INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

DENNIS TAYLOR - YO ME RÍO

 

 

 

200110

 

amigos,

 

   a mediados del año próximo, Dennis Taylor habría cumplido 90 años de no haber perecido en una prueba de fórmula Junior disputada en Mónaco hace ya casi medio siglo.

 

   Como tantos otros, fue víctima de su afición y del riesgo asumido.

 

hastaluego

 

 

 

Dennis  TAYLOR   (1921 - 1962)                  Gran Bretaña      actualizado 140108

 

 

“¡Sentenciado estoy a muerte!

Yo me río:

no me abandone la suerte

y al mismo que me condena

colgaré de alguna antena,

quizá en su propio navío.”

 

José de Espronceda (1808-1842)

 

 

   Piloto automovilista que se mató en el circuito urbano del principado de Mónaco al volante del Lola-Ford nº 128, durante la carrera de fórmula Junior disputada el sábado 2 de Junio de 1962. Corriendo la 2ª vuelta de la primera manga, el monoplaza se desequilibró al frenar desde unos 120 Km/h tras la salida del túnel, y, derrapando, percutió contra un árbol de la izquierda, rebotando contra otro árbol y la barrera, con consecuencias fatales para Taylor, que se fracturó el cráneo y murió en el sitio.

 

 

Circuito del GP de Monaco en 1962. El Lola-Ford nº 128 de Dennis TAYLOR quedó en este estado tras la triple colisión. En encarte, el rostro del piloto aquel día (de "L'Automobile")

 

   En la segunda manga, el Alexis-Ford de Eric Harris tuvo un accidente en la misma zona, estrellándose contra el murete de protección de la chicane del puerto, aunque, afortunadamente, sin apenas daños personales para el piloto, salvo unas magulladuras en el brazo y el rostro.

 

   El aficionado Dennis Taylor había nacido en Sidcup (Kent) el 12 de Junio de 1921, contando, por consiguiente, 40 años de edad al morir. Debutó con los fórmula III de medio litro en 1951 y en 1957 había participado en las 24 Horas de Le Mans al volante de un Arnott Sports-Coventry Climax FPF 1.098 cm3 nº 39 que compartía con Jim Russell; no pudieron acabar por fallos de encendido que les impidieron completar 47 vueltas.

 

La Arnott Sports era la enésima marca británica de deportivos de pequeña cilindrada, al igual que el Austin-Healey Sprite o los Berkeley, Dellow, Fairthorpe, Elva o Turner coetáneos, así como los más veteranos y singulares HRG, cuyo origen se remontaba a la entreguerra. En 1954, la Arnott presentó este roadster con carrocería en fibra de vidrio y motor de Austin A30 sobrealimentado por compresor. A partir del año siguiente se inscribió en las 24 Horas de Le Mans con un más potente Coventry Climax 4 cilindros 1.098 cm3. El Arnott nº 45 de Le Mans llevaba a Jim Russell y Peter Taylor como pilotos nominales, además de una pléyade de suplentes (Dennis TAYLOR entre ellos, pero también Ivor Bueb, George Thornton, Victor Ridge, Les Leston y la propia promotora del proyecto, Daphne M. Arnott). Al final, no pudo participar porque se accidentó durante los entrenamientos. El año siguiente la marca hizo forfait en la prueba mancelle. Y en 1957 TAYLOR/Russell no pudieron terminar las 24 horas, como sabemos. La Arnott Cars Limited se extinguió oficialmente ese mismo año, habiendo producido en total unos 25 vehículos (de la Enciclopedia Georgano)

 

   En 1959, Dennis Taylor intentó calificarse para el Grand Prix de Gran Bretaña con un Lotus XII-Coventry Climax de fórmula II, pero tampoco lo logró. En cambio, ganó dos pruebas de fórmula Junior en 1960 con un Lola-Austin Speedwell: La Châtre y la EifelRennen.

