INICIO BIOGRAFÍAS PUBLICADASABREVIATURASBIBLIOGRAFÍAENLACESCONTACTO

   

 

 

CONSTANTIN M. CANTACUZINO SU TIEMPO TERMINÓ

 

 

 

260408

 

amigos,

 

   El príncipe Cantacuzeno, como era conocido en España, fue uno de los mejores aviadores de la Historia, aunque también destacó en otros deportes.

 

   Murió hace medio siglo.

 

hastaluego

 

 

 

Constantin M.  CANTACUZINO   (1905 – 1958)  Rumanía/España       200804 actualizado 151215

 

para la enigmática

MaríaJosé

 

 

"Roland sent bien

que son temps est fini.

Il s'est couché sur un tertre escarpé,

face a l'Espagne."

 

["Roland siente

que su tiempo está acabado.

Se ha acostado sobre un otero escarpado,

de cara a España."]

 

Chanson de Roland: laisse CLXXV (siglo XI-XII)

 

 

   Piloto motociclista, automovilista y aviador, el príncipe Cantacuzino nació en Bucarest el 11 de Noviembre de 1905, hijo de Mihail Cantacuzino y de Maria Rosetti. Los Cantacuzino, originarios de Bizancio, emigraron a Rumanía en el primer tercio del siglo XVII, instalándose en Walaquia y Moldavia, y su apellido se reproduce con variaciones ortográficas: Cantacuzen, Cantacuzène, Cantacuzeno, Cantacuceno...

 

El palacio de los CANTACUZINO en Bucarest. Actualmente se halla reconvertido en museo

(© SIHSS, Patrick Houda & Birger Nordmark, 2004, publicada en web.comhem.se, vía Karino)

 

Bâzu  CANTACUZINO de niño, con su madre y su hermana

(foto archivo Dan Antoniu, publicada en un artículo de Tudor Vasile)

 

   Nuestro Constantin, familiarmente conocido como  "Bâzu",  fue desde muy pronto un  enfant terrible,  extraordinariamente dotado para los deportes que requieren coordinación, reflejos, determinación, resistencia y fuerza, al igual que Porfirio Rubirosa (1909-1965), Charly Menditeguy (1915-1973), Enrique Díaz Sáenz-Valiente (1917-1956), Óscar Caprotti (1923-2003), Alfonso de Portago (1928-1957) o Moisés Solana (1935-1969). Gente físicamente excepcional, que brilló en varias disciplinas.

 

   Cantacuzino destacó en la hípica, el tenis (campeón nacional), el hockey sobre hielo (capitán del equipo rumano en el campeonato mundial de Milán 1933)... Se dedicó desde niño al ciclismo y al motociclismo (campeón 1934 de los Balcanes), que alternaba con el automovilismo; en esta última especialidad logró un record entre Bucarest y París. Por entonces era un atleta de 185 cm y 85 Kg, y, también, un play-boy, como es natural. En 1934 recibió la medalla de honor de la Unión de Federaciones Deportivas de Rumanía.

 

Capitán del equipo rumano de hockey durante el campeonato del mundo 1933, Constantin es el tercero por la izquierda, el más alto

(archivo web.comhem.se, vía Karino)

 

   Pero la auténtica vocación de Constantin fue la aviación. Inscrito en una escuela de vuelo en 1933, obtiene muy pronto la licencia, que le servirá para quedar como uno de los grandes pilotos de todos los tiempos. Dotado de forma natural, no le hacen falta muchas horas de vuelo para realizar raids, romper records y ser autor de acrobacias imposibles.

 

   En 1939 queda 1º en un certamen de acrobacia aérea; en 1941 está empleado en la empresa nacional de transporte aéreo LARES (Linûle Aeriene Române Exploatate de Stat), pero en Julio se alista para encuadrarse en la 53ª Escuadrilla de Caza, donde pilota un Hawker Hurricane Mark I. Su país es aliado de las potencias del Eje Berlín-Roma (y Tokio), y Constantin se verá obligado a enfrentarse a la aviación soviética. En Octubre anota en su haber 4 derribos seguros y 2 probables. Pero luego es reservista y vuelve a la aviación civil, a la LARES.

 

Algunos de los aviones utilizados por CANTACUZINO:

Caudron Typhon de rallies y raids,

Potez 56 de transporte de pasajeros,

Hawker Hurricane Mark I de caza,

Fleet-Kinner de acrobacia

(dibujos de Teodor Llviu Morojanu en web.comhem.se, vía Karino)

 

 

Con otros oficiales; CANTACUZINO es de nuevo el más alto

 (archivo Victor Nitu)

 

   En 1943 se integra en el 7º Grupo de Caza, donde dispone de un Messerschmitt Me bf.109, y para el 5 de Agosto puede reivindicar 27 derribos, con lo que ya es el máximo as de la caza rumana y se le concede la Cruz de Hierro de 1ª clase. Unas semanas después causa baja por enfermedad y no se reincorporará a la aviación militar hasta Febrero de 1944.

 

 

 

Dos de los Bf.109 utilizados por Constantin.

El segundo es un 109G que lleva en la deriva la marca de 40 victorias

(archivos Victor Nitu, vía Karino, y www.mundohistoria.org)

 

   El 6 de Junio de 1944 logra derribar un North American P-51 Mustang. Es nombrado comandante del 9º Grupo de Caza.

 

 

Constantin, acompañado de su mecánico sargento Bâsckă en Agosto de 1944, cuando llevaba contabilizados 38 derribos.

En la segunda foto, el score ha subido a 42

(archivos web.comhem.se, vía Karino, www.mundohistoria.org y ww2aircraft.net)

 

Otros tres Messerschmitt Bf.109 utilizados por CANTACUZINO durante la guerra.

En el último transportó a Italia, en un arriesgado vuelo, a un teniente coronel norteamericano

(dibujos de TML, archivo Tudor Vasile)

 

   A partir del 23 de Agosto de 1944, Rumanía abandona la alianza con el Eje y se pasa a los aliados democráticos. El objetivo de la aviación militar rumana es ahora defender a la población de los bombadeos nazis.

 

 

 

Constantin  Bâzu  CANTACUZINO estrecha la mano del teniente coronel James Gunn, cuya vida protegió cuando era prisionero de guerra en Rumanía y al que evacuó hasta Foggia con este Me Bf.109  "americano".

Para el viaje de vuelta le facilitaron un Mustang. CANTACUZINO se adaptó rápidamente a este poderoso caza y poco después asombraba con cabriolas y acrobacias a los colegas de la USAAF

(archivo Paul Sihvonen-Binder, en web.comhem.se, vía Karino, y www.mundohistoria.org)

 

   En una última misión, el 25 de Febrero de 1945 Cantacuzino parte a interceptar una formación de Focke Wulf Fw 190F; le escolta otro as rumano, Traian Dârjan, que cuenta en su haber 11 victorias. Bâzu consigue derribar un Fw 190, pero luego son abatidos ambos pilotos, resultando muerto Dârjan.

 

   Como piloto de caza durante la II Guerra Mundial, Bâzu Cantacuzino conseguiría, en 608 misiones, 56 victorias confirmadas más 13 probables (53 y 16 en otra fuente). Para mayor detalle sobre su curriculo en la guerra, se recomienda un artículo de “Aleksandr Nevski” “Constantin Cantacuzino, el Mayor As Rumano”, en

http://www.mundohistoria.org/temas_foro/segunda-guerra-mundial-personajes/constantin-cantacuzino-mayor-.

Más una colección de fotos en https://www.youtube.com/watch?v=baLtM6o4z9U.

 

 

 

Imágenes de In Memoria Aviatorului Constatin M. Cantacuzino”

(en https://www.youtube.com/watch?v=baLtM6o4z9U)

 

   En la postguerra su situación se hace incómoda. Cuando es expropiado de todos sus bienes y los de su familia (que ya había sido parcialmente expropiada en 1921), un Bâzu arruinado y abandonado por su esposa se exilia, recorre Europa, se instala en Italia y recala definitivamente en España, donde se le conocerá como  príncipe Constantino Cantacuzeno  y donde se ganará la vida con arriesgadas exhibiciones acrobáticas a los mandos de su Bücker Jungmeister Bü-131 (motor Siemens de 7 cilindros en estrella y 160 HP) de matrícula EC-AEX, minúsculas ruedas en el tren de aterrizaje y deriva suplementaria en el timón de cola.

 

La Bücker Bü-131 del príncipe CANTACUZENO

(dibujo de  Julio Toledo, publicado por "Avión" en 1964)

 

Foto de CANTACUZENO dedicada en español en 1954

(archivo González-Betes)

 

   En 1957 consigue una Bü-133 de matrículas YR-BIZ y EC-AEX a la que hace instalar en Madrid un motor Lycoming de 275 HP y rematriculará EC-AMO, con la que seguirá ofreciendo sus espeluznantes acrobacias a los ávidos de experimentar los  frissons  que no se atreven a obtener arriesgándose ellos mismos.

 

La Bücker Bü-133 YR-BIZ de  Bâzu,  antes de instarle el motor Lycoming

(archivo critcalmass, vía Karino)

 

 

El príncipe CANTACUZENO y su acrobacia favorita

(archivo Victor Nitu y caricatura y foto publicadas en "Avión" en 1964)

 

   Su especialidad era una peligrosa maniobra, el vuelo invertido a menos de cinco metros del suelo, antes de parar el motor, enderezar el aparato por su inercia y tomar tierra. Así, cuando el lunes 26 de Mayo de 1958 surgió la noticia de su muerte, se especuló con un accidente (porque las facultades físicas, por prodigiosas que sean y aunque sus poseedores no lo quieran admitir, disminuyen con la edad). Pero la verdad es que Constantin  Bâzu  Cantacuzino murió en un hospital madrileño, enfermo del hígado y del estómago

 

 

 

CANTACUZENO haciendo de las suyas en Cuatro Vientos 1954.

La foto en color corresponde a un posterior émulo del príncipe

(de we.comhem.se, vía Karino, archivo González-Betes y del multimedia "In the Air", en Internet)

 

 

El vitalista  Bâzu CANTACUZINO

(archivo critcalmass, vía Karino)

 

Constantin M. CANTACUZINO (1905–1958)

hacia 1914 y en 1954

 

 

Avión: Agosto de 1964, pg. 268

González-Betes: 1958-7

Tudor Vasile: "Constantin `Bâzu´ Cantacuzino - Printul Asilor"

J.-C. Saldaña (31203)

Victor Nitu: www.elknet.pl/acestory/cantacuzino/cantacuzino.htm

www.hobby.ro/roarmy/aviatia/ cantacuzino%20bizu/bizu.htm

critcalmass (311207): [http://warandgame.wordpress.com/2007/12/31/constantin-bazu-cantacuzino/]

 Constantin M. “Bâzu” Cantacuzino - The Adventerous Prince [http://web.comhem.se/~u87152366/PrinceCantacuzinobiography.htm]

J. Paredes (250408

Aleksandr Nevski en http://www.mundohistoria.org/temas_foro/segunda-guerra-mundial-personajes/constantin-cantacuzino-mayor-rumano

Liga Militarilor Profesionisti: “In Memoria Aviatorului Constatin M. Cantacuzino” en https://www.youtube.com/watch?v=baLtM6o4z9U

 

 

No Mirando a Nuestro Daño

(Todos los Pilotos Muertos)