l'Automobile Club de France, en el que TROSSI sería 3º, Varzi, 2º y Chiron, 1º (archivo Guzzardi e Rizzo)

 

   Distanciado de Ferrari, 1935 lo dedicó a financiar y construir un original auto de Grand Prix, diseñado por su amigo Monaco Aymini: el monoplaza Monaco-Trossi con motor en estrella emplazado en el morro, que tenía el antecedente del Monaco/Nardi-JAP Chichibio pero que nunca llegó a funcionar bien, por lo que sería un año en blanco para el Trossi piloto, aunque en 1936 se anotará la victoria en la EifelRennen para voiturettes, llegando a meta con un Maserati litro y medio por delante de Omobono Tenni y del príncipe Bira.

 

 

El Monaco-Trossi llevaba el motor en estrella situado en posición de voladizo delantero, como en un avión (archivo "L'Automobile" y de "Thoroughbred & Classic Cars"))

 

TROSSI prueba su avión sin alas Monaco-Trossi en Monza 1935, (archivo A. Mallo)

 

   Vence también en Milano, en la Coppa Ciano (clase veturette, ante Nicholas Embiricos y Luigi Villoresi), en Modena y en el Circuito de Lucca (veturette, anteTadini y Villoresi), siendo 2º en la Coppa Acerbo veturette (tras Seaman con Delage y ante Ruesch con Maserati), 7º en el Grand Prix de Italia y 6º en la Vanderbilt Cup 1936. En la subida al Stelvio fue 2º (con Maserati), tras Tadini (Alfa Romeo) y ante Biondetti (Alfa Romeo). No ha participado oficialmente en las Mille Miglia de esa temporada pero se hallaba en Peschiera como mero espectador cuando se ofreció a ayudar al equipo Brivio/Ongara, cuyo Alfa Romeo 8c 2.900A se había quedado sin batería. Trossi les facilitó iluminación con su potente Packard particular, escoltándolos hasta Brescia a ritmo de carrera.

 

Didì TROSSI con un Maserati 1,5 l (archivo A. Mallo)

 

   También haría, ocasionalmente, pruebas de motonáutica (como Nuvolari o Varzi), pero para entonces su salud empieza a flaquear, y cuando su viejo amigo, el marqués Antonio Brivio, se retira de la competición, Carlo-Felice vuelve a desertar de la Scuderia Ferrari y se compra un Maserati 8CTF con el que, el año siguiente, se anotará las victorias del Circuito di Napoli, Circuito di Lucca (ante Villoresi y Rocco) y Genoa (circuito Superba; ésta con un Alfa 12c-36), siendo 2º en Florencia, 5º en Milano y 8º en el Grand Prix de Italia 1937. En este período tendrá que lamentar las muertes de más compañeros: Desvignes, Steinweg, Heydel, Grafton, Chambost, Lehoux, VonDelius, Fairfield, Hartmann, Marazza, Rosemeyer...

 

Flanqueado por Nuvolari y Brivio, TROSSI es el tercero de pie por la izquierda. Vemos además a Nuvolari y a Johnny Lurani, que, de no ser tan alto, quedaría tapado por la pamela de Hellé-Nice. Y a Chiron, con el pelo perdido y cruzado de brazos... (archivo Miranda Seymour)

 

   En Trípoli 1938, un Trossi aparentemente en plena forma superaba en los entrenamientos a su team-mate Varzi con el renovado y potente Maserati 8CTF, atacando a los Mercedes-Benz W154 favoritos durante los primeros compases de la prueba, alcanzando al leader Herman Lang y logrando la vuelta rápida (a 219,9 Km/h), pero la caja de cambios cedió poco después. En esta carrera se mató Eugenio Siena, atropellado por Farina.

 

   También logró la pole position en la Coppa Ciano, encabezando la prueba ante los Mercedes-Benz de Lang y Caracciola, pero esta vez fallaron los frenos y el motor. Trossi ya se hallaba afectado de una enfermedad incurable, aunque aún se mostraba rapidísimo: en el siguiente Grand Prix llegó a encabezar la carrera en la vuelta 9ª, pero no pudo soportar el esfuerzo físico y tuvo que ceder el volante a Luigi Villoresi, aunque el motor del 8CTF volvería a fallar. En Monza, Didí Trossi se clasificó 5º, pero había recibido ayuda exterior por los problemas de encendido de su Maserati y resultó desclasificado.

 

Con el Maserati 8CTF en la Coppa Ciano 1938 (archivo "Classic & Sports Car")

 

   La temporada 1939 será particularmente cruel, registrando las desapariciones de Aldrighetti, Schell, Villoresi, Pen-Hughes, Catullo Lami, Floyd Roberts, Renzo Cantoni, Jean Bugatti o Dick Seaman. Trossi disminuye mucho su actividad automovilística a partir de entonces y no consigue ningún éxito, salvo un 3er escalón de podio en el Grand Prix de Tripoli 1940 (de nuevo con Alfa-Romeo, tras los de Farina y Biondetti), el año en que desaparecen Marinoni, Mazzotti, Bona, Rose-Richards o Bigalke.

 

TROSSI, con gafas de sol, el Alfetta nº 42 y Meo Costantini (1889-1941) en 1940 (archivo Ed McDonough en http://www.prewarcar.com/read_article.asp?id=1892, vía Karino)

 

Con su Alfetta, su pipa y su gomina (archivo A. Mallo)

 

   Después de la guerra, que le ha privado de tantos amigos y colegas (como Bäumer, Brezzi, Burggaller, Wakefield, Ferrarin, Suttleworth, Hasse, Trémoulet, Benoist, Zanelli, "Williams"..., gotas en el inmenso océano de los 60 millones de víctimas que constituyó el macabro saldo de la contienda), y aunque ya muy afectado por el cáncer que pondría fin a sus días, Felice descuella con los Alfetta, siendo 2º (tras Farina y ante Wimille) en un emocionante Grand Prix de las Naciones de Genève, yobteniendo la victoria en el Gran Premio de Milán y en el Gran Premio de Monza 1946 (ante Varzi).

 

Victoria de TROSSI en el Gran Premio di Milano 1946 con el Alfetta nº 12, a 89,44 Km/h y ante Varzi (nº 2) y Sanesi (archivo Ed McDonough en http://www.prewarcar.com/read_article.asp?id=1892, vía Karino)

 

   La siguiente temporada, el conde entrará 3º en el Grand Prix de Europa y de Bélgica (en Spa, tras Wimille y Varzi) y ganará el Grand Prix de Italia, el 7 de Septiembre de 1947 en el Parco Sempione di Milano, a 113,1 Km/h de media. Esta prueba la organizaba el Automóvil Club de Milán al no estar disponible el circuito de Monza. Trossi fue 2º tras Varzi en la primera manga, y Sanesi ganó la segunda, seguido de Sommer y Farina. En la final, Trossi efectuó una carrera que le llevó a la victoria "con un estilo y una desenvoltura admirables", como señala Giovanni Canestrini, siendo seguido de sus compañeros de equipo Varzi y Sanesi.

 

 

El Grand Prix de Italia 1947 se corre en Milán. Dos Alfa Romeo, sin rivales, ocupan la primera línea junto con el Maserati nº 6 de Villoresi. TROSSI (nº 30) ganará ante Varzi (nº 16) y Sanesi (nº 24). En la segunda fotografía vemos a TROSSI por delante de Varzi, que le sigue de cerca con su Alfetta. Hay que señalar que ante la insolente superioridad de los Alfetta, entre el jefe de equipo y los pilotos se ponían de acuerdo previamente sobre quién debía ganar cada prueba, lo que no resta mérito a las victorias pero representa un fraude menor de cara a los espectadores. Hubo algún piloto, como Nino Farina, a quien sentaba muy mal esa disciplina de equipo; la sufrió en el Gran Premio de Milán 1946 y abandonó la Scuderia Alfa Romeo (archivos Ed McDonough en http://www.prewarcar.com/read_article.asp?id=1892, vía Karino, y Guzzardi & Rizzo)

 

   Trossi parece entonces haber recobrado su mejor forma, pero no se trata sino de la engañosa mejoría que precede al final. En 1948, el 4 de Julio, vence el Grand Prix de Suiza y de Europa en el Bremgarten, la prueba que había vivido, en los entrenamientos, la muerte de los ases Varzi y Tenni y, en carrera, la de Kautz. Sería su última victoria.

 

TROSSI gana en el Bremgarten 1948 a 146,11 Km/h y ante Wimille, que es quien saluda. 3º sería Villoresi, con Maserati (archivo Guzzardi e Rizzo)

 

   Todavía correrá en el Parco Valentino de Torino el 5 de Septiembre de 1948. Se trata del Grand Prix de Italia y Carlo-Felice no ha querido estar ausente. Pero se siente mal y Consalvo Sanesi tiene que relevarle. La carrera la ganará Wimille, ante Villoresi (Maserati) y Sommer (Ferrari). Para el Gran Premio dell'Autodromo di Monza (17 de Octubre siguiente), la amenaza de los Ferrari (Farina, Sommer) y Maserati (Villoresi) se hace cada vez más evidente, contestando la supremacía de los, hasta entonces, intocables Alfetta de Wimille, Trossi, Sanesi, Taruffi... Trossi se halla casi en fase terminal de la enfermedad consuntiva, pero exprimirá sus últimos recursos físicos para marchar 2º. Cuando reposta combustible, Guidotti le ve tan mal que le pregunta si puede continuar. Un agotado Trossi aprieta los dientes, asiente con la cabeza y consigue llevar el Alfetta a la 2ª plaza en la meta, tras Wimille y ante Sanesi. Ya no habrá más carreras.

 

 

En el Grand Prix de Italia 1948 (parque Valentino de Turín), TROSSI sale en primera fila, pero le tendrá que ceder el Alfa Romeo a Sanesi, mientras que la victoria será para Wimille. En la segunda fotografía, un exhausto TROSSI (nº 18, en Monza 1948) asegura a Guidotti que podrá terminar (2º) su última carrera (archivo Ed McDonough en http://www.prewarcar.com/read_article.asp?id=1892, vía Karino, y Burgess-Wise)

 

   El conde se retira a su mansión, apesadumbrado por el recuerdo de sus compañeros caídos antes que él, a los que aún había que añadir a LeBégue, Mazaud, Pesatti y Balestrero. El 26 de Marzo de 1949 se ha matado Adriano Malusardi en Mar del Plata, pero más impactante para Trossi resultó recibir unas semanas antes, a finales de Enero, la noticia de la muerte de otro de los ases que había conocido, admirado y, a veces, superado: Jean-Pierre Wimille. La vida de Carlo-Felice Didì Trossi se extinguiría cien días después, el lunes 9 de Mayo de 1949

 

Carlo Felice TROSSI (1908–1949)

(archivo G. Monkhouse)

 

 

George Monkhouse: pg. 105 (pie de foto)

VonFrankenberg: Der NürburgRing, pg. 89

L´Automobile: Mayo de 1959 (R. Miomandre), pg. 37

Alberto Mallo: Diccionario, pg. 327

Hans Etzrodt y Leif Snellman: The Golden Era of GP Racing 1934-1949 – Drivers

http://www.velocetoday.com/people/people_23.php

Ed McDonough: "Count Felice Trossi" (en http://www.prewarcar.com/read_article.asp?id=1892)

Juan Paredes (201108)

http://www.fondazionetrossiuberti.it/

 

No Mirando a Nuestro DaÑo

(Todos los Pilotos Muertos)