 

 

En la Coupe Internationale de Vitesse/Challenge Jean Behra 1961, prueba de fórmula Junior compementaria al Grand Prix del ACF en Reims-Gueux, Dennis TAYLOR llevaba su Lola-Ford 997 cm3 nº 90 con el que se clasificó 8º en la carrera a tres mangas que resultó dominada por Trevor Taylor (Lotus-Ford), Tony Maggs (Cooper-BMC), Joseph Siffert (Lotus-Ford), Bernard Boyer (Lotus-Ford) y John Love (Cooper-BMC), además de Bill Moss, Prior y MacKee. Hacía tanto calor aquel 2 de Julio en Reims que Trevor Taylor se hizo verter agua fría en la espalda antes de la tercera manga, mientras se colocaba las gafas (segunda foto). Trevor había ganado las dos primeras (ante Maggs en ambos casos), pero en esta tercera fue 2º, batido por Maggs, quien, por lo visto, soportaba mejor el calor. De todas formas, Trevor Taylor ganó la general por suma de puestos (de "L'Automobile")

 

   En 1962. Dennis Taylor se clasificaría 5º en Oulton Park, 3º en Snetterton y 2º en Goodwood, con lo que mereció la consideración de mejor piloto privado de la fórmula Junior, que en aquellas fechas estaba dominada por el oficial de Lotus Peter Arundell. Fue Arundell quien ganó la carrera fatal para Taylor en su primera manga y en la final, por delante de Mike Spence (Lotus), Bob Anderson (Lotus), Kurd Bardi-Barry (Cooper), Manfredini (Wainer), Geki (Lotus) y Schlesser (Brabham). De los siete, cinco morirían en accidente con posterioridad, lo mismo que Pete Ryan, ganador de la segunda manga previa y 11º en la final.

 

Siguiendo su racha triunfal, Peter Arundell ganó la primera manga y la final del IV Grand Prix Monaco Junior 1962 con el Lotus-Ford nº 88, anotándose de paso el record de vuelta rápída (1 mn 41,7 s ~ 110,24 Km/h), que batía el de Trevor Taylor del año anterior (1 mn 45,3 s ~ 107,52 Km/h) (de "L'Automobile")

 

   La muerte de Dennis Taylor fue, lógicamente, sentida por sus compañeros más próximos, pero no dejaba de tratarse de algo asumible, puesto que desde siempre se había vinculado el automovilismo al riesgo mortal, al igual que el toreo. Aunque, por definición, los autos de carreras son los de mayor seguridad activa (por su mejor estabilidad, maniobrabilidad, capacidad de aceleración, poder de frenada), eran los propios pilotos los que despreciaban los obvios elementos de seguridad pasiva, ya utilizados en la aviación desde hacía décadas, como los arneses de retención, los roll-bars, los extintores integrados en el cockpit o las estructuras deformables para absorber amortiguadamente la energía cinética tras una colisión. Incluso los cascos realmente protectores de impactos craneales. Hasta los '50 en USA y los '60 en Europa, dichos elementos no fueron obligatorios, Es decir, con medio siglo de retraso. Por último, la sustitución de los bellos aunque peligrosos circuitos ruteros o urbanos por los modernos autódromos con escapatorias, zonas ralentizadoras y barreras amortiguadoras, ha ahuyentado el fantasma del drama en las carreras de monoplazas, aunque la extirpación absoluta de todo riesgo sea imposible y aún tengamos que asistir a siniestros de resultados tan dolorosos como el que costó la vida a Henry Surtees (1991-2009).

 

Henry Surtees, de 18 años e hijo del gran John Surtees, falleció el 19 de Julio de 2009 sobre el circuito de Brands Hatch al ser alcanzado en la cabeza por una rueda desprendida del fórmula II de Jack Clark, accidentado ante él (de EuroSport en www.marca.com)

 

   Precisamente, el único circuito a la antigua usanza que sigue vigente en la actualidad es el trazado urbano de Monte-Carlo en el principado de Mónaco, donde se mató Dennis Taylor

 

 

 

 

 

 

Trazado del circuito urbano de Monte-Carlo (Mónaco) en 1929, 1972, 1976, 1998 y 2009, con pocas variaciones durante 80 años y desarrollos entre 3.180 m y 3.367 m (de la Fondation Prestige Bugatti, "Autopista", "L'Année Automobile", la obra de Rainer W. Schlegelmilch y Helmut Lehbrinck, "Auto Hebdo Sport" e Internet)

 

 

Dennis TAYLOR (1921-1962)

(archivo Steve Small, vía G. A. Engels, y de "L'Automobile")

 

 

La Prensa: 3 de Junio de 1962

La Nación: 3 de Junio de 1962

L’Automobile: Julio de 1967, pg. 89

Arritokieta (121198)

Dominique Pascal: pg. 222

G. A. Engels (91002)

The Nostalgia Forum: 17 de Marzo de 2003 (Doug Nye)

El Correo: 25 de Mayo de 2007 (J. M. Cortizas), pg. 73

http://wildsoft.ru/drv.php?l=T&id=195905062

 

No Mirando a Nuestro DaÑo

(Todos los Pilotos Muertos